Inicio / Maternidad / Bebés y niños

Maternidad

Leche de crecimiento: 5 respuestas a las preguntas que se hacen todas las madres

por María Viéitez Creado en 9 de octubre de 2019
Leche de crecimiento: 5 respuestas a las preguntas que se hacen todas las madres© GettyImages

Tu bebe crece sin que te des cuenta: ya ha soplado su primera vela, está en proceso de destete y ya tiene sus propias preferencias en cuanto a al comida. Pero, ¿qué pasa con la leche? Si ya no amamantas a tu bebé, seguramente hayas pensado en probar la leche de crecimiento. ¿Para qué sirve? ¿Qué contiene? ¿Cuáles son las cantidades indicadas?

Lo más normal cuando una madre decide destetar a su bebé es que se plantee qué alimentos son más adecuandos para su adecuado desarrollo. El destete es una fase muy delicada tanto para la madre como para el niño, un periodo de adaptación en el que nuestro pequeño tiene que habituarse a comer los primeros alimentos siempre, por supuesto, con nuestra ayuda.

La leche de crecimiento acompaña el desarrollo del niño después del año de edad, sirviendo de continuación de la leche materna y de antecedente de la leche de vaca A continuación encontrará las respuestas a algunas de las preguntas más frecuentes de las madres, para saber todo lo que hay que saber sobre la leche de crecimiento.

Leche de crecimiento, ¿qué es?

La leche de crecimiento es un alimento específicamente formulado para satisfacer las necesidades nutricionales de los niños a partir del año de edad (y, aproximadamente, hasta los tres) especialmente en lo que se refiere a proteínas, vitaminas y minerales.

Lo que la hace especial y diferente a la leche de vaca es su composición, que se ajusta al aparato digestivo poco dsesarrollado del niño. huelga decir quea mendida que el pequeño crece, su organismo se desarrolla con él hasta que es capaz de procesar alimentos más complejos.

¿Cuándo empezar a dar leche de crecimiento?

La leche de crecimiento puede ser introducida en la alimentación de los niños a partir de los 12 meses. A esa edad, la dieta del bebé ya es variada y la leche ya no es el alimento principal, por lo que la leche de crecimiento debe ser un complemento a una dieta variada y equilibrada para satisfacer las necesidades nutricionales del niño en crecimiento.

A la edad de un año, los niños no se están quietos: se mueven, gatean, se ponen de pie, se pegan a los muebles. Por lo tanto, la leche de crecimiento es ideal para esta etapa de la vida del bebé. Dado que no existe una legislación específica que regule su contenido, debes asegurarte de escoger una leche de crecimiento de alta calidad con ingredientes cuidadosamente seleccionados y procesada de la mejor manera para que satisfaga las necesidades nutricionales de tu bebé.

¿Cuál es la diferencia entre la leche de crecimiento y la leche de vaca?

La diferencia más significativa es que la leche de crecimiento tiene un menor contenido proteico que la leche de vaca. Está especialmente formulado para satisfacer mejor las necesidades nutricionales del niño en la fase de 1 a 3 años. Además, la leche de crecimiento es una fuente de hierro, un mineral muy importante ya que contribuye al desarrollo cognitivo normal del niño, y vitamina D, que es esencial para el desarrollo normal de los huesos del niño. Por otro lado, aporta elementos importantes como los ácidos grasos esenciales, el calcio y las vitaminas.

¿Cuáles son las dosis recomendadas?

La cantidad recomendada es de 2 botellas al día, una para el desayuno y otra para la merienda, lo que corresponde a unos 500 ml de leche de crecimiento. Por supuesto, la cantidad no debe ser impuesta, sino adaptada a los hábitos alimentarios y a las necesidades específicas de cada niño, siempre escuchando la opinión de su pediatra. Y no solo eso, es esencial, en primer lugar, escuchar las peticiones y necesidades de su hijo: no hay reglas estrictas a seguir, excepto la de respetar los ritmos y tiempos naturales del bebé.

¿Cuál es la diferencia entre la leche de crecimiento líquida y en polvo?

La leche líquida de crecimiento es especialmente práctica cuando viaja o camina con su bebé, pero una caja de leche en polvo dura más tiempo. La elección de uno u otro es sobre todo una cuestión de necesidades, aunque también de hábitos.

Video por Elvira Sáez
María Viéitez
María es redactora digital y de contenidos de actualidad en enfemenino, y tiene claro que la comunicación es lo suyo. Seducida por la lectura, la escritura y las ganas de …