Inicio / Pareja / Sexualidad

Pareja

Lo poco gusta, lo mucho cansa. El hombre que tiene 100 orgasmos al día

por Redacción enfemenino Creado en 25 de septiembre de 2014
Lo poco gusta, lo mucho cansa. El hombre que tiene 100 orgasmos al día

Lo que para la mayoría de personas es un momento placentero y más que buscado, para Dale Decker es una auténtica pesadilla. Este estadounidense de 37 años puede llegar a tener hasta 100 orgasmos diarios, debido a una rara enfermedad.

Parece una broma pero, desgraciadamente, no lo es. Existe una patología denominada Síndrome de Excitación Genital Persistente (PGAD en inglés) que se caracteriza por causar en aquellos que la sufren una excitación sexual constante, intensa y dolorosa, que acaba provocando orgasmos incontrolados. Tras ellos, se experimenta una cierta sensación de alivio, pero en pocas horas la persona vuelve a excitarse y a tener orgasmos sucesivos.

Hasta la fecha, la enfermedad sólo se conocía en mujeres, pero acabamos de enterarnos de que también la puede padecer el género masculino. Lo ha confirmado Dale Decker, el primer hombre que ha reconocido públicamente sufrir este trastorno.

Según el propio Dale contaba a Barcroft Media, lleva padeciendo esta enfermedad desde septiembre de 2012, cuando tuvo un accidente doméstico que le propició una lesión en un disco de la columna vertebral. De camino al hospital experimentó sus primeros 5 orgasmos. Y desde entonces, no ha parado de tenerlos.

Lo que podría parecer algo fabuloso es, en realidad, un auténtico drama. "Esto hace que no quieras volver a tener un orgasmo en tu vida. No hay nada de placentero en ello, porque aunque físicamente provoque placer, estás completamente asqueado", explica Dale. Por otro lado, la dolencia ha condicionado, evidentemente, sus relaciones sexuales, que ahora son inexistentes. Tampoco puede trabajar, debido a lo inesperado de su estado.

Tras visitar a varios especialistas, Dale sigue sin solución a su problema. El PGAD se conoce hace apenas 10 años y aún no se saben bien cuáles son sus causas. Investigaciones recientes apuntan a que la enfermedad podría venir por un problema en las terminaciones nerviosas, aunque también podría deberse a un desorden hormonal o incluso a un problema circulatorio en la pelvis. ni existe un tratamiento definitivo. Por otra parte, aún no existe un tratamiento definitivo. Los síntomas pueden reducirse con algunos fármacos antidepresivos, antiandrogénicos o geles anestesiantes, pero se trata de un remedio temporal.

Redacción enfemenino
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …