Inicio / Moda / Accesorios / Elige el traje de baño que mejor te sienta

Elige el traje de baño que mejor te sienta

Maria Calvo Publicado por Maria Calvo
Publicado en 11 de abril de 2016

¿Qué bikini me pongo si tengo mucho pecho? ¿Puedo disimular mis caderas? ¿Cómo puedo potenciar mi cintura? Si al llegar el verano te empiezas a hacer preguntas cómo éstas debes seguir leyendo, porque te mostramos las claves para dar con el traje de baño perfecto.

El verano se aproxima a pasos agigantados y con él el momento de exponer nuestras vergüenzas al sol. Es importante conocer nuestro cuerpo para poder disimular aquellos defectillos que nos molestan y aprender a potenciar los puntos fuertes. Lo más importante es dejar los complejos a un lado, basta con elegir un traje de baño acorde con tu morfología, que te haga sentir cómoda y segura para poder disfrutar al máximo de los días de sol. Para ir abriendo boca, echa un vistazo a estas novedades de moda baño 2016.

Reloj de arena

El universo te ha dotado de un pecho generoso, una cinturilla de avispa y unas caderas muy femeninas. Perteneces al grupo del reloj de arena, una de las siluetas más envidiadas por todas. Si eres de las afortunadas que habitualmente se pone cualquier trapito y todo le queda bien, en traje de baño no vas a ser menos.

Objetivo: lúcete, tú que puedes

Sí: a los bikinis que maticen tu figura. En la parte de arriba te favorecerá uno tipo sujetador con aros o uno con escote en V y tirantes anchos.

No: a los bikinis bandeau, no te hacen ningún bien. Por supuesto, olvídate de los sujetadores en forma de triángulo (y de esa extraña tendencia a comprarlos tres tallas más pequeños), puedes llevarte un susto con las olas.

Cuerpo de pera

Tienes los hombros menudos y poco pecho, pero tus caderas son pronunciadas y tu derrière respingón. Cuando se hizo el reparto de siluetas, a ti te tocó ser la pera. Aunque es una morfología de lo más habitual, no es la más compensada del mundo, pero aquí estamos nosotras para darte unos tips que realzarán tus encantos.

Objetivo: potenciar el busto y equilibrar el volumen de las caderas.

Sí: a los escotes en forma de corazón, bien en bikinis o en bañadores. También puedes probar con escotes tipo halter. Aunque tapen bastante más que cualquier otra parte de arriba, en realidad el efecto visual que produce es muy satisfactorio, ya que ayudan a realzar la apariencia del busto. Si tienes un trasero generoso, en contra de lo que pueda parecer, las braguitas pequeñas serán tus mejores aliadas. ¡Sí! Has leído bien. No hagas un Bridget Jones e intentes tapar tus vergüenzas a base de más tela, porque sólo conseguirás enfatizar tus caderas. Y ya por pedir que no quede, mejor en colores oscuros.

No: a los bikinis bandeau, por mucho que Olivia Palermo los lleve. No sacan ningún partido a tu pecho y potencia el efecto "tabla de planchar". Si eres de cadera prominente, evita las lazadas, flecos y florituras en las braguitas. El "menos es más" en la parte de abajo te sentará fenomenal.

Cuerpo de manzana

La reconocerás por ser la más redondita de las siluetas. Tienes una cintura poco definida y el abdomen, en ocasiones, pronunciado. Tus caderas y hombros están alineados, y generalmente tus brazos y piernas son delgados.

Objetivo: crear una línea más esbelta.

Sí: a los diseños que moldeen tu figura. Los bañadores son perfectos para los cuerpos en forma de manzana. Hoy en día existe una enorme gama de lo más sofisticada para poder elegir tu bañador perfecto. Tapan más piel que un bikini, sí, pero pueden resultar de lo más sexy y, además, ayudan a disimular los michelines más rebeldes con el efecto shape. Si detestas las marcas del bronceado que puede dejar un bañador y lo tuyo es un dos piezas, ¿por qué no optas por un bikini de estilo retro? Las braguitas de cintura altas y sujetador con escote balconnet o palabra de honor con tirante ancho puede dar un aire diferente a tus outfits playeros.

No: a los estampados, crean un efecto visual de mayor volumen. Mejor telas lisas y tonos neutros. Evita las lazadas en las braguitas.

Triángulo invertido

La espalda ancha, hombros marcados, muslos tonificados y las caderas pequeñas son características, generalmente, de cuerpos atléticos. A esta figura se le llama triángulo invertido y es muy común entre las mujeres deportistas, siendo el prototipo corporal tradicional de las nadadoras. Básicamente, hay que llevar los modelos opuestos al que se pondría una mujer con “cuerpo de pera”.

Objetivo: crear una silueta más femenina, potenciando tus caderas para compensar la amplitud de los hombros.

Sí: a los estampados y los colores, serán tus mejores aliados. Haz de tus braguitas una fiesta y opta por lazadas y flecos que aporten volumen a tu cadera. Además, los culottes que generalmente se asocian a cuerpos curvy, pueden crear un efecto óptico que parecerá aumentar el volumen de tus caderas, consiguiendo el objetivo deseado. Si tienes poco pecho, puedes optar por un bikini con push up, o recurrir al socorrido escote en forma de corazón. Los tirantes fino te irán bien. También puedes jugar con la asimetría en la parte de arriba, que centrará la atención en la diagonal de tu torso.

No: a las braguitas con talle bajo y bañadores deportivos. Evita los estampados y colores llamativos en la parte de arriba.

Éstas son sólo unas pautas básicas para que empieces a entender la morfología de tu cuerpo y aprendas a seleccionar las piezas que mejor te sientan. Tampoco pretendemos que lo sigas todo al pie de la letra, porque si tu sueño es enfundarte en ese bañador increíble que has visto para sentirte tal que así...

... no somos nadie para quitarte la ilusión.

Y además:
Todo lo que hay que saber sobre tus vaqueros boyfriend

Razones para no lavar tus vaqueros

Puede interesarte