Inicio / Decoración / Ideas y Trucos / Cómo limpiar un sofá de piel

Decoración

Cómo limpiar un sofá de piel

por Patricia Álvarez Creado en 8 de mayo de 2020
© GettyImages-1098285846

Tener un sofá de piel le dará un toque elegante y moderno a tu salón y seguramente será el elemento estrella en la decoración de esta habitación, aunque es una pieza que necesita unos cuidados y un mantenimiento especial. Además, si se acaba manchando necesitarás actuar rápido y utilizar los productos adecuados para eliminar las manchas y volver a dejar tu sofá como nuevo. Estos son todos los trucos para limpiar un sofá de piel correctamente.

Tanto si lo que quieres es aprender a hacer un correcto mantenimiento y limpieza de tu sofá de piel porque quieres que te dure lo máximo posible, como si lo que necesitas es saber cómo quitar una mancha en concreto, estás de enhorabuena. En este artículo te daremos todos los trucos y consejos para limpiar un sofá de piel, así como los productos indicados para no estropearlo y eliminar cualquier tipo de mancha al momento y sin dejar rastro.

Video por Patricia Álvarez

Eliminar manchas en un sofá de piel

Cuando descubrimos una mancha en nuestro adorado sofá de piel, lo más lógico es recurrir a los clásicos productos antimanchas que usamos para la ropa. Sin embargo, hay veces que, dependiendo de cómo sea la mancha, este tipo de limpiador haga el efecto contrario y lo único que consigamos es que la mancha sea cada vez más visible.

Esto ocurre, por ejemplo, con las manchas de tinta sobre sofás de piel de color claro. Para eliminarlas lo que tenemos que hacer es aplicar sobre la mancha un poco de vaselina o de aceite de ricino con un paño suave y dejar actuar durante unos minutos. A continuación, retiramos el producto poco a poco con el mismo paño. La mancha habrá desaparecido por completo.

Si las manchas son de rotulador, ela mejor solución para eliminarlas será la leche desmaquillante que utilizamos en nuestra rutina de belleza (pero siempre que sea en formato leche, no agua micelar ni jabonoso). Tan solo tendremos que aplicar un poco de leche desmaquillante sobre la mancha con un paño limpio y frotar hasta que desaparezca del todo.

Si las manchas que tiene tu sofá son del uso, lo mejor es utilizar un huevo para eliminarlas, siempre y cuando se trate de un sofá de color claro. Coge una clara de huevo y bátela a punto de nieve. Aplica sobre la mancha y con un paño comienza a frotar hasta que dejes la zona limpia.

En el caso de las manchas de comida o bebida, lo mejor para limpiarlas son las toallitas de bebé. Como están especialmente diseñadas para cuidar las pieles más delicadas, no contienen ningún ingrediente agresivo para la piel del sofá y son muy efectivas para eliminar cualquier tipo de residuo.

Es importante que limpies las manchas lo más rápido posible, y que no las dejes durante días, ya que cuanto más tiempo pase, más difícil será eliminarlas totalmente.

Descubre: Más de 40 trucos para casa que simplificarán tu vida
Trucos para casa DIY © iStock

Cómo recuperar el brillo de tu sofá de piel

En el mercado existen también muchos productos específicos para recuperar el brillo en los artículos de piel, pero si lo que buscas es un remedio casero, aquí te proponemos dos que nada tienen que envidiarles.

Talco: aplica un poco de talco sobre un paño y comienza a frotar bien por todo el sofá. Después, mezcla dos partes de trementina y una de cera de abeja y aplícala con otro trapo. Espera unas horas a que se seque. Por último, pasa un paño seco y verás como ha recuperado todo el brillo.

Vinagre blanco: diluye un poco de vinagre blanco en agua y aplica por el sofá con un paño. Una vez seco tenemos frota el sofá con un algodón mojado en aceite de lanolina y deja actuar un día.

Mantenimiento de un sofá de piel

Todas las semanas pasa la aspiradora para que no se acumule polvo ni suciedad sobre la tapicería ni en los recovecos del sofá. También puedes quitar el polvo con un plumero y limpiar con un cepillo suave toda la superficie de cuero.

Una vez al mes límpialo con algún tipo de producto especial para el cuidado de la piel, para evitar que pierda el brillo y la intensidad de color original.

Cada 6 meses aplica algún tipo de crema nutritiva para sofás de piel o límpialo a fondo con un jabón neutro o similar.

No expongas el sofá directamente al sol para evitar que pierda el color y disminuya su intensidad y pigmentación.

Si tienes algún tipo de calefacción en casa, coloca el sofá al menos a 50 centímetros de distancia de la fuente de calor para evitar accidentes y que la piel se vaya debilitando por las altas temperaturas.

Y además:
Cuidado y limpieza del cuero: 5 consejos para un buen mantenimiento
¡Adiós al desorden! Muebles para que tu hogar rebose de equilibrio y encanto
Test: ¿Qué mueble de la casa te representa?
Tendencias en lámparas e iluminación para un hogar de diseño
Trucos para elegir un buen sillón

por Patricia Álvarez