Inicio / Ocio / Entretenimiento / 10 claves para entender y triunfar en Snapchat (sin necesidad de ser un Millennial)

Ocio

10 claves para entender y triunfar en Snapchat (sin necesidad de ser un Millennial)

por El equipo editorial Creado en 4 de mayo de 2016

Adentrarse en el universo del fantasmita con fondo amarillo no es tan complicado. EN SERIO.

Video por Patricia Álvarez

Snapchat es la red social de la que todo el mundo habla y la que probablemente te hace sentir fuera del siglo XXI, como todos esos youtubers que a tantos nos cuesta comprender la clave de su éxito. En un mundo dominado por las últimas tendencias que dejan de serlo en cuestión de semanas, esta app ha sabido capturar a la perfección la esencia de las necesidades de los jóvenes de hoy en día para hacer algo diferente que desbanque a otras redes como Facebook o Twitter. ¿Quieres saber cómo funciona? Keep calm, instálatelo en tu móvil y síguenos, que empezamos con nuestro curso acelerado CCC de Snapchat para dummies en 10 sencillos pasos.

1. No es nada que ya conozcas

Efectivamente, Snapchat no se parece a nada. No es Twitter, no es Facebook, no es Instagram... Tal vez porque no es similar a nada cuesta engancharse al principio, ya que su uso no es especialmente intuitivo, pero ese es parte de su atractivo. Y es que aquí (por norma general), por su punto extra de dificultad para generaciones analógicas y por su constante oda al selfie, uno no se encuentra a sus padres, a sus jefes o a sus profesores, y eso da mayor libertad al usuario para deshinibirse y sentirse libre de publicar lo que quiera sin ojos que reprueben al otro lado de la pantalla.

2. Inmediatez fugaz

Otra de las claves para quitarse definitivamente la vergüenza es que en Snapchat las publicaciones en el muro solo duran 24 horas y los mensajes privados se "autodestruyen" al leerlos o verlos (en el caso de fotos y vídeos). De esta forma, es mucho más fácil mostrarse a uno mismo. Total, ¡Solo van a verte así unos segundos!

Tal vez por eso muchos famosos se hayan rendido a esta app, especialmente las celebrities más jóvenes... Aquí tienes una lista de famosos con Snapchat a los que puedes seguir, desde Justin Bieber a Selena Gomez pasando por grandes actores como Jamie Foxx.

Descubre: 10 claves para entender y triunfar en Snapchat

3. Cómo conseguir ¿followers? en Snapchat

Snapchat no va de followers, no va de ver a quién le sigue más gente, así que olvídate de la presión por ser la más influyente del mundo. Para seguir a alguien basta con escanear con el móvil su código (los puntos negros sobre lo amarillo que rodea al fantasma) o introducir su nombre de usuario en la app. Una vez hecho esto hay varias posibilidades:

  • Que esa persona te acepte y ambos podáis ver vuestras respectivas publicaciones.
  • Que no te añada pero tenga el perfil abierto y puedas ver sus publicaciones (como suelen hacer los famosos o los medios de comunicación) pero no escribirle por privado.
  • ​Que no te añada, tenga el perfil privado y no puedas tener acceso a lo que publica. Fin de la cita.

En cualquier caso, puedes dedicarte a contar cuántos amigos tienes, pero realmente lo interesante es ver cuántas personas ven tus snaps, algo que puedes ver de forma particular en cada una de las fotos o vídeos que subes. Eso da una idea de cuánta gente está pendiente de tus movimientos.

4. Adiós vergüenza; ríndete a los selfies

En Snapchat no importa el valor artístico de tus fotos o lo bien que salgas en ellas. Como decíamos, tiene muy poco que ver con Instagram, donde se premia eso precisamente. Ocurre lo mismo con la información, nadie quiere datos curiosos o noticias: para eso ya existe Twitter. Aquí importa más el ingenio, la diversión y la espontaneidad. A nadie le va a impresionar la foto de una playa preciosa en la que estés pasando las vacaciones, pero si en esa playa incluyes unos cuantos emojis, algún filtro divertido o una frase ingeniosa, ahí estarás entendiendo mejor esta app.

Dentro del ingenio que se quiere potenciar, los selfies juegan un papel imprescindible. Tanto es así que snapchat ofrece diferentes filtros si mantienes pulsada la pantalla antes de lanzar una foto, con lo que te puede salir un arco iris por la boca, te puedes convertir en un ratoncito o hacer intercambio de caras con tus amigos. Estos filtros van variando cada día. Este es de hecho el gran acierto de esta app que consigue que la imagen de cada uno de nosotros con estos filtros se viralice incluso en otras redes. Muy recomendable además para personas tímidas a las que les da apuro hacerse un clásico selfie o para aquellos que se han hecho ya tantos que buscan algo más sorprendente.

Descubre: 10 claves para entender y triunfar en Snapchat

5. Entretenimiento puro y duro

Snapchat no es arte, no es trascendente, no va a cambiar el mundo... Pero es divertido. Mucho. Porque en Snapchat se trata de reírse un poco de todo (y lo primero, de ti misma), encontrando la faceta más original de ti y explotándola. No le busques una utilidad más allá de pasar un buen rato haciendo (un poco) el tonto y viendo cómo lo hacen los demás.

Si te cuesta exponerte, siempre puedes fotografiar lo que hay a tu alrededor y darle un punto cómico, o usar filtros que te tapen la cara, o simplemente entretenerte manteniendo conversaciones en privado con quien quieras usando emojis muchísimo más divertidos que los del Whatsapp. Por cierto, hay algo más, diferentes medios de comunicación (Buzzfeed, MTV, Daily Mail, CNN, National Geographic...) publican cada día historias curiosas con las que también te puedes entretener y que puedes compartir con tus contactos (pero no en tu tablón).

6. Trofeos, la clave para motivarse

Otro acierto de Snapchat es premiar la usabilidad de la misma mediante trofeos que no sirven absolutamente para nada pero que aún así queremos conseguir. Según se usa la app, se van desbloqueando trofeos que hacen aumentar la puntuación de tu perfil (algo que tampoco sirve para nada pero nos hace sentir MUY BIEN). Estos trofeos se consiguen normalmente a través de mensajes privados que mandas a otros usuarios con los que has conectado. Si quieres saber cómo conseguir unos cuantos, aquí tienes unas ideas:

  • Emoji huevo frito: por mandar un Snap entre las 4 y 5 de la mañana (truco: si no quieres esperar, cambia la franja horaria de tu móvil).
  • Emoji demonio: se consiguen al hacer pantallazos de snaps de tus amigos, y hay tres trofeos (te suben de categoría según los pantallazos que hagas).
  • Emoji linterna: al enviar 10 Snaps con el flash frontal encendido.
  • Emoji piruleta: al enviar 1 Snap pintado con 5 colores o más (aumentas de categoría según vayas mandando).
  • Emoji lupa: por mandar 10 Snaps de foto con el zoom al máximo.
  • Emoji mono: al enviar un Snap de vídeo sin audio.

Conseguir estos trofeos ayuda a subir la puntuación general, pero más allá de eso y de la satisfacción personal... De poco sirven.

7. Tener éxito depende de ti

Mientras que en otras redes sociales nos volvemos locos por conseguir followers, aquí el éxito de Snapchat viene medido en una puntuación que va aumentando según desbloqueas trofeos, subes imágenes o vídeos o interactúas con otros usuarios. Es decir, depende únicamente de ti avanzar y no de que los demás te sigan, si bien es cierto que cuanta más gente ve tus Snaps más rápido avanza la puntuación. En realidad, no se puede decir que esa cifra mida la influencia de nada, pero es un aliciente para competir con tu entorno a ver quien es más activo en la app.

8. Mayor privacidad, mayor libertad

Además de durar poco tiempo, Snapchat ofrece un plus de privacidad que ninguna otra red social ha contemplado hasta el momento: te avisa cuando alguien hace un pantallazo. Eso es positivo para el usuario, que sabrá si alguien le ha "robado" alguna foto o comentario y le dará confianza para deshinibirse más en la red. En los chats privados, se escribe una línea avisando cuando eso pasa, mientras que en el tablón, basta con meterse en la foto o vídeo para ver quién lo ha visto y quién se lo ha guardado. Un gran avance para la humanidad aunque más de un cotilla se quede sin tema de conversación.

También puedes decidir el tiempo que se muestran las fotos, pudiendo ir de 1 segundo a 10 (en la esquina inferior izquierda lo puedes cambiar cuando haces una foto), por lo que si quieres evitar a toda costa que alguien haga pantallazo, basta con bajar ese tiempo a 1 o 2 segundos, de forma que a nadie le de tiempo a capturar esa imagen.

9. Un mundo lleno de posibilidades (que hay que descubrir)

No nos engañemos. Snapchat no es nada fácil de usar pero en cuanto aprendes, engancha. No es una app intuitiva donde veas de un vistazo cómo hacer todo. Por ejemplo, para pintar o escribir en blanco o negro tienes que apretar en la paleta de colores y arrastrar hacia las esquinas de la izquierda para que te aparezca el color. Ese tipo de cosas que solo puedes saber si alguien te las cuenta, echan para atrás a algunos pero crean entre otros una comunidad de fieles que quieren saber más y más hasta descubrir cada recoveco.

El hecho además de que sea una aplicación tan viva, como prueban los eventos geolocalizados con filtros específicos que solo puedes usar si estás ahí, o los filtros que van cambiando y renovándose cada día, invitan a estar permanentemente conectado a esta red.

10. Ahora es el momento de crearte una cuenta

Snapchat es una clara tendencia ahora. Hoy. En este mismo momento. De un año a esta parte se han multiplicado exponencialmente el número de personas que tienen la app, mientras otras como Facebook o Twitter van decreciendo poco a poco. Así que sí, el momento de Snapchat es este, y aunque seguro que trae muchos avances en el futuro (como la opción de insertar sus propios emojis en nuestras fotos o de guardar las fotos para subirlas más tarde en caso de no tener cobertura), si te apasionan las redes sociales y las últimas tendencias en tecnología, es el momento de probar la app.

Es muy probable que se pase de moda (¿recordáis el MSN? ¿Y que me decís del Tuenti? No hace ni 10 años que todos estábamos alucinados con ello y ahora parece la prehistoria), pero hasta que venga una nueva era, Snapchat es el momento que nos toca vivir. Prueba a seguir unos cuantos famosos o medios, convence a tus amigos para hacerlo y comunicaros por ahí y empieza a narrar de forma original micromomentos de tu vida.

REDACTOR:@adri_noseque

Y además
¿Te apetece llorar? 15 películas con las que derramarás tus lágrimas
50 grandes películas dirigidas por mujeres