Inicio / Maternidad / Concepción / Cómo puede afectar una mala dieta a la fertilidad

Maternidad

Cómo puede afectar una mala dieta a la fertilidad

por Elvira Sáez Creado en 8 de noviembre de 2019
Cómo puede afectar una mala dieta a la fertilidad© Unsplash

Comer mal perjudica a la salud de forma generalizada y, de forma más específica, puede afectar negativamente a la fertilidad. Te explicamos por qué.

En la actualidad, los niveles de fertilidad se han reducido. En concreto, los últimos estudios estiman que en los países desarrollados un 15-20% de las parejas tienen dificultades para lograr el embarazo tras un año de intentarlo. Las causas son variadas, desde la edad para concebir, que ha aumentado en los últimos años, hasta el estilo de vida. Dentro de este último apartado, la alimentación es un factor importante a tener en cuenta, en el que nos centraremos a continuación.

Video por Carla Dominguez

Está demostrado que una correcta alimentación por parte de los dos miembros de la pareja y otros hábitos saludables como la práctica de deporte y la reducción o eliminación del consumo de alcohol y tabaco, es beneficioso para la fertilidad. En este sentido, la recomendación es dar prioridad a las verduras, las frutas, las legumbres, el pescado y otros alimentos no procesados.

El estudio Nurse´s Health Study (NHS) II llegó a la conclusión de que las mujeres con una dieta nutritiva rica en frutas y verduras, hierro y grasas saludables, tenían unas tasas de infertilidad de un 66% menos que las personas que no llevaban una dieta insana. Las personas que llevaban una mala dieta, además, tenían más riesgo de infertilidad por otras causas como la edad o el IMC. Tanto es así, que las personas que se alimentaban bien reducían este riesgo en un 27%.

Alimentos que afectan negativamente a la fertlidad

Ultraprocesados azucarados: el consumo excesivo a través de bebidas azucaradas y otros alimentos ultraprocesados como la bollería o las galletas, se ha relacionado con un descenso de la fertilidad en la mujer, así como la calidad del semen del hombre. Lo mejor es reducir su consumo tanto para esto como para la salud en general. La recomendación de la OMS es reducir el consumo de azúcar al 5% de la ingesta calórica diaria, es decir, unos 25 gramos. Lo ideal sería obtener el azúcar a través de la fruta y no de alimentos ultraprocesados, que además de esto incluyen otros ingredientes poco recomendables para la salud como las harinas refinadas, los aceites de mala calidad y otros aditivos.

Alimentos ricos en grasas saturadas: su consumo excesivo no es recomendables para la salud en general, pero además, se ha relacionado con un descenso de la calidad del esperma. Esta grasa se encuentra en los embutidos, el bacon, los quesos y las carnes muy grasas. Lo ideal es elegir carnes magras como el pollo, el conejo y el pavo y reducir el consumo de cerdo, ternera o cordero.

Carne roja: a pesar de que esta es rica en hierro, lo cual es esencial para la concepción, el consumo de excesivo carne roja se ha relacionado con un descenso de la fertilidad. Lo más recomendable es evitar las carnes procesadas como los embutidos o las salchichas, no abusar de la carne roja y priorizar otros alimentos que contengan hierro como los berberechos, las lentejas o los garbanzos. Si además se acompañan con alimentos ricos en vitamina C (brócoli, kiwi, pimientos, naranja...) su absorción será mayor.

Alimentos beneficiosos para la fertilidad

El consumo de verduras, frutas, legumbres, frutos secos y pescado se ha relacionado con beneficios para la fertilidad y para la salud en general. Conviene tener en cuenta los siguientes nutrientes:

Folatos: el ácido fólico está relacionado con beneficios en la etapa de preconcepción. Una investigación ha demostrado que las mujeres que tomaron 400 microgramos de ácido fólico al día durante 3 meses tenían un 26% más de posibilidades de quedarse embarazadas que las que no lo hicieron, que tenían un 10%. No obstante, antes de tomar suplementos lo ideal es consultar con el médico.

Además, hay que tener en cuenta que esta vitamina es esencial para prevenir problemas congénitos graves del tubo neural y que el cierre de este ocurre entre los días 22 y 28, momento en el que muchas mujeres aún no saben que están embarazadas. Por lo tanto, es recomendable tomar folatos por lo menos 3 meses antes del embarazo para que la madre tenga los niveles adecuados.

Grasas saludables: las grasas poliinsaturadas, tales como el omega 3, se han relacionado con una mejora de la fertilidad tanto en hombres como en mujeres. El aceite de oliva virgen extra (mejor en crudo), los frutos secos, los pescados (sin abusar del pescado azul por sus niveles de mercurio), el marisco y los moluscos.

Descubre: 80 alimentos para favorecer la fertilidad
80 alimentos para favorecer la fertilidad © iStock

Y además:
Verdades y mentiras sobre la fertilidad
Test: ¡quiero tener un bebé! ¿Cuánto sabes sobre fertilidad?