Inicio / Moda / Lencería

Moda

Cómo elegir la talla correcta de sujetador, ¡resuelve todas tus dudas!

por Elvira Sáez Creado en 8 de enero de 2020
Cómo elegir la talla correcta de sujetador, ¡resuelve todas tus dudas!© Unsplash

A veces nos resulta complicado elegir el sujetador perfecto. La talla, la copa y el contorno no siempre son los indicados para conseguir una adaptación total a nuestro cuerpo. Te enseñamos unos pequeños trucos para que sepas escoger la talla de sujetador más adecuada para ti.

Hay pocas prendas en las que dar con la talla correcta influya tanto a nivel de efectividad como con el sujetador. Muy frecuentemente, a la hora de elegirlo prima más la estética que la funcionalidad. Esto no significa, en absoluto, que tengamos que huir de las tendencias, pero sí que debemos seguirlas con cabeza.

En esta pieza en concreto se debe elegir la talla perfecta, algo que es de suma importancia para una correcta sujeción y a lo que apenas se presta la atención que merece. Te invitamos a que sigas leyendo para que aprendas a elegir todos tus sujetadores correctamente.

Video por Carla Dominguez

No olvidemos que, nada más y nada menos, un 70% de las mujeres utiliza una talla incorrecta, lo que evita que el sujetador cumpla la función para el que ha sido creado: sujetar, contener y moldear el pecho con la mayor comodidad posible.

El resultado de utilizar una talla incorrecta puede provocar tanto problemas estéticos (marcas, formas poco favorecedoras...), como rozaduras, dolores de espalda, hombros, cuello, pecho y hasta agravar dolores de cabeza e incluso provocar dificultades respiratorias. Un sujetador pequeño, por ejemplo, provoca un exceso de presión en el pecho debido a que se claven los aros, lo que puede dañar los ligamentos mamarios acelerando la flacidez de los senos. En caso de que el tamaño sea más grande del recomendado, la sujeción del pecho no será óptima.

Por otro lado, las dudas que tenemos las mujeres a la hora de conocer nuestra talla, viene dada porque no todos los fabricantes utilizan el mismo sistema de tallaje y patronaje, y es habitual que nos encontremos en nuestro fondo de armario lencero prendas que, quedándonos bien, indican tallas diferentes.

De ahí la importancia de conocer cuáles son las medidas que debemos tener en cuenta a la hora de adquirir esta prenda. Marta Fernández Cuevas, experta en lencería, nos da una serie de claves orientativas para ayudarnos a acertar con la talla del sujetador.

Claves que te servirán de guía

Existen operaciones matemáticas que nos ayudan a calcular la talla, pero el resultado es orientativo y nunca determina la talla con exactitud. Lo más sencillo que puedes hacer es tener en cuenta los 4 puntos clave que te servirán de guía para evitar errores en la elección, partiendo de su estructura y de las partes que componen un sujetador (banda de contorno, copas y tirantes). No se puede considerar “bra o sujetador” a ninguna prenda que no incluya alguno de estos componentes.

1. En primer lugar, determinamos la talla (80, 85, 95, 100 …etc). Este número siempre se refiere a la medida del contorno de tórax, que es la medida que se toma por debajo del pecho, es decir, por donde pasa la banda que sostiene la estructura del sujetador, tal y como queremos que quede. El tamaño óptimo es aquel en el que, una vez que te pones el sujetador, se pueden introducir dos dedos con facilidad por la zona de cierre de la espalda. Es decir, aunque se adapte al cuerpo, no debe ser demasiado ajustado. Si esta medida no es correcta, por exceso o defecto, la banda tenderá a subir hacia las paletilla u omoplatos.

2. El segundo paso consiste en determinar la proyección del pecho, lo que conocemos como “copa”, que viene siempre determinada por una letra (A, B, C, D … etc.) Esta medida no está relacionada con la anterior. Hay mujeres con una espalda estrecha y senos muy proyectados y al contrario, mujeres con espalda ancha y senos con poco volumen. Por lo tanto, a mayor volumen de proyección, mayor letra. Esta medida se toma, colocando la cinta métrica a la altura del pezón, sin apretar. El pecho, nunca deberá “rebosar sobre la copa” ni en los laterales. Si ocurre esto, el tamaño es inferior al del busto. En este sentido también es importante tener cuidado con elementos como el relleno o el push up, porque pueden aplastar los pechos.

​3. El tercer punto a tener en cuenta y sin obviar que todas las mujeres optamos por aquellos sujetadores que presentan aros: es MUY IMPORTANTE valorar el perímetro de los mismos, ya que estos no deben presionar JAMÁS la zona mamaria, con objeto de evitar dañar los nervios intercostales. Por tanto, cuando te pruebes un sujetador, el aro debe rodear toda la base del pecho, y deberá ser más o menos abierto en función de la base de los senos.

4. Los tirantes son el último factor a tener en cuenta. El ajuste se puede adaptar en la gran mayoría de los sujetadores, debido a que el alto de pecho no es el mismo en todas las mujeres. El alto del busto es aquella medida que se toma desde el ángulo que forma el cuello con el hombro y que va hasta el pezón. Por lo tanto, los tirantes deben ajustarse de forma que el pecho quede cómodo, en una posición natural, no forzada, sin elevar en exceso pero sin que el pecho quede demasiado suelto.

Algunas marcas suelen pedir la altura, pero ésta no determina la talla, puesto que dos personas con distinta altura, pueden presentar mismo contorno de tórax e idéntica copa.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, es importante saber que la talla en las mujeres varía a lo largo de nuestra vida, debido principalmente a cambios hormonales, de peso o durante el embarazo, por lo que es primordial ir adaptando la talla en cada momento para que sea la correcta.

Nuestro consejo es medir en cms tanto el contorno del torso como el de la copa para determinar si tienes dudas con el tallaje. También presta atención al ajuste de los tirantes. No obstante, como cada sujetador y tienda es diferente, lo mejor es que te los pruebes y compruebes en tu propia piel todos esos detalles que hemos comentado. Si vas a comprar online, mide tu torso y tu pecho, echa un vistazo a la tabla de medidas que suelen incluir y elige la talla que corresponda a las tuyas. En caso de que tu medida esté entre dos tallas, es preferible escoger la más grande para evitar que el pecho quede aplastado o el ajuste en la zona del tórax sea excesivo. Aún así, como decíamos, no hay nada como probártelo. Si el tamaño no es adecuado para ti, ¡cámbialo sin dudar!

Terminamos recordando que más allá de la talla, existe un modelo adecuado a cada ritmo de vida, actividad o estado concreto de cada mujer, que requieren de sujetadores especiales y específicos, por lo que un perfecto fondo de armario lencero debe incluir: un modelo deportivo que aporte una correcta sujeción, de fiesta con un diseño más elegante, de día en el que prime la versatilidad y siempre uno para dormir. Por supuesto, ¡todos de la talla correcta!

​Y además:
Manual del sujetador sin tirantes
¿Conoces los sujetadores inteligentes?
¿Cómo encontrar un sujetador cómodo?
Cómo elegir el sujetador ideal para cada ocasión

Elvira Sáez
Elvira Sáez es redactora en enfemenino. Se graduó en Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid y pronto inició su andadura profesional en los medios digitales. Se ha especializado en …