Inicio / Maternidad / Bebés y niños / 3 maneras diferentes de llevar un pañuelo portabebés

Maternidad

3 maneras diferentes de llevar un pañuelo portabebés

Cristina Gonzalez
por Cristina Gonzalez Publicado en 22 de agosto de 2017
57 compartidos

Los pañuelos o fulares portabebés resultan una opción muy cómoda a la hora de llevar a los niños. Aquí tienes algunas recomendaciones generales y los pasos necesarios para colocarlo dependiendo de la edad o el peso de tu bebé.

Durante años, las mujeres de diferentes culturas han usado una tela o pañuelo para llevar a sus hijos con ellas. Una técnica que no solo les facilitaba la lactancia, también les permitía mantener al bebé con ellas sin necesidad de sostenerlo con los brazos. Algo especialmente útil para las largas jornadas de trabajo o para los viajes en los que necesitaban las manos para transportar otros elementos. A día de hoy esta misma técnica se sigue utilizando. De hecho los pañuelos portabebés (que también reciben el nombre de fulares o cabestrillos) pueden ser muy útiles a la hora de aumentar el contacto físico del bebé con su madre o su padre. Ayudan también a potenciar el vínculo, les tranquiliza y favorece la lactancia materna. Además de resultar también muy práctico para los padres.

Si no tienes muy claro cómo llevar un pañuelo portabebés, te dejamos una galería de imágenes en la que, paso a paso, aprenderás tres métodos diferentes de atarlo: el cruzado envuelto, el doble cruzado y el cruzado sin nudos.

3 maneras diferentes de llevar un pañuelo portabebés © Pinterest vía wildbird.co

Recomendaciones antes de usar el pañuelo portabebés

Aunque resulta una opción cómoda, si no le damos un buen uso a los fulares portabebés, estos podrían resultar peligrosos para el niño. Para evitar posibles sofocos o asfixias, la Asociación Española de Pediatría ha redactado algunas normas de prevención que debemos tener en cuenta:

• El uso del pañuelo portabebés está desaconsejado en bebés menores de cuatro meses, en gemelos, en bebés prematuros, en niños de bajo peso en el nacimiento y aquellos que tengan alguna infección en las vías respiratorias.

Al usar el pañuelo portabebés:
• La cara del bebé debe permanecer siempre visible.
• Debemos vigilar con frecuencia su postura y que respire libremente.
• Evitar que la cara del niño se apoye contra el cuerpo del adulto.
• No utilizar el pañuelo portabebés dentro del coche. Tampoco es aconsejable cocinar con él ni realizar otras actividades que puedan suponer un riesgo para el niño: montar en bici, patinar...
• Comprobar diariamente la tela, las costuras, los pliegues y las cremalleras del pañuelo o fular.
• La posición correcta de la cara del bebé es con la barbilla hacia arriba, la cara completamente visible y la nariz y ojos libres.

Y más adelante, para que aprenda a andar, quizá os venga bien este otro invento...

Y además:
¿Cómo aprende un bebé a hablar?
El destete: ¿cómo pasar de la lactancia materna al biberón?

por Cristina Gonzalez 57 compartidos

Puede interesarte