Inicio / Ocio / Viajes / Un paseo por los cementerios más bonitos del mundo

Ocio

Un paseo por los cementerios más bonitos del mundo

por Patricia Gonzalez Creado en 9/10/18 a las 11:00
Un paseo por los cementerios más bonitos del mundo

Hemos de admitir que hablar de cementerios no suele ser lo más alegre. Para muchas personas un camposanto es el destino final del viaje, pero para mucha gente solo es un lugar de paso en el que explorar una nueva forma de turismo que año tras año no para de crecer. Ahora que se acercaHalloween, ¿qué tal un paseo entre tumba y tumba?

Aunque visitar cementerios por placer puede ser visto por muchos como cosa de gente siniestra y extraña, la verdad es que la afición por hacer turismo en las necrópolis de una punta a otra del mapa no para de crecer.


La vuelta al mundo de cementerio en cementerio

Desde los verdes prados de Asturias hasta las costas soleadas del Caribe, algunos cementerios se han convertido en verdaderos museos al aire libre, testigos de la historia del lugar y de las personas que lo habitan. Mas allá de los bloques de hormigón, por todo el mundo hay recintos que inspiran, más que miedo, paz y tranquilidad. ¿Qué te parece hacer un pequeño recorrido?

Para empezar nuestra visita guiada no hay que irse muy lejos de nuestro país. El cementerio de La Almudena ofrece tours por el recinto donde, además de la arquitectura y la botánica, descansan grandes personajes de nuestra historia nacional como Tierno Galván, Pablo Iglesias, Pasionaria, Pío Baroja y estrellas del calibre de Lola Flores o Lina Morgan.

No mucho más lejos podemos encontrar el Cementerio de Luarca, en Asturias. La excelente ubicación de este camposanto hace que, sin duda, sea uno de los cementerios más bonitos. Ubicado justo frente a la costa, el lugar inspira una gran tranquilidad. Luarca es uno de los lugares más fotografiados ya que, a pesar de ser el lugar donde van a descansar los muertos, su entorno entre montañas y mar, dan un toque melancólico inigualable.


Preciosos cementerios cerca de España

Cogiendo un avión nos podemos plantar rápidamente en Italia,Francia o Londres. Empezando por el país de la pasta, en Génova encontramos el cementerio de Staglieno. Lo que hace verdaderamente especial al cementerio son las esculturas y obras de arte. Situado sobre una colina y fundado en 1851, es uno de los cementerios mas grandes de Europa. Tal es su belleza que incluso hay una copia del Panteón de Agripa.

A falta de uno, en Francia hay dos cementerios que deberías conocer. El primero se encuentra en Colleville-sur-Mer, el cementerio Americano de Normandía. El nombre no es por casualidad, ya que justo junto a las playas del desembarco que tiene el mismo nombre, a las orillas del escenario más decisivo de la II Guerra Mundial, se encuentra este cementerio. Este camposanto es un memorial para el recuerdo de todos los soldados estadounidenses que murieron en Francia durante el conflicto.

La segunda recomendación es el cementerio Père-Lachaise, en Paris. Su fama reside, precisamente, en los habitantes que en él se encuentran.Grandes celebridades como el escritor Oscar Wilde, el cantante Jim Morrison o el Pintor Delacroix, descansan entre sus muros. Su belleza es tal que los visitantes son capaces de abstraerse del verdadero uso de estas tierras, haciendo que los propios parisinos lo usen como un parque donde pasear y leer.

En Londres también podemos descubrir la belleza de Highgate. Uno de los rincones mas maravillosos que oculta la urbe, inaugurado a mediados del siglo XIX. Karl Marx, Michael Faradat o los hermanos de Charles Dickens son algunos de sus residentes. En 1980 fue recuperado por los propios vecinos, después de que la naturaleza se abriera paso entre las tumbas y lapidas.


Vámonos un poco más lejos

El Antiguo cementerio Judío es uno de los principales atractivos turísticos de Praga. La capital de la República Checa se caracteriza por el overbooking que tiene, donde las tumbas prácticamente se acumulan unas sobre las otras, mientras que la naturaleza hace su trabajo llenando de musgo las lápidas. Aunque no se sabe cuanta gente hay enterrada ahí, sí que se sabe que se uso desde el siglo XV hasta 1787, estimando que puede haber alrededor de 100 mil judíos.

El cementerio Central de Viena, en Austria, es el segundo mas grande de Europa, justo por detrás del de Hamburgo. Son casi 2,5 km cuadrados lo que ocupa este lugar donde más de 3 millones de personas descansan por la eternidad. Entre ellas podemos destacar a grandes músicos del calibre deBeethoven, Salieri, Schubert o Strauss.

Quien diga que los cementerios tienen que ser un lugar triste es porque no ha visitado el Cementerio Alegre de Sapantza, en Rumanía.La aldea rumana no nos presenta un cementerio como los que estamos acostumbrados a ver y es que lo que esconde es una verdadera sorpresa llena de color. Las tumbas están decoradas con vistosas pinturas naíf y epitafios que, de forma poética, describen la vida de las personas que fallecieron. La muerte no es más que una invitación a la vida entre estas 800 lápidas.


Saltando el charco

Si tienes la opción de viajar, en el otro lado del mundo también hay cementerios que cambiaran tu forma de verlos.

Argentina tiene el Cementerio de La Recoleta, en Buenos Aires. Dentro del barrio con el mismo nombre se encuentra esta obra de arte.Entre los callejones y mausoleos donde están sepultados algunos de los personajes más ilustres de Argentina, puedes dar un paseo apreciando la arquitectura parisina que impera en este entorno. Si consigues llegar a la rotonda central podrás apreciar la escultura de Cristo.

La Habana, en Cuba, aloja la Necrópolis Cristóbal Colón, con 57 hectáreas de superficie. Es posible que lo primero que se te pase por la cabeza al pensar en Cuba no sea visitar un cementerio, pero si tienes la oportunidad, no te pierdas este monumento nacional plagado de esculturas y obras de arte increíbles. Nada más entrar hay una escultura de mármol de Carrara que impacta por sus dimensiones y, a partir de ese momento, lo mejor es pasear viendo las grandes mansiones coloniales de los dueños, pero en pequeña escala.

En Norteamérica te guardamos dos propuestas. El primero de ellos es considerado una rareza y se encuentra en Nueva Orleans, Estados Unidos. El cementerio de Saint Louis no tiene a sus residentes bajo tierra, sino que se les entierra en criptas de forma que parece una ciudad de muertos.

Por último, no podía faltar el Cementerio Nacional de Arlington, en Virginia. En una gran extensión de tierra se encuentran enterrados veteranos de todas las guerras, desde la Guerra de Independencia hasta conflictos más actuales. En este lugar de culto para los más patriotas no puedes perderte la tumba de Kennedy, la del soldado desconocido ni ninguno delos monumentos que alberga.

Puede interesarte:

Los 25 cementerios más bonitos e impresionantes del mundo
¿Visitar el cementerio es bueno para superar el duelo?
Cómo gestionar la muerte de un ser querido

Patricia Gonzalez
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …
Puede interesarte