Inicio / Mujer hoy / Sociedad y mujer

Mujer hoy

Con solo 16 años, esta chica ha creado un invento para reducir la sequía en Sudáfrica

por Cristina Gonzalez Creado en 21 de octubre de 2016
Con solo 16 años, esta chica ha creado un invento para reducir la sequía en Sudáfrica

Se llama Kiara Nirghin y hace poco resultó ganadora de un concurso internacional de Google para jóvenes talentos. A pesar de su corta edad y de los pocos recursos con los que contaba, la joven ha logrado crear un invento ecológico a base de pieles de naranjas para frenar la sequía que atraviesa la ciudad de Johannesburgo, la cual está resultando fatídica para los campesinos locales. Por su talento, Kiara Nirghin es hoy nuestra Mujer de la Semana.

Desde comienzos de este año, Sudáfrica se enfrenta a la peor sequía de sus últimas décadas. Una situación alarmante que ha derivado en cultivos destrozados, animales muertos, incremento del precio de venta de los productos básicos y pérdidas gananciales, especialmente para los campesinos y ganaderos. Una de las ciudades que más se ha visto afectada es Johannesburgo, cuya principal presa de agua ha visto reducida su capacidad por debajo del 30%.

Por eso, la Feria de Ciencia de Google de este año decidió premiar el proyecto Luchar contra la sequía con fruta, de Kiara Nirghin, una joven sudafricana que ha ideado una solución barata y ecológica: con pieles de naranja y de aguacate, ha creado un material capaz de retener 300 veces su peso en agua.

© Twitter

Las pieles de naranja son un deshecho natural, económico y biodegradable que puede servir como abono para la tierra. La idea de Kiara es introducir el material que ha creado a partir de las pieles bajo tierra, así, cuando llueva, este absorberá todo el agua posible de manera que sirva como una reserva para que se alimenten las raíces de los cultivos.

El método consiste en hervir las pieles de naranja con un aceite natural que se encuentra en la piel del aguacate. Este se emulsiona gracias a los rayos del sol. Una vez que las pieles se han secado, se transforman en material absorbente. De esta manera los campesinos no tienen que utilizar productos químicos para afrontar la sequía que puedan dañar sus plantaciones, y que son, además, muy caros.

"He querido minimizar el efecto que la sequía tiene sobre nuestra comunidad y en concreto sobre los cultivos, esa fue mi idea de partida", explica Kiara, quien admite que durante el proceso ha habido intentos, fallos y aciertos. Pero finalmente parece que ha merecido la pena: se ha llevado el primer premio de este certamen, valorado en 50.000 dólares, y ha aportado una posible solución a un grave problema. En cuanto al futuro, Kiara aún está pensando a qué quiere dedicarse, aunque ya tiene una idea más o menos clara: "Quizá apueste por las ciencias de la salud o la ingeniería, algo con lo que pueda mejorar el mundo".

Descubre: Por un mundo mejor: mujeres activistas que están haciendo historia
Mujeres inspiradoras © iStock
REDACTORA@CriistinaG
Cristina Gonzalez
Cristina González es redactora en enfemenino. Se graduó en Periodismo en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y desde entonces ha trabajado en comunicación y prensa digital. Se ha …