Inicio / Ocio / Viajes / Viaje a Madeira: qué ver, qué comer y qué hacer en la isla de la eterna primavera

Viaje a Madeira: qué ver, qué comer y qué hacer en la isla de la eterna primavera

Video por Carla Dominguez Creado en 10 de julio de 2019

Playa, montaña, aguas cristalinas, gastronomía, buen clima, deportes de agua o de montaña. Madeira lo tiene todo y, si nunca habías oído hablar de ella, sigue leyendo que te vamos a mostrar los mejores rincones de esta pequeña isla portuguesa. ¿Nos acompañas?

por Marila Barrantes

Conocida como “la isla de la eterna primavera”, Madeira es un archipiélago portugués situado en medio del Atlántico. Con más de 700 kilómetros cuadrados de extensión y más de 200.000 habitantes, Madeira es la tierra que vio crecer a Cristiano Ronaldo y el único lugar del mundo donde hay un museo dedicado a él.

Pero este es el menor de los atractivos que tiene este pequeño paraíso del Atlántico. Madeira es una isla llena de vida, vegetación única y paisajes insólitos. Y no solo lo decimos nosotros, lo dicen los World Travel Awards que, por quinto año consecutivo, ha catalogado a la isla de Madeira como mejor destino insular europeo.

¿Qué ver en Madeira?

Si estás planeando tu próximo viaje a Madeira, te recomendamos un viaje de 5 días si quieres ver los principales puntos de la ciudad o dos semanas si quieres visitar la isla con calma. Pero, si planificas tu visita para la fecha del Festival del Atlántico, mucho mejor. Es un festival que da la bienvenida al verano combinando música con un espectáculo de fuegos artificiales.

Vayas cuando vayas, Lo que está claro es que no puedes perderte la playa de Seixal, São Vicente, las piscinas naturales de Porto Moniz, las casas de cuento de Santana y su capital, Funchal.

Funchal es conocida por una hermosa bahía rodeada de montañas altas y verdes y jardines floridos. La experiencia obligatoria que tienes que vivir en esta ciudad es trasladarte en el teleférico a uno de los puntos más altos de la ciudad, disfrutar de la vistas panorámicas y bajar a toda velocidad en los típicos carros de cesto Carreiros do monte. Una tradición centenaria donde dos personas tiran manualmente del carro y te trasladan corriendo hacia un punto inferior de la ciudad. En el punto de llegada, frenan con sus propios pies gracias a unas botas de suela de neumático.

Otra de las señas de identidad de Madeira son los bordados. Verdaderas piezas de artesanía creadas con mucho mimo por bordadoras que aprenden este oficio de generación en generación. En Funchal podréis visitar Bordal, un taller fundado en 1962 cuyas piezas sedujeron al mismísimo Karl Lagerfeld. Tanto fue así que, tras visitarlo, decidió incluir este tipo de bordados en camisas de la colección de verano 2015 de Chanel.

Además de esto, es imprescindible que visites el casco antiguo, la catedral, el Mercado de Labradores, el jardín municipal, (con especies exóticas de flores, plantas y árboles de todo el mundo) y la calle Santa María para descubrir la gastronomía. Si este último punto es el punto de partida de tu viaje, vamos a contarte cómo disfrutar de la exquisita cocina madeirense.

¿Dónde comer en Madeira?

La gastronomía de Madeira se caracteriza por una gran variedad de pescados y mariscos, como el pez espada negro, el atún, las lapas o los bígamos; y carnes maridadas con sabores tropicales fruto de la diversidad de frutas y hortalizas que se cultivan en la isla. Entre los platos de carne típicos que tienes que probar están la espetada de vaca “em pau de loureirola” y la carne de vinha-d’alhos.

Elijas carne o pescado, tienes que acompañarlo con “Bolo du caco”, un pan hecho con patata y untado con mantequilla de ajo. Si quieres disfrutarlo al más puro estilo madeirense, compra un bolo du caco a pie de calle y disfrútalo mientras visitas la ciudad. De postre prueba el tradicional “Bolo du mel", un pastel de miel de caña de azúcar, especias y frutos secos; y las galletas de jengibre de la fábrica de Santo António.

Como bebida, el licor que tienes que probar es la “Poncha”, una bebida que se obtiene mezclando ron blanco, zumo de limón y miel de caña.

Algunos de los sitios donde puedes degustar estos manjares son:

1. Quinta do Furão, en Santana: este restaurante ofrece una de las vistas más espectaculares de la isla. Desde su localización, en lo alto de un acantilado, podrás degustar una selección de platos típicos madeirenses con unas vistas inigualables a la costa noroeste de la isla.

https://www.quintadofurao.com/en-gb/restaurant/restaurant.aspx

2. Casa Velha do Palheiro, en Funchal: un maravilloso Relais & Châteaux donde podrás relajarte y desconectar durante tus vacaciones. Si tienes la oportunidad de ir a Madeira, no te puedes volver sin visitar su restaurante. Disfrutarás del pescado selección especial del chef, el “Peixe da ilha”, un pescado salteado de espárragos trigueros y una exquisita salsa.

https://www.palheironatureestate.com/hotel-casa-velha-do-palheiro.html

3. Nini Design Center, en Funchal: ubicado en el puerto de Madeira, es el restaurante que no deja indiferente a nadie. El centro de exposiciones de la famosa diseñadora de interiores, Nini Andrade Silva, está formado por un espacio expositivo, restaurante, zona VIP y terraza al aire libre. Su elegante y vanguardista decoración junto a la deliciosa gastronomía, hace que esta visita sea imprescindible en tu viaje.

http://www.niniandradesilva.com/en/design-centre/

4. Maktub, en Paul do Mar: es uno de los restaurantes más genuinos de la isla. Mojito, música reggae y el mejor atardecer de Madeira te acompañarán mientras disfrutas de un delicioso pardo a la sal pescado en el mismo día.

https://www.facebook.com/MaktubPub

5. Restaurante del hotel Aquanatura, en Porto Moniz: situado junto a las piscinas naturales, te regalará unas vistas únicas mientras disfrutas del pescado de la zona.

https://www.aquanaturamadeira.com/es-es

6. Restaurante Santa María, en Funchal: ubicado en la famosa calle de Santa María. Una de las calles que le da vida al proyecto “Arte de Puertas Abiertas”, una galería de arte callejera hecha por artistas locales.

http://www.santamariafunchal.com/

7. Belmond Reid’s Palace, en Funchal: parada obligatoria para tomar el té. Disfrutarás de pequeños sandwiches, panecillos esponjosos y delicados dulces acompañados de uno de los 24 tipos de té que hay en la carta.

https://www.belmond.com/es/hotels/europe/portugal/madeira/belmond-reids-palace

8. Tour gastronómico con “Wine Tours”, en Funchal: harás un recorrido a pie por la capital para degustar lo más autentico de su gastronomía en 9 restaurantes diferentes. Entre ellos, la fábrica de Santo António, donde probarás las famosas galletas de jengibre, zumo de maracuyá y la receta original del bolo du mel.

https://www.winetoursmadeira.com/

9. Pero si de verdad quieres vivir una experiencia gastronómica única, puedes comer en alta mar dando un exclusivo paseo en barco. Alquila un barco para ti y tus amigas con VIP Dolphins y disfrutarás de un exquisito menú a bordo. Además, te llevarán a la mejor zona del Atlántico para ver cetáceos y te pararán frente uno de los acantilados más altos de europa con 580 metros de altura, el Cabo Guião, para un baño. Una experiencia luxury que no puedes dejar de vivir en Madeira.

https://vipdolphins.com/

Turismo activo en Madeira

Si hay algo que hace diferente a Madeira es su exuberante naturaleza, la diversidad de flora y fauna y los bosques de laurisilva; reconocidos como Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO en 1999, único galardón de este tipo en Portugal.

Esta vegetación convierte a Madeira en “el jardín del Atlántico” donde poder disfrutar de deportes de montaña. En Madeira podrás practicar trail, escalada, rápel, barranquismo, BTT o hacer senderismo por las famosas “levadas”. Unas canalizaciones que los madeireses construyeron por toda la isla en el pasado para poder transportar el agua de las zonas altas a las zonas más bajas, donde más escaseaba el agua.

Para hacer un recorrido general por la naturaleza de Madeira, lo mejor es visitar el este y el oeste de la isla en diferentes rutas en Jeep. En la zona oeste atravesarás la meseta “Paul da Serra” y podrás disfrutar de alguna ruta en zona de Fanal. Aquí caminarás por la Levada Dos Cedros y la Vereda da Ribeira da Janela.

En la zona este visitarás la Vereda Dos Balcões”, un sendero a través de la “Levada da Serra do Faial" que finaliza en el Mirador de Balcões con una vista panorámica al valle de Ribeira da Metade y de la pedanía de Faial. Puedes completar tu viaje por la zona este visitando la parte más árida de Madeira: la Ponta de São Lourenço.

Si tienes posibilidad de ampliar tu estancia en Madeira y quieres relajarte antes de regresar a la rutina, da un salto a la isla de Porto Santo y disfruta de sus playas de aguas cristalinas y arena fina y dorada. ¡Volverás como nueva!