Inicio / Maternidad / Embarazo / Ignaz Phillip Semmelweis, el salvador de las madres

© Google
Maternidad

Ignaz Phillip Semmelweis, el salvador de las madres

por Redacción enfemenino Publicado en 14 de agosto de 2014
271 compartidos

Si no eres profesional del mundo de la medicina quizá no sepas de quién te estamos hablando pero las madres de hoy en día tienen mucho que agradecer a Ignaz Phillip Semmelweis. Este médico húngaro de origen alemán guarda tras de sí una historia fascinante. Consiguió disminuir de forma drástica la muerte por sepsis puerperal entre las mujeres que daban a luz en las salas de parto gracias a sus recomendaciones de higiene. ¿Quieres conocer su historia?

Semmelweis nació en Hungría en 1818 y a mediados de siglo comenzó sus prácticas como obstetra en el Hospital General de Viena. Al parecer el índice de mortalidad de las madres atendidas por médicos en este centro era diez veces mayor que en los asistidos por comadronas. Semmelweis tuvo claro que la diferencia estaba en los realizados por las segundas, ya que éstas tomaban la precaución de lavarse las manos cuidadosamente antes de atender los partos.

Ignaz Phillipp Semmelweis © Google

Ante la insistencia de Semmelweis a los médicos con ser cuidados con la higiene y lavar con agua clorada sus manos antes de entrar en la sala de partos, éste fue marginado e incluso atacado por la mayoría de sus compañeros bien, por no asumir que ellos eran los causantes de las muertes de tantas mujeres, o bien por no dar relevancia a simples parteras o comadronas. Uno de sus mayores detractores fue su superior, el doctor Klein. Este tenía su propia teoría acerca de este problema basada en la brusquedad de los exámenes vaginales por parte de los estudiantes hasta incluso, la nacionalidad de los mismos. Ésto dio lugar a que Klein expulsara a 22 de sus estudiantes, aunque no fue la solución ya que el índice de mortalidad no bajaba.

En 1846 Semmelweis instaló un lavabo en la entrada de la sala de partos y obligaba a lavarse las manos a todos los estudiantes antes de atender un alumbramiento, pero a Klein no le gustó nada la idea y finalmente, decidió prescindir de él en su equipo.

El final del doctor alemán no es muy feliz y es que para probar su teoría frente a sus detractores terminó muriendo en un asilo a los 47 años a causa de una infección que él mismo se provocó cortándose con un escalpelo contaminado. Años después, Louis Pasteur publicó la hipótesis microbiana, mientras que Joseph Lister propagó la práctica quirúrgica higiénica a todas las especialidades médicas. Semmelweis actualmente es conocido en el mundo de la medicina por ser pionero en antisepsia y prevención de la infección nosocomial, y es conocido con el seudónimo de "El salvador de las madres". Todo nuestro respecto hacia él.

Puede interesarte...

por Redacción enfemenino 271 compartidos

Puede interesarte