Inicio / Maternidad / Embarazo / Consejos para guardar un embarazo en secreto los primeros meses

© iStock
Maternidad

Consejos para guardar un embarazo en secreto los primeros meses

por Redacción enfemenino Publicado en 13 de febrero de 2016
170 compartidos

Estás embarazada de unas semanas o meses pero por ahora has decidido de momento, no contar nada. Bien sea por superstición o por que así es tu voluntad no tienes por qué hacer partícipe a todo el mundo de esta noticia. Tienes que estar preparada para contarla. Mientras llega ese momento, aquí tienes algunas excusas para que ocultar tu embarazo sea más llevadero.

Cuidado con las fiestas, la ropa, las comidas... son situaciones cotidianas en las que si no estás atenta, ¡tu secreto podría ser descubierto!

Para que puedas salir airosa de cualquier circunstancia aquí tienes seis de las situaciones más arriesgadas en las que tu embarazo podría ser descubierto, cuando todavía no quieres que nadie lo sepa. ¡Te ayudamos a salir de un lío!

1. La ropa

Al principio del estado de gestación, tienes que hacer frente a una serie de cambios los que no estás acostumbrada como por ejemplo: ¡al aumento de pechos! Algo que puede ser suceptible de muchas miradas... Y por supuesto, la incipiente tripita se irá notando sobre todo a partir del tercer mes.

Excusa 1: "Ahora llevo sujetadores push-up, ¡no veas el efecto que hacen!".

Excusa 2: Si no quieres reconocer que ahora comes como una auténtica lima y que tu tripita irá creciendo de forma notable, aunque no será de todo visible hasta el tercer mes puedes disimularla con ropa más ancha a la que estás acostumbrada. Por ejemplo: haciendo alusión a las últimas tendencias como por ejemplo las piezas oversize o la moda boyfriend

Relacionados: Evolución del embarazo

El embarazo semana a semana © enfemenino

2. ¿Qué hacer si te ofrecen alcohol?

Un clásico entre los clásicos. Y es que está claro que cuando rechazas una cerveza o un vino (en más de una ocasión en tus últimas reuniones de amigos o de compañeros de trabajo) la siguiente pregunta q que te van a hacer es: "Ah, ¿desde cuándo no bebés alcohol?¿Estás embarazada?". Pues bien, para estas preguntas impertinentes aquí tienes 5 consejos infalibles para contestarlas.

-Estoy a dieta y ya sabéis que el alcohol es horrible.
-Que te encuentras tomando antibiótico por un dolor puntual por ejemplo, una otitis, un dolor de cabeza o un dolor de espalda. Si te decantas por el dolor de espalda ni se te ocurra pasar toda la noche bailando como una loca.
-Ayer abusé y estoy de resaca.
-Si te han invitado a una fiesta en casa de algún amigo, la mejor excusa es llevarte el coche y decir que como tienes que conducir, no puedes bebes.
​-Hice una apuesta con un amigo en que aguantaba sin beber alcohol durante un mes y si gano, ¡me regala un fin de semana en Londres! Merece la pena aguantar un poquito más.

Lo más eficaz puede ser aceptar una bebida y disimular mientras parece que bebes pero al final, te quedas toda la noche con la misma copa en la mano. Puedes abandonarla en algún lugar de la fiesta y ponerte otro vaso a tu gusto.

3. Tenías previsto ir al parque de atracciones

Es uno de los planes más divertidos y que llevas mucho tiempo esperando hacer con tus amigos, pero ¡alto! Por desgracia, las atracciones no están indicadas para mujeres embarazadas. Comienza entonces la hora de poner excusas para no ir, ¿qué digo?

La mejor excusa si no quieres perderte el plan y acompañar a tus amigos en este día tan divertido será que la comida o el desayuno te ha sentado fatal y que tienes la tripa super revuelta. No puedes montarte en nada porque no sabes qué podría pasar en tu estómago, ¡y tan contenta!

4- Y para cenar, ¡sushi!

Todo el mundo sabe que adoras el sushi, pero ¡horror! Cuando estás embarazada una de las "comidas prohibidas" es precisamente el pescado crudo. Ya sabes que si el pescado está previamente congelado, no tiene por qué pasar nada pero no te quieres arriesgar...

Excusa: estoy llenísima de la comida y no quiero comer sushi porque realmente no lo disfrutaría como a mi me gusta, ¡hoy prefiero pasar de la cena!

5- Zapatos de tacón vs planos

Si hay una cosa que en esta vida más te gusta es llevar tacones. Te dan seguridad y te sientes mucho más poderosa con ellos, pero ¡error! Cuando estás embarazada una de las primeras prohibiciones son precisamente los zapatos de tacón. Este cambio drástico sorprenderá a más de uno... pero tranquila, tenemos la excusa perfecta.

Excusa: ayer por la tarde me fui a andar y como hacía muchísimo tiempo que no hacía deporte las piernas me fallaron esta mañana, ¡imposible ponerme tacones! Voy a tener que llevar unos días con calzado cómodo porque las agujetas me están matando. ¡Resuelto!

6- La hora del café...

Sabes que te quedaste embarazada desde hace unas pocas semanas, pero es suficiente para ser consciente de que se acabó el café en tu vida, por un tiempo. ¿Cómo ocultarlo los primeros meses?

Excusa: Tengo problemas para dormir y he tenido que reducir mi consumo de café. De momento, lo he dejado por un tiempo a ver si lo noto a la hora de descansar. ¡Brillante!

Todo preparado para soportar toda la presión y preguntas trampa de tu familia, amigos y compañeros de trabajo. ¡Estás preparada para ocultar tu embarazo, si así lo deseas, durante los primeros meses!


Y además:
12 cosas que los hombres deberían saber sobre las embarazadas
¿Cuál de tus amigas será la próxima en quedarse embarazada?

por Redacción enfemenino 170 compartidos

Puede interesarte