Inicio / Mujer hoy / Sociedad y mujer / Gigi Hadid pide disculpas tras ser acusada de racismo por su última portada

© Instagram @vogueitalia
Mujer hoy

Gigi Hadid pide disculpas tras ser acusada de racismo por su última portada

por Maria Santiago Publicado en 7 de mayo de 2018
A-
A+

Gigi Hadid ha respondido ante las acusaciones de racismo por su última portada en Vogue Italia, en la que aparece con un color de piel mucho más oscuro que el suyo.

El número de mayo de la revista Vogue Italia ha provocado una gran polémica. El aspecto que muestra en la portada Gigi Hadid no ha gustado a muchos de sus lectores. El motivo es que tanto su piel como su pelo aparecen extrañamente más oscuros de lo que son en realidad. Su aspecto es casi irreconocible y por ello la modelo ha sido acusada de racismo.

Las reacciones no tardaron en llegar y han sido muchos los lectores y fans de Gigi los que han comentado el aspecto que muestra la joven. La mayoría han mostrado su desacuerdo y critican que no se haya escogido directamente a una modelo de color para hacer la portada, algo que hubiera sido más lógico si la intención de la revista o del fotógrafo era dar una imagen étnica.

En las imágenes, se muestra a Gigi Hadid vestida con un mono de Dolce&Gabbana. El autor de dichas fotografías es Steven Klein, quien no ha tardado en recibir críticas por el uso excesivo que ha hecho de Photoshop a la hora de hacer los retoques.

Las excusas de Gigi Hadid

Ante el aluvión de críticas, Gigi Hadid no ha tardado en disculparse con sus seguidores. La modelo ha utilizado sus redes sociales para dar explicaciones sobre lo ocurrido. En concreto, ha publicado una imagen en la que aparece vestida de calle al salir de la sesión de fotos en la que se ve sin problemas su piel clara junto a una aclaración de lo ocurrido.

En su larga explicación, Gigi ha escrito: "Quiero abordar este tema por todos aquellos que se han sentido ofendidos por el retoque de la portada. Todo esto habría sido diferente si yo tuviera el control de la situación. De cualquier forma, quiero disculparme. Espero que esto pueda ser un ejemplo para otras revistas y equipos en el futuro".

También asegura que "ésta es una foto volviendo a casa tras mi sesión para la portada de Vogue Italia, el 3 de abril. Podéis ver el nivel de bronceado que me pusieron en la sesión ese día. Por favor, entended que mi control sobre las fotos termina en el momento que dejo el estudio, y cualquier cosa que se le agregue después, está completamente fuera de mi control".

Así, la modelo quería confirmar que la culpa no ha sido suya, pues una vez sale de una sesión de fotos poco o nada puede hacer ella con el resultado final. De todas maneras, ha querido mostrar su desacuerdo con esta modificación. Considera que Steven Klein, el autor de las fotos, ha sido el encargado del retoque y que no lo ha hecho correctamente.

No es la primera vez que la modelo se ve envuelta en un escándalo por su aspecto físico. Hace unos meses era criticada en las redes sociales por tener un aspecto más rellenito que de costumbre y muchos llegaron a asegurar que estaba demasiado gorda para formar parte de la industria. Gigi no tardó en explicar que realmente lo que le pasaba es que sufría una inflamación y retención de líquidos provocada por una enfermedad de tiroides llamada enfermedad de Hashimoto. Le fue diagnosticado cuando era apenas una adolescente, con 17 años.

Y además:
Lleva tu bómber como Gigi Hadid y Kendall Jenner​
Los famosos reaccionan ante las actos racistas en EEUU
Miranda Kerr se pasa al rubio para Vogue

por Maria Santiago