Inicio / Decoración / Ideas y Trucos / Elegir una pintura

Decoración

Elegir una pintura

por El equipo editorial Creado en 26 de marzo de 2008

¿Quieres transformar el salón? Con un brochazo de pintura, todo es posible. De acuerdo, la sección de pintura es inmensa y la variedad interminable… He aquí nuestros consejos para ayudarte a encontrar la pintura que más te conviene.

¿Quieres transformar el salón? Con un brochazo de pintura, todo es posible. De acuerdo, la sección de pintura es inmensa y la variedad interminable... He aquí nuestros consejos para ayudarte a encontrar la pintura que más te conviene.

¿De qué está compuesta una pintura?
De un aglutinante, goma, resina o aceite.
De un disolvente que liquida el aglutinante: alcoholes, esencias, esteres, cetonas e hidrocarburos. Al ser volátil, se evapora en el aire y de esta manera permite que la pintura se endurezca. Algunos disolventes se deben manipular con mucha precaución, ya que son inflamables o tóxicos. No se deben confundir con los diluyentes (aguarrás), lo cuales sirven para liquidar la pintura.
De un pigmento colorante que proporciona el color de la pintura.
De aditivos. Se suele tratar de “cargas” (talco, mármol, silicio, etc.) que proporcionan a la pintura de textura, de secantes que aceleran el proceso de secado o de plastificantes que mejoran la flexibilidad. Son los responsables de las texturas mates, brillantes o satinadas, del tiempo de secado, del efecto protector y de la conservación.

Los 3 tipos de pintura
Las pinturas vinílicas son las llamadas "primeras de gama " que hoy en día se sustituyen por pinturas acrílicas.
Las pinturas acrílicas son las pinturas al agua que contienen un aglutinante de resina sintética y una cantidad mínima o ningún disolvente. Se pueden utilizar sobre diferentes materiales, en cualquiera de las habitaciones de una casa, tanto en paredes exteriores como interiores y pueden recubrir superficies pintadas, de papel pintado o de tela de vidrio. Se secan en menos de una hora y son casi inodoras, fáciles de aplicar y mantener (son lavables), por lo que ofrecen gran resistencia. Las pinturas más utilizadas hoy en día son las acrílicas.
Las pinturas gliceroftálicas son pinturas de aceite (principalmente de lino) mezcladas con resinas sintéticas y contienen disolventes dañinos para el medio ambiente. He aquí la razón por la que estas pinturas están siendo destronadas por las pinturas acrílicas. Otras desventajas: son difíciles de aplicar, tienen un olor intenso (prepárate para airear bien la estancia) y el tiempo de secado es bastante largo (de 6 a 12 h). Sin embargo, estas pinturas proporcionan un acabado satinado o lacado de alta calidad, son más resistentes y tienen un acabado más liso.

Medio ambiente
La mayoría de las pinturas gliceroftálicas contienen disolventes cuyos componentes volátiles dañan el medio ambiente ¡y al que aspira los olores!
Las pinturas acrílicas se consideran menos agresivas. Algunas incluso cuentan con un label ecológico: el Ecolabel europeo, lo cual significa que estas pinturas no contienen metales pasados (cadmio, plomo, mercurio, arsénico) y que la concentración de disolventes hidrocarburos es mínimo.

Restos de pintura
No arrojes los restos de pintura por el fregadero o el inodoro, ya que pueden dañar los sistemas de depuración. Para informarte de los puntos de recogida de este tipo de productos, llama al ayuntamiento.

Elegir el acabado
Para los techos y los dormitorios, las pinturas mate dan un aspecto íntimo y, sobre todo, disimulan las irregularidades de la pared. Para el salón, pasillos y cuarto de baño, elige un acabado satinado. Cuidado con las pintura brillantes, ya que acentúan las imperfecciones. En cuanto a los colores, la variedad es impresionante. Desde los más clásicos hasta los más high tech, los tonos pueden combinarse al gusto de cada una para todo tipo de estilos.

Calcular la cantidad de pintura necesaria
Divide la superficie que quieras pintar (en m² por el rendimiento por litro de la pintura que hayas escogido. Multiplica el resultado por el número de capas que se deban aplicar. Calcula un poco más de pintura, ya que el rendimiento inscrito en los botes no siempre es muy fiable. Asimismo, si compras más de un bote, verifica que el número de lote es idéntico. Evitarás diferencias de tinte.

Atención Cuanta más resina contenga una pintura, el resultado será más brillante. Sin embargo, si es rica en pigmentos, más mate.