Inicio / Cocina / Cocina internacional / Todo sobre las zanahorias

Cocina

Todo sobre las zanahorias

por mvega Publicado en 4 de abril de 2008

¿Qué es? ¿Una verdura, una raíz o una fruta? Sea lo que sea, cruda o cocinada, salada o con azúcar, la zanahoria es el ingrediente principal de nuestros primeros purés, después, de nuestros regímenes y, por último, de nuestras tartas de la categoría "Te sorprendo". ¿Por qué no ir más allá de la simple zanahoria rallada?

¡Entra en el universo de la zanahoria!

La zanahoria, una raíz de color naranja, es una de las verduras más consumidas en España. Gracias al azúcar natural seduce a los niños y se utiliza tanto en recetas saladas como azucaradas. Sí sí, lee nuestras recetas de zanahorias

En las fruterías

La temporada de zanahorias se extiende desde otoño hasta verano, es decir ¡todo el año! Especialmente ricas en enero-febrero, después zanahoria nueva en marzo-abril. Si el verano es caluroso y el otoño suave, las zanahorias de enero son muy azucaradas, una auténtica delicia.
Existen zanahorias de muchas variedades y tamaños. Los puristas prefieren las finas pero sabrosas que se venden enteras en mata.
Atención, las matas de zanahorias se pueden reciclar en sopas o jugos. ¡No las tires!.

En la cocina...

Crudas
Con frecuencia se sirven ralladas en ensalada y son incluso más ricas con calabacín crudo o nuez de coco fresco rallado. También se pueden cortar en rodajas, forma sorprendente, y cambiar la típica ralladura. Asimismo, se pueden marinar en un poco de aceite de oliva y zumo de limón y tomarlo como aperitivo oriental.
Los pequeños bastoncitos de zanahoria para untar el guacamole, el tzatziki y otras salsas son muy corrientes y contienen menos calorías que las tortillas o los palitos de pan como aperitivo.
Y si tienes una licuadora, el zumo de zanahoria es excelente por las mañanas.

Cocidas
En tortas de verduras (como patatas y calabacines), en purés, en ñoquis, en patatas rebozadas, flanes, soufflés, con queso de Parma, en sopas y cremas, fritas, en empanadillas de hojaldre, salteadas, en juliana o macedonia... ¡La zanahoria se presta a todo tipo de recetas!

Versión azucarada
El pastel de zanahoria es muy corriente en los países anglosajones, sorprendente pero realmente delicioso. Asimismo, nos podemos imaginar un sorbete de zanahoria con miel y pasas, natillas, o flanes de zanahoria...

Buenos compañeros

Hierbas

menta, cilantro, perejil, estragón, tomillo

Especias

comino, curry, cardamomo, jengibre, canela

Quesos

munster, reblochon, quesos de pasta dura (gruyère, comté)

En azúcar

nuez de coco, miel, pasas, ciruelas, higos, albaricoques, manzana

En aliño

zumo de limón, zumo de naranja, vinagre balsámico, vinagre de sidra, aceite de nuez, aceite de avellana

Carnes, etc.

Agradables, son el acompañamiento perfecto para las carnes, aves, pescados, caza y se mezclan con cualquier verdura sin problema.

¡Trucos de zanahoria!

Al caldo caldo

Un caldo o caldo para pescado siempre contiene una cebolla picada, clavo, una zanahoria cortada en trozos y algo de guarnición. Se trata de un ingrediente "básico".

Marchitas o reblandecidas

Déjalas en remojo en agua fría durante algunas horas. Se rehidratarán y se volverán crujientes.

Pisto y boloñesa menos ácidos

Añade media zanahoria picada, liberará azúcar que calmará la acidez del tomate.

Ración de vitaminas asegurada

No peles las zanahorias, ráscalas con un cepillo. Como la mayoría de las frutas y verduras, las vitaminas están en la piel.

Fibra y digestión

La fibra de las zanahorias es amiga del intestino. Crudas, favorecen la digestión; cocidas la calman...

Con niños

Generalmente se empieza por dar purés de zanahoria a lo bebés porque el gusto azucarado les gusta y porque no es agresivo para el intestino.


Receta superfácil: zanahorias asadas
Cortar 6 zanahorias en bastoncillos y mezclarlos con 1 cuchara sopera de aceite de oliva, tomillo o cilantro molido, pimienta y sal gorda. Colocar en un plato apto para hornos y cocinar durante 1 h a 180°C removiendo a media cocción. Resultado: bastoncitos de zanahorias encurtidos y delicadamente perfumados... ¡una pura golosina!

Receta de belleza:
La zanahoria es rica en caroteno (provitamina A), una molécula que lucha contra la agresión de los radicales libres y combate el envejecimiento de la piel. Reacciona con los rayos uva del sol y pigmenta la piel. Por lo tanto, para decir adiós a ese tinte blanquecino de invierno y obtener una piel luminosa, opta por el régimen de la zanahoria. En particular 3 semanas antes de vacaciones para preparar al cuerpo para que “capte” lo mejor del sol. Cuidado... deben ser frescas si no habrán perdido parte de las vitaminas, minerales y nutrientes. Asimismo, cuidado con las pastillas enriquecidas en caroteno, a veces contienen demasiado y el color naranja no gusta a todo el mundo...

Zoom en nutrición y salud:
Comer una zanahoria a mediodía no es la solución para adelgazar. Por una parte, porque no es suficiente y, por otra, porque la zanahoria contiene azúcar, lo que "llama" a más azúcar y crea hiperglucemia (aumento del nivel de azúcar en sangre) y después hipoglucemia (disminución rápida del nivel de azúcar en sangre) por lo tanto: bajones, fatiga... Resumiendo, más vale comerla con otros alimentos en el contexto de un “régimen”.

Ahora que eres una experta en zanahorias, sólo tienes que cocinarlas. Haz clic para ver nuestras recetas de zanahorias.

por mvega

Puede interesarte