Inicio / Mujer hoy / Trabajo / Desenmascara a tus compañeras de trabajo

Mujer hoy

Desenmascara a tus compañeras de trabajo

por Redacción enfemenino Publicado en 4 de octubre de 2009
A-
A+

>Compañera n.° 1: Miss Atareada
¿Cómo reconocerla? Por un lado están los menos agresivos, reconocibles rápidamente por sus acciones: impuntualidad diaria, colección de bajas por enfermedad y el escaqueo constante a la máquina del café. Y, por otro, está ella, más difícil de identificar, ya que es especialista en no dejar huellas. Lo suyo es hacerse notar: suspira, finge que está siempre desbordada por el trabajo y se excede en todos los sentidos (corre por los pasillos o se pasa pegada al teléfono todo el día). Da la impresión de que se implica al 100 % laboralmente y nadie se atreve a dirigirse a ella porque temen molestarla. Sin embargo, podría dejar de trabajar tranquilamente y permitir que los informes se le acumularan encima de la mesa…
Índice de peligrosidad: 6/10 si se trabaja directamente con ella. Se corre el riesgo de tener que encargarse de cualquier tarea ordinaria. Y luego tener que recuperar el tiempo en el último minuto para hacer todo lo que no se ha hecho durante el día por miedo a recibir una posible bronca de la Gran Jefa.

>Compañera n.° 2: Miss Ambición Confirmada

¿Cómo reconocerla? Aterrizó en la oficina declarando claramente sus intenciones: ascender y ascender. Parece ser que ha negociado su salario, que resulta que es el doble que el tuyo. Mejor para ella si lo consigue. Su trayectoria profesional demuestra que no tiene miedo a empezar desde el último eslabón para ascender de inmediato. No duda en darlo todo ni en tomar la palabra en las reuniones para proponer alguna de sus muchas ideas. Rara vez se la ve en el bar y no se junta con todo el mundo. No viene a eso. Es de una eficacia indudable y gestiona toneladas de trabajo en un tiempo récord.
Índice de peligrosidad: 5/10. Segura de sí misma y de su capacidad, no tiene necesidad de pisotearte para lograr sus objetivos. En el pero de los casos, te llenará de complejos y te pondrá de los nervios; en el mejor, te motivará para ser mejor.

>Compañera n.° 3: Miss Ambición Oculta
¿Cómo reconocerla? Es muy discreta, no se la ve venir… Y aun así es la más víbora de todas las víboras que hay en tu HL (hábitat laboral). De voz dulce y apariencia tímida, no suele hablar en público. Sin embargo, escucha como nadie. Recopila la información y se vuelve poderosa. Se trata de una auténtica pasiva-agresiva. Y si no, ver para creer: envía correos a tu jefe a tus espaldas para sugerirle ideas de las que ya habíais hablado vosotras tomando un café y le cuenta tus pequeñas metidas de pata… No tiene escrúpulos, así que no dudará en pisotearte, eso sí, siempre con una sonrisa en los labios.
Índice de peligrosidad: 9/10. Lejos de ser sincera, avanza con su máscara y actúa a espaldas de los demás. Por eso no le será fácil anticipar su promoción por encima de la tuya… ¡Pero no te fíes!

> Compañera n.° 4: Miss Diva
¿Cómo reconocerla? Se presenta a las 11 h, cuando todo el mundo lleva trabajando dos horas, es la única que no trabaja los fines de semana de feria y parece que nadie tiene nada que decir. ¿Cómo lo consigue? Adoptando una actitud de diva desde su entrada en sociedad, este espécimen ha sabido cómo imponer sus deseos. Bien es cierto que sus competencias le permiten un comportamiento así y ha sabido hacerse indispensable, es decir, irreemplazable, convenciendo a su pequeño mundo de que ella es la única persona capaz de realizar sus tareas. En cuanto se encuentra con otro elemento de su calaña, no duda en ceder a sus caprichos más banales.
Índice de peligrosidad: 8/10, pero para ella misma. Al comportase del modo en que lo hace corre el peligro de enemistare con el resto de sus compañeros, pues estos cada vez soportarán menos el trato de favor que recibe y no dudarán un minuto en ignorarla. Contrariamente a lo que pueda parecer, no está en absoluto integrada en su entorno laboral.

>Compañera n.° 5: Miss Farsante
¿Cómo reconocerla? No resulta fácil de reconocer, ya que hace todo lo que puede para esconder su incompetencia. Sabe que no ocupa su lugar y hace todo lo que sea necesario para demostrar lo contrario. Por suerte, hay signos que la delatan: en las reuniones sus respuestas son simples, nunca expresa sus ideas con claridad y suele cambiar de opinión como de camisa para satisfacer a quien toque cuando sea necesario. Si hay algún problema, nunca es culpa suya, incluso es capaz de mentir sobre sus compañeros tergiversando algunas de sus intenciones.
Suele alardear de tener una agenda llena de influyentes contactos pero, qué casualidad, siempre que le piden alguno en concreto, nunca puede darlo. En fin, se trata de una compañera que habla mucho, hace muchas propuestas pero que nunca las pone en práctica.
Índice de peligrosidad: 8/10 si no le pones freno a tiempo y si trabajas directamente con ella. Te hará responsable de sus errores y estará dispuesta a atacarte con golpes bajos cuando sienta que su incompetencia está a punto de salir a la luz.

por Redacción enfemenino