Inicio / Maternidad / Concepción / Las mejores posturas sexuales para quedarse embarazada

Las mejores posturas sexuales para quedarse embarazada

Publicado por Redacción enfemenino
Publicado en 27 de junio de 2016

Cuando tomas la decisión de tener un bebé el vínculo entre tu pareja y tú se hace todavía mayor. Tienes que tomarlo como un paso más en vuestra relación y sobre todo, mirar el lado más positivo de este proyecto en común: ¡aumentarán considerablemente vuestras relaciones sexuales! Aquí tienes las más eficaces.

Por supuesto, no puedes supeditar el placer de tus relaciones sexuales al hecho de querer tener un bebé. Es más, el estrés podría hacerte más complicada la tarea. Sin embargo, si lo que quieres es averiguar qué posturas sexuales son las mejor aconsejadas para quedarse embarazada rápido sigue leyendo.

Aunque actualmente no existe ninguna postura oficial que se considere más adecuada para quedarse embarazada, sí que podemos aconsejarte cuáles son mejores para que la penetración sea más profunda y el esperma no se pierda por el camino. Tristemente, y a pesar del mito, las mujeres no tenemos por qué tener un orgasmo para quedarnos embarazadas... Así que, por el momento te vamos a proponer unas cuantas posturas sexuales "no oficiales" que pueden ayudarte a quedarte embarazada o simplemente, ¡experimentar!

El misionero

También es considerada como una de las posiciones más románticas porque, al contrario que en otras posturas, tu chico y tú tenéis un contacto visual completo, podéis ver vuestras expresiones, disfrutar de las miradas... ¡Perfecto para "hacer un bebé"! Pero, claro está, que no son razones suficientes para considerar la postura del misionero como una de las mejores para quedarse embarazada.

Cuando las chicas nos tumbamos boca arriba, la vagina se inclina hacia el cuello uterino echando una mano de esta forma al esperma que trata de llegar a los óvulos. Te recomendamos que para una mayor elevación pongas una almohada debajo de tus caderas.

Esta postura puede ser considerada de las más monótonas pero de las más recomendables para quedarte embarazada y sobre todo, si llevas ya un tiempo intentándolo. Pero aquí no acaba todo, a continuación te vamos a mostrar algunas de las variaciones de la postura del misionero... ¡A practicar!

El triángulo ardiente

A simple vista puede parecer una postura muy similar a la anterior pero en realidad es una variante de la postura del misionero con alguna que otra diferencia. El hombre se pone a cuatro patas. Esta posición permite dar mas espacio entre las caderas de la mujer y el pene; lo que permite una mejor penetración.

De hecho, esta postura es muy diferente a la clásica del misionero porque es la mujer la que lleva el peso del trabajo meciéndose hacia atrás y hacia delante. Esto supone más esfuerzo para las chicas, pero asegura una penetración mucho más profunda.

El Rock n' Roller

Se trata de otra variante del misionero. La postura inicial es, al igual que la del misionero, la mujer boca arriba y el hombre frente a ella. A nosotras nos gusta especialmente esta postura, sobre todo por su nombre: Rock n' Roller. En esta posición la mujer está tumbada sobre su espalda con las piernas estiradas hacia arriba, como si fuera a rodar hacia atrás mientras que el hombre está de rodillas. Se trata de una de las mejores posiciones para quedarse embarazada. Además, ayuda a elevarse al hombre usando sus rodillas al mismo tiempo que realiza la penetración, por lo que es una de las más cómodas y eficaces... ¡Es perfecta!

El perrito

Cambiando de estilo proponemos ahora la postura del perrito o, para las más conservadoras, "a cuatro patas".
Te preguntarás por qué esta postura es recomendable para ayudarte a quedarte embarazada. Primero, permite una penetración profunda para que el esperma esté lo más próximo posible al cuello del útero. Segundo, gracias a la inflexión de la mujer, el útero está mejor preparado para recibir el esperma.No es una postura tan romántica como la del misionero pero sin duda, ¡es más divertida! Si crees que el perrito no es para ti, no te preocupes porque tenemos más opciones...

La montaña mágica

La postura de la montaña mágica es una variación de la postura del perrito, pero con la ventaja de que puede ser mucho mas cómoda para nosotras. Pero, esta postura necesita algo de preparación previa. Hay que construir vuestra montaña de cojines particular para que no haya ningún imprevisto en el momento de la acción.

Para esta postura la mujer se tiene que arrodillar apoyándose sobre los cojines mientras el hombre, arrodillado también, se coloca detrás suya poniendo sus piernas por fuera de las de ella. Una buena idea puede ser poner pocos cojines para que la chica se tenga que inclinar más y mejorar así la posición del cuello del útero. Con este método, tu pareja te abrazará por detrás mientras que a la vez te penetra... ¡una de las posturas más románticas!

La osa mayor

Otra de las posturas recomendables es la de la osa mayor. Con ésta ejercitarás sobre todo tus brazos y abdominales, así que además de practicar sexo, podrás mantenerte en forma. Es una de las mejores posturas para maximizar la penetración y estar seguro de que la mujer tiene una buena inclinación.

Para poder conseguir esta posición, las chicas nos tenemos que apoyar sobre el borde de la cama, por lo que el tronco, las caderas y las piernas estarán suspendidas en el aire (ayudadas por la sujeción de nuestro chico). Nosotras sujetaremos parte de nuestro peso sobre los brazos y los hombros, mientras que ellos se colocarán detrás y entre vuestras piernas. Con sus manos nos ayudarán a subir las caderas, penetrándonos desde atrás.

La cuchara

Esta es una de las posturas que te permitirá relajarte a la vez que lo pasas bien con tu chico, algo fundamental cuando estás tratando de quedarte embaraza. La postura de la cuchara es muy fácil. Tanto tu chico como tú estaréis tumbados sobre la cama y hacia el mismo lado los dos. Él te abrazará por detrás rodeándote con tu cuerpo y la penetración será por detrás... ¡Una postura excelente para estar relajados y daros cariño!

La penetración no es tan buena como con otras posturas pero muchas veces el método de la relajación y de estar a gusto con tu pareja es más eficaz que cualquier postura sexual.

La encerrona

Las diferencias entre la postura de la encerrona y la de la cuchara es muy sutil pero tiene una gran diferencia. En la postura de la encerrona la mujer debe abrir un poquito las piernas y alrededor de estas se colocan las piernas del chico. Esto quiere decir que es una forma cómoda para el hombre (y si la mujer así lo quiere) de jugar con el clítoris, para hacer la posición más entretenida.

La pausa

Podríamos decir que técnicamente esta postura es como la de la cuchara, pero con alguna pequeña variación. Se trata de ponerse de lado y frente a frente uno con otro. Esta es una de las mejores si te gusta disfrutar cara a cara con tu pareja mientras mantienes relaciones sexuales. Esta postura puedes practicarla incluso cuando estés a mitad de la relación sexual, puede resultar como un momento de calma y cariño para los dos.

Con la postura sexual de la pausa los dos estaréis tumbados de lado y con las piernas entrelazadas presionando tu pecho contra el suyo... ¡Es una de las posiciones más románticas y relajadas que existen!

La pendiente

La postura sexual de la pendiente no es un nombre común pero nosotras preferimos llamarla así para que resulte más fácil entenderla. Como hemos visto en algunas posturas anteriores cuanto más inclinada esté la vagina, el cuello del útero estará en mejor posición y esto aumenta las posibilidades de quedarte embarazada. Podemos decir que esta postura también es una de las mejores consideradas para la penetración.

La chica se tumba boca arriba con las piernas abiertas mientras el chico se sienta frente a ella entre sus muslos, cogiendo sus caderas para colocarlas sobre su regazo... ¡El contacto visual será total! Si tu chico es lo suficientemente flexible será capaz de besarte mientras que practicáis esta postura. Si no es así, igualmente sigue siendo una postura muy romántica.

El delfín

La postura del delfín es una para las que necesitas ser bastante flexible. Puede requerir un poco más de esfuerzo pero su inclinación será máxima, lo que es buenísimo para beneficiar el quedarse embarazada. Para la postura del delfín, las mujeres tienen que hacer prácticamente ¡el puente!, manteniendo el cuello y los hombros sobre la cama y apoyándose con las manos en los muslos del hombre; quien estará de rodillas frente a ella sujetándola por las caderas para poder hacer la penetración más profunda.

De primeras, puedes pensar que es una postura complicada, pero es mucho más fácil de practicar de lo que parece.
El hombre estará de rodillas entre las piernas de la chica cogiendo sus caderas y elevándolas en el aire. Comprobarás como la penetración es mucho mayor. Si tu pareja y tú sois atrevidos, podéis pasar al siguiente nivel, es decir, que la chica no apoye los pies en el suelo y los deje en el aire. Probablemente, no podréis aguantar mucho en esta posición ya que entre otras cosas, puedes acabar un poco mareada.

La mariposa

La postura de la mariposa es la última de las posturas sexuales que te ofrecemos para ayudarte a quedarte embarazada y con ésta... ¡No hace falta que estés en el dormitorio para poder practicarla!

La postura de la mariposa es también una de las ideales para una mayor penetración. La mujer estará tumbada boca arriba sobre una superficie plana y elevada. Puedes practicarla en la cama pero el mejor sitio donde poder llevarla a cabo es una superficie más alta como por ejemplo, una mesa.

El hombre, de pie, se colocará frente a ti poniendo tus piernas sobre sus hombros. Las chicas por tanto podemos apoyar las manos y los brazos sobre la superficie haciendo un poquito de fuerza para ayudar a elevar nuestras caderas. Mientras, ellos nos empujarán de la parte inferior del trasero para una mayor elevación. Para esta postura es necesario estar en forma y tener fuerza en los abdominales ya que que requiere un poco de esfuerzo pero... ¡te aseguramos que vale la pena practicarla!


​Y además:
Posturas para hacer el amor durante el embarazo
Infértiles y activamente sexuales, ¡sí, se puede!

Puede interesarte

Comentarios