Inicio / Decoración / Ideas y Trucos

Decoración

Limpiar la moqueta

por El equipo editorial Creado en 29 de agosto de 2008
Limpiar la moqueta

¿Tu moqueta ya ha vivido lo suficiente o simplemente eres la reina para echar cualquier cosa encima? Lee todos nuestros consejos y no olvides: ¡para que tu moqueta respire, hay que mimarla!

¿Tu moqueta ya ha vivido lo suficiente o simplemente eres la reina para echar cualquier cosa encima? Lee todos nuestros consejos y no olvides: ¡para que tu moqueta respire, hay que mimarla!

Mantener la moqueta a diario
Para evitar dañar las fibras de tu moqueta, pasa el aspirador al menos una vez a la semana. Esto evita la acumulación del polvo en la superficie, que al final acaba penetrando en el interior de las fibras.
¡Un tratamiento antimanchas puede ser útil en caso de accidente! Todo lo que se te caiga sobre la moqueta se limpiará con mayor facilidad. No obstante, haz una prueba en un trozo de moqueta antes de utilizarlo para comprobar que no estropea el tinte.

La elección del aspirador
- Aspirador escoba: para todos los tipos de moqueta.
- Los filtros: se deben mantener limpios. Esto permite retener las partículas microscópicas que contiene el polvo.

Los “primeros auxilios”
¡No esperes a que la mancha penetre profundamente en la moqueta! Regla de oro: limpieza inmediata. Lo primero que se suele hacer es frotarla, pero así no haces más que acabar de incrustarla.

Para que las manchas pasen a la historia
- Retira con una cuchara las partículas sólidas, rasca si es necesario.
- Hazte con servilletas secas o de papel absorbente y empapa el máximo de líquido.
- Utiliza champú para las manchas a base de agua o disolvente para las de naturaleza grasosa.
- Independientemente de la solución elegida, empapa un trapo con el producto y humidifica la zona. Para limpiar la mancha sin extenderla, el movimiento debe ir del exterior hacia el interior.
- Pon de inmediato papel absorbente sobre la zona y coloca un objeto pesado encima. El papel absorberá el resto de humedad.
- Para asegurarle un color uniforme a tu moqueta, lávala con jabón una vez que la zona esté seca.

Una solución para cada mancha
- Tinta: sella con papel absorbente. Para quitar la tinta lo mejor posible, enjuga con agua caliente. Si es necesario, repítelo varias veces. Limpia las manchas restantes con el quitamanchas apropiado.
- Chicle: pon hielo en una bolsa de plástico y colócala alrededor del chicle para que se congele. Luego rómpelo y quita con la mano lo que quede. Sobre todo, no utilices aspirador.
- Pintauñas: sin esparcir la mancha, quita el pintauñas lo máximo que puedas. Humedece un trozo de algodón con un disolvente no graso (tipo acetona). ¡Pero ten cuidado de no mojar mucho la moqueta!
- Alcohol y bebidas espirituosas: enjugue lo máximo posible con la ayuda de papel absorbente o de una servilleta seca. Haz lo mismo con una esponja impregnada de agua tibia. Deja secarlo y lávalo con jabón. Utiliza alcohol desnaturalizado para las manchas más resistentes.
- Cera de vela: rasca la cera de la superficie con la ayuda de un cuchillo desafilado o de una cuchara. Pon papel absorbente sobre el resto. A continuación, pasa la plancha caliente por encima. Ten cuidado, que el hierro no toque la moqueta, ya que podría quemarla. Debes repetirlo hasta que se absorba completamente la cera. Utiliza disolvente para los restos.

Los limpiadores de moquetas
Actualmente es posible alquilar por días o medios días máquinas especiales para limpiar moquetas. Respetando las instrucciones, estos aparatos son eficaces y muy fáciles de utilizar.

- Máquina de inyección extracción (o enjabonadota): la mezcla de agua y jabón te permite limpiar en profundidad tu moqueta cepillándola. Poco a poco, la mancha desaparece. Si ves que queda un residuo espumoso, significa que queda jabón en las fibras, y lo tienes que eliminar como sea. Continúa el proceso hasta que el agua salga totalmente clara. Procura que tu moqueta no esté demasiado húmeda, intenta absorber al máximo el agua contenida en las fibras.

- Máquina de polvo: aplica e introduce en el terciopelo de tu moqueta serrines impregnados de disolventes que eliminan manchas y manchas grasas. Una vez seca, podrás limpiar el polvo residual de las manchas con la ayuda del aspirador.

- Máquina de vapor: utilízala sobre los terciopelos rizados y en filamentos. El vapor afloja las fibras del terciopelo y permite que las briznas se desenreden. Es ideal para limpiar.

El equipo editorial
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …