Inicio / Mujer hoy / Sociedad y mujer / La polémica campaña contra el abuso sexual protagonizada por las princesas Disney

Mujer hoy

La polémica campaña contra el abuso sexual protagonizada por las princesas Disney

por Laura Sutil Creado en 4 de julio de 2014
© Saint Hoax

La violencia de género y el abuso sexual son algunas de las lacras que afectan a millones de mujeres alrededor del mundo. ¿Qué mejor forma de luchar contra ello que poniendo de ejemplo a las princesas Disney? Si vemos a aquellas princesas que crecieron con nosotras como víctimas de maltrato por parte de sus parejas o de abusos sexuales llevados a cabo por sus padres, el impacto es considerable. ¡No te pierdas las ilustraciones!

El polémico ilustrador Saint Hoax lo ha vuelto a hacer. Después de revolucionar a medio mundo con los dibujos en las que vestía a algunos líderes mundiales como Drag Queen o los disfrazaba como villanos Disney, vuelve a la carga. Esta vez, lo hace para concienciarnos de la situación que viven muchas mujeres víctimas de maltratos, abusos y todo tipo de vejaciones.

© Saint Hoax

En sus últimas ilustraciones Aurora, Jasmine y Ariel son besadas a la fuerza por sus padres. Bajo estas imágenes que, sin duda nos remueven algo dentro, podemos leer: 'El 46% de los abusos sexuales a menores se producen en el interior de la propia familia'. Estos dibujos que nos hablan de una infancia destrozada, nos hacen partícipes de cómo muchos niños alrededor del mundo sufren esta pérdida de inocencia forzada por sus propios familiares. La campaña quiere impulsar la denuncia a las autoridades de este tipo de violencia.

No es la primera vez que Saint Hoax busca incomodarnos y denunciar con su revisión de los personajes Disney. Hace unos meses, lanzó una serie de ilustraciones en las que podíamos ver a La Cenicienta, Jasmine y Ariel con sus rostros desfigurados a causa de una hipotética agresión por parte de sus parejas. Bajo estas duras imágenes, Hoax lanza una pregunta: '¿Cuándo dejó de tratarte como una princesa?' y añade: 'Nunca es demasiado tarde para ponerle fin'.

Porque los finales felices nunca son realmente tan redondos y si lo son, desde luego no van acompañados de perdices, Hoax cambia los clichés de las princesas Disney. Las acerca al mundo real, una realidad que a ellas no les gusta y a nosotras nos duele. Lo cierto es que, existan o no los príncipes azules, al final todas merecemos que nos traten como a princesas.

​Puede interesarte...