Inicio / Maternidad / Bebés y niños / Educar en equivalencia de sexos puede prevenir la violencia de género

© Getty
Maternidad

Educar en equivalencia de sexos puede prevenir la violencia de género

Sara Hormigo
por Sara Hormigo Publicado en 11 de abril de 2014

Prevenir la violencia de género tanto en las aulas como en casa es esencial para que los niños crezcan en un ambiente de igualdad. El Colegio Brains apuesta por una serie de pautas que va a poner en práctica de la mano del Instituto de la Mujer en el proyecto Escuela de Filósofos, dirigido a niños de entre 5 y 12 años con el objetivo de recuperar los principios perdidos a través del diálogo y la formación.

En el primer trimestre de 2014 el número de víctimas por violencia de género asciende a 17 en España, según el Observatorio de la Violencia de Género. La iniciativa Escuela de Filósofos, puesto en marcha por el Colegio Brains, en colaboración con el Instituto de la Mujer, nace con el objetivo de luchar contra esta lacra social con la prevención desde las aulas. La Escuela de Filósofos está dirigida a niños desde los 5 hasta los 12 años y pretende recuperar los principios perdidos a través del diálogo y la formación en competencias.

© Getty

“Los alumnos de Educación Infantil y Primaria no son conscientes del significado de ninguno de estos dos conceptos. Saben de la violencia contra las mujeres, pero no saben cuál es su origen, en qué se fundamenta esa violencia, qué la promueve o cómo evitarla. Suponen que el tratamiento para niños y niñas debe ser equivalente, pero no conceden importancia moral a este tema, porque no viven las consecuencias de ese desequilibrio”, asegura Sergio Díez, impulsor y coordinador de la Escuela de Filósofos.

Los expertos recomiendan los siguientes consejos como prevención de la violencia de género en nuestros hijos:

1. Observar y escuchar: prestar atención al lenguaje y expresiones que utilizan para nombrar los géneros y qué actitudes muestran.
2. Destruir prejuicios: atacar con una pregunta como, ¿por qué? Y éste acaba autodestruyéndose.
3. Pulir las ideas válidas que tengan: debemos hacerles entender que las generalizaciones inducen a error.
4. Implicar a los niños en las labores del hogar.
5. Compartir la información que llega a nuestros hogares para crear un hábito de conversación y contrastar opiniones.
6. Ser valientes y comprender nuestras propias limitaciones en cuanto a género.
7. Limitar su acceso a estimulos nocivos: diseñar un acceso sensato a los contenidos televisivos y tutorizarlo.
8. Jugar con ellos a juegos universales: juegos que no necesiten roles definitivos y que no pasen de moda.
9. Dar ejemplo es esencial.
10. Vigilar y no perder de vista el camino educacional. Hacerles ver y comprender la realidad de nuestro entorno.

Puede interesarte...

por Sara Hormigo