Inicio / Mujer hoy / Trabajo / Destacar en tu trabajo

Mujer hoy

Destacar en tu trabajo

Elena Bonet
por Elena Bonet Publicado en 16 de julio de 2009
A-
A+

Tu madre te ve formidable, tu chico te llama su “octava maravilla del mundo” y tus amigos te ponen el sobrenombre de working girl... Sin embargo, en la oficina tienes la impresión de que tu trabajo pasa tan desapercibido como la planta verde que amarillea a simple vista. Levanta la nariz de tu pantalla, saca pecho y aprende a ser reconocida por tus cualidades profesionales. Sigue estos 5 pasos para recuperar tu estatus:

1) Valórate

¿Cómo quieres que cualquiera se dé cuenta de tus virtudes y potenciales si tú misma no estás convencida de ellos?

Aprende a felicitarte por cada tarea realizada y con regularidad repasa mentalmente las tareas que has concluido, las ideas que has aportado y las numerosas soluciones que has encontrado. Los demás no tienen por qué ser mejores que tú, quizá en cambio sí saben hacer resaltar su trabajo. Así que práctica sin complejos el método Coué y repite mirándote al espejo: “trabajo bien, soy una buena profesional, he llevado a cabo cosas interesantes...”.

2) Sal del anonimato

Plantada en medio de una gran sala o al lado de la puerta del baño a penas se te ve. Respetas los horarios y eres una buena alumna pero sin más. Entonces, ¡hazte notar!

Durante los ágapes (despedidas, nacimientos de hijos, bodas, jubilaciones, cenas de Navidad, vacaciones de verano...) organizadas por tu empresa, acércate sutilmente a los distintos jefes.

- Háblales de los informes en los que estás trabajando y hazles preguntas acerca de la empresa y los eventuales puestos a cubrir.

- Habla de tus ganas y tus ambiciones con el fin de no ser olvidada en el momento de las promociones.

- Coméntale alguna información que hayas recopilado. ¡Cuidado! No le cuentes cotilleos sino datos útiles para la empresa: una sociedad japonesa que lanza un producto revolucionario, un método de trabajo americano que ha tenido mucho éxito...

3) Propón iniciativas

- ¡No pienses más en los “problemas”, busca las “soluciones”! Una actitud que tu entorno profesional sabrá apreciar. Esfuérzate siempre en averiguar el medio de solventar una situación delicada y propón la solución a quien corresponda. Mejor aún: haz una pequeña lista con varias ideas para que elijan una, de esta forma verán que has reflexionado a fondo sobre el problema.

- Haz los deberes en casa. Navega por Internet, lee la prensa especializada e infórmate acerca de personas que trabajan en tu sector para recopilar ideas innovadoras y eficaces que poner en práctica en tu trabajo.

- Hiperactividad: no demores las peticiones de tu jefe y respóndele lo más rápido que te sea posible. Preséntate voluntaria cuando se busque a un nuevo compañero de grupo para realizar un proyecto.

4) Toma la palabra en las reuniones

Va a haber que acabar con esos pequeños garabatos y asentimientos aprobadores con la cabeza siendo que no se ha escuchado nada... A partir de ahora, nos expresamos alto y claro. Y, evidentemente, no para decir cualquier cosa.

- Antes de la reunión nos informamos del orden del día para poder intervenir en los temas que, previamente, habremos tenido el cuidado de preparar.

- No se cuchichea al compañero de al lado tus ideas sino que se enuncian claramente y en voz alta.

- Pon especial cuidado en enumerar cifras y fuentes fiables. Además, propón enviarlas por e-mail a todos los asistentes a la salida de la reunión.

5) Deja huella

- Eres tú la que ha encontrado LA solución para ganar una nueva cuenta. Por desgracia, no hay ninguna prueba y es tu superior quien se vanagloria de haber hecho todo y quien se lleva las felicitaciones. Cuando te cruces con el jefazo en el ascensor, hazle algún comentario del tipo “estoy contenta de ver que mis ideas sobre el informe le hayan gustado. Había leído en un artículo del New York Times acerca de este tema...”.

- ¿Tienes un montón de ideas? Redacta una lista explicativa y detallada y envíasela a tu jefe por e-mail. ¿No responde? Pregúntale por e-mail si ha recibido tus propuestas...

Lo has entendido, es necesario dejar pruebas visibles de tu trabajo para que sea recompensado en su justa medida.

por Elena Bonet

Puede interesarte