Inicio / Mujer hoy / Sociedad y mujer / Conoce las reglas de oro de defensa personal

Conoce las reglas de oro de defensa personal

Video por Patricia Gonzalez Creado en 20 de noviembre de 2019

Cuando se nos vienen a la cabeza las palabras "situación de emergencia", normalmente pensamos en desastres naturales o acontecimientos de gran calibre como los enfrentamientos armados. Sin embargo, hay situaciones cotidianas que también pueden convertirse en un riesgo y para las que debemos estar preparadas. Por eso, el maestro internacional de defensa personal, Enrique Pérez-Carrillo, y Ana Mercy, profesional de las artes escénicas, nos enseñan hoy las nociones básicas de defensa personal

por Patricia Gonzalez

A pesar de ser conscientes de que los ataques físicos y verbales son, desgraciadamente, el pan de cada día para muchas personas, la mayoría de nosotras no pensamos ni nos planteamos prepararnos para poder defendernos. Sin embargo, unos conocimientos básicos pueden ser de gran ayuda.

Como nos explican Enrique y Ana, existen diversas formas de defendernos, desde aquellas que pasan por la prevención, hasta aquellas que requieren de una defensa física activa ante un ataque de pie o en el suelo. Para enterarte de cada detalle y de cómo defenderte paso a paso ante cada situación, ¡no te pierdas el vídeo!

¿Preparada para conocer las reglas de oro de la defensa personal?


1. Camina con confianza

La mayoría de los atacantes y depredadores buscan a víctimas que puedan dominar, alguien sobre el que ejercer su fuerza. Como nos muestra Ana en la primera fase de defensa, la prevención, debemos caminar con propósito y dirección, prestando atención a medida que avanzamos para evitar que nos pillen desprevenidas.


2. Conoce tu camino

Estar familiarizado con las rutas y caminos que nos llevan a casa es primordial. Si conocemos el camino, significa que conocemos los lugares donde las personas pueden esconderse, así como las zonas más seguras. Aunque sea de conocimiento general, nunca está de más recordar que es preferible evitar los atajos poco iluminados, desconocidos o lugares donde fácilmente podrían arrinconarnos.


3. Asegúrate de que alguien sepa dónde estás y cuándo tienes previsto llegar

Esta técnica de prevención es cada día más usual. Ya no sólo avisamos cuando nos vamos de viaje o cuando vamos a hacer una excursión al monte. Los mensajes de "avísame cuando llegues a casa" después de una fiesta ya se han convertido en una costumbre, de las buenas. Mantener a un amigo cercano, un familiar o un contacto de emergencia informado sobre nuestros movimientos puede ayudar mucho ante situaciones de emergencia ya que sabemos que esa persona estará atenta en caso de conflicto.


4. Evita las rutinas

Siempre que sea posible, evita realizar actividades, como tomar las mismas rutas a casa o sacar dinero, a la misma hora y en el mismo lugar todos los días.


5. Confía en tus instintos

Si crees que alguien podría estar siguiéndote o estás nerviosa por la presencia de alguien cerca de ti, es mejor llegar a un área concurrida y contactar con alguien de confianza que pueda recogerte o esperar al teléfono mientras llega un taxi a por ti.


6. Ten a mano algún objeto con el que te puedas defender

Mantén algún objeto contundente en la mano que, ante alguna situación de riesgo, pudiera servirte para defenderte. Por ejemplo, lleva las llaves de casa en la mano y deja que una de ellas sobresalga entre los dedos para usarlo en caso de ser atacada.


7. Procura tener cerca elementos que hagan ruido

Siempre que sea posible, lleva contigo objetos que puedan servirte para alaertar a la gente próxima en caso de ataque. Si no es así, no dudes en gritar y hacer el máximo ruido posible con todo lo que encuentres. Organizaciones de autodefensa, como Safety and Self Defense Solutions, aconsejan a las posibles víctimas gritar "fuego", ya que es más posible que las personas respondan a esa llamada antes que a una de "ayuda".


8. Conoce las áreas más sensibles de tu atacante

Si conoces los puntos débiles del atacante, ya cuentas con una ventaja sobre este. Los ojos, los oídos, la garganta, la ingle, las rodillas y las espinillas son áreas que duelen mucho cuando se golpean y que pueden paralizarle el tiempo suficiente.


9. No te quedes a pelear

El mejor ataque es una buena defensa. Una vez que el atacante está herido o disfraído, debes ir lo más rápido posible a un área concurrida y avisar a alguien de confianza. Si el atacante llega a ti otra vez, haz todo lo posible para evitar que te lleve a un área apartada.


10. Toma clases de defensa personal

Además de la atención y la prevención, el conocimiento también es un arma muy poderosa, no dudes en usarla.


Gracias a los profesionales Enrique Pérez-Carrillo de la Cueva, maestro internacional de defensa personal, cinturón rojo 9º Dan de Yawara-Jitsu y Premio Masters Hall of Fame USA a la excelencia en las artes marciales. También a Ana Mercy Alonso Grullón, profesional de las artes escénicas, terapias artísticas y educación, por enseñarnos todas estas técnicas de defensa personal que podéis ampliar en su página web.


Y además:

Consejos de defensa personal básica
Beneficios del boxeo: motivos para incluirlo en tu rutina de entrenamiento
Las técnicas de autodefensa que toda mujer debería conocer