Inicio / Maternidad / Embarazo

Maternidad

Masaje perineal para evitar la episiotomía: ¿cuál es la manera correcta de hacerlos?

por María Viéitez Creado en 10 de diciembre de 2019
Masaje perineal para evitar la episiotomía: ¿cuál es la manera correcta de hacerlos?© GettyImages

Practicado con frecuencia durante el embarazo, el masaje perineal puede reducir el riesgo de sufrir un desgarro vaginal en el parto y disminuir las posibilidades de episiotomía. El masaje perineal es una práctica que potencia la flexibilidad del periné y mejora el tono muscular, lo que facilita en gran medida la salida de la cabeza del bebé pudiendo reducir los dolores de la madre en el parto. ¿Quieres saber cómo realizarlo de forma correcta y con qué frecuencia?

Muchas mujeres embarazadas temen los riesgos del parto y uno de ellos es la necesidad de hacer una episiotomía, esa pequeña incisión en el periné para faciltar la salida de la cabeza del bebé a través del canal de parto. Y es que aunque esta intervención puede facilitar el parto en algunos casos, es una práctica que conlleva riesgos. El primero de ellos es que el corte puede desgarrarse y aumentar de tamaño como consecuencia del mismo empuje de la madre, pudiendo incluso llegar al músculo del recto. E incluso en los casos más graves, el corte puede provocar una hemorragia. Pero además, las episiotomías también conllevan riesgos después del parto. Al ser una zona húmeda, la herida puede infectarse o provocar dolor durante meses en las relaciones sexuales.

Numerosos estudios han demostrado que las episiotomías no es necesaria y en la mayoría de los casos es preferible no realizarla. Y es que, precisamente, el corte que genera es más profundo que el de un desgarro provocado de forma natural e incluso tardan más en sanar.

Aunque hay casos en que la episiotomía es estrictamente necesaria, es posible reducir las posibilidades por medio de algunas técnicas, como los ejercicios de Kegel y los masajes perineales que vamos a tratar en este artículo.

Video por Norma Varela

¿En qué consiste el masaje perineal?

El masaje perineal es una técnica preventiva que puedes realizar tú misma o con tu pareja y que sirve para potenciar la elasticidad del periné, mejorar el tono muscular y reducir la resistencia del tejido. Como resultado de la estimulación de la piel y los tejidos, el periné se distiende y cede con más facilidad durante el parto. Hacerlo, además, te ayudará a reconocer la presión que indica el inicio de la false de expulsión en el parto.

La eficacia de esta técnica esta avalada por varios estudios que han demostrado que el masaje perineal es un factor útil para prevenir el trauma perineal, sobre todo en madres primerizas. Por eso, es fundamental que las mujeres embarazadas dispongan de toda la informacion necesaria, para poder disfrutar de su embarazo, su parto y sus niños.

¿Por qué hay que prepara el perineo?

El periné o perineo forma parte del suelo pélvico, la zona en que se encuentran los órganos genitales externos y el ano. Está formado por músculos y lifamentos y tiene forma romboidal: en la zona superior, se encuentra la uretra, en la zona inferior, el ano. La zona que trabaja el masaje perineal es el perineo posterior, es decir, el ano.

¿Cuándo y cómo debo realizarlo?

Lo más recomendable es que comiences a hacerte estos masajes entre 4 y 6 semanas antes del parto, es decir, hacia la semana 34 de embarazo. Deberás realizarlo una o dos veces por semana. Antes de comenzar con esta práctica, lo ideal es que lo consultes con tu médico ya que existen circunstancias en las que el masaje perineal está contraindicado. Es el caso de mujeres que sufren alguna infecciónvaginal con frecuencia, mujeres que tienen alguna lesión vaginal, embarazos con placenta previa, embarazos con riesgo de parto prematura o mujeres con cesárea programada.

El masaje perineal es una práctica muy sencilla para la que no requieres ningún utensilio, únicamente un aceite vegetal antural con el que lubricar la zona o un lubricante elaborado a base de agua –es preferible que evites los que tienen base sliconada. Puedes escoger, por ejemplo, el aceite de rosa mosqueta o el aceite de almendras dulces. En cualquier caso, deberás asegurarte de que sea un producto adecuado y respetuoso con la piel, ya que la zona del perineo es delicada.

Antes de empezar deberás orinar, de manera que puedas relajar la uretra y los músculos durante el masaje. Lávate bien las manos y asegúrate de tener las uñas cortas y limpias para evitar lesiones o infecciones. Si quieres, puedes utilizar toallas calientes o darte un baño con agua caliente antes del masaje para aumentar la circulación de la zona y relajar los músculos.

Colócate en una posición cómoda: en cuclillas con la espalda apoyada contra la pared o tumbada boca arriba con las piernas dobladas. Vierte una pequeña cantidad del aceite que hayas escogido en las manos y asegúrate de que estén lubricadas. Si vas a hacerte tú misma el masaje, deberás utilizar los dedos pulgares. Si lo hace tu pareja, podrá utilizar también los dedos índices.

Deberás introducir los dedos en la vagina, aproximadamente hasta la falange, y ejercer una ligera presión hacia el ano hasta que sientas hormigueo. Mueve los dedos despacio y con cuidado hacia derecha e izquierda durante 2 ó 3 minutos. Después, vuelve a ejercer presión hacia el ano y hacia fuera durante otros 2 ó 3 minutos. Lo normal es que sientas entumecimiento o la zona adormecida después de esos minutos.

Algunos consejos adicionales

1. Para facilitar la tarea y que puedas visualizar la técnica, puedes ayudarte de un espejo. Al no tratarse de una zona que veamos o tratemos con frecuencia, recurrir a este método también puede ayudarnos a familiarizarnos con ella y conocer mejor nuestro propio cuerpo.

2. A medida que te sientas más cómoda y las molestias se reduzcan, puedes ir aumentando poco a poco y siempre con mucha delicadeza la amplitud de los movimientos. Para el masaje siempre que sientas dolor o incomodidad.

3. Ten cuidado de no ejercer presión también sobre la abertura de la uretra, que se encuentra por encima de la vagina, ya que podrías provocarte una infección de orina.

Descubre: Todas las famosas que han sido madres en 2019
Laura Escanes © vía instagram @lauraescanes

Te puede interesar...
Quiero ser mamá: ¿cómo puedo aumentar mis posibilidades de embarazo?
¿Cuántos kilos debería engordar durante el embarazo?
Obesidad extrema y embarazo: una combinación de alto riesgo
Ciclo menstrual: factores que afectan a su correcto funcionamiento

María Viéitez
María es redactora digital y de contenidos de actualidad en enfemenino, y tiene claro que la comunicación es lo suyo. Seducida por la lectura, la escritura y las ganas de …