Inicio / Maternidad / Bebés y niños

Maternidad

¿Problemas con sus primeros dientecitos?

por Leticia Fernandez Creado en 8 de mayo de 2020
¿Problemas con sus primeros dientecitos?© Getty

De puertas afuera, sus primeros dientes son la cosita más graciosa que vas a ver. Pero puertas adentro la dentición es una época estresante para muchos bebés y también puede serlo para ti. A continuación te traemos una recopilación de todo lo que necesitas saber para superar esta etapa.

Los dientes de leche

Lloros, pérdida de apetito y dificultades para dormir del tirón toda la noche: a veces la dentición puede ser muy dolorosa para los peques. Una época que suele durar hasta los dos años y que se va viendo interrumpida por periodos también de calma en los que ningun diente entra en acción. Así, la dentición completa se da con el desarrollo de sus 20 primeros dientes: ocho incisivos, cuatro caninos y ocho molares.

¿Cuál es el orden de salida?

El orden de la dentición varía de un niño a otro, pero para la mayoría los dientes vienen en el siguiente orden:

  • Incisivos medios bajos
  • Incisivos medios superiores
  • Incisivos externos inferiores
  • Incisivos externos superiores
  • Molares frontales superiores e inferiores
  • Caninos superiores e inferiores
  • Molares posteriores superiores e inferiores

¿Cuándo les salen los dientes a los bebés?

Aunque los dientes solo sean visibles pasados unos meses tras su nacimiento, estos empiezan a formarse ya en el útero. Entre la semana 6 y la 8 de gestación aproximadamente, se forma la sustancia de los dientes de leche, mientras que en torno a los 3 o 4 meses de gestación se forma el tejido duro que la rodea y se empieza a formar el poso de la dentición permanente.

Por lo tanto, las futuras mamás ya deben asegurarse durante el embarazo de que el bebé reciba una dieta rica en calcio para que más adelante tenga unos dientes bien fuertes.

Así, el asentamiento de los incipientes dientes en la mandíbula puede ya generar algunos problemas en los bebés cuando todavía están ocultos bajo las encías y no tenemos noción de ellos.

Y es que el primer diente se hace visible en la mayoría de los bebés alrededor de los seis meses de edad. Sin embargo, como curiosidad, la dentición puede comenzar de maneras muy diferentes, por lo que algunos bebés pueden nacer ya con sus primeros dientes, y otros no mostrar su primer diente hasta la edad de un año. Así que no te extrañes tampoco si tu bebé sigue sin dientes después de los primeros seis meses.

Video por Patricia Álvarez

Problemas de dentición

La presión en el paladar, la hinchazón de la membrana mucosa y la penetración a través de las encías son algunas de las peores dolencias para muchos peques. En estos momentos, antes de que los dientes les salgan, nos podemos encontrar con que tengan el perineo rojito e hinchado, algo que evidenciaría por lo que están pasando. Es hora de empezar a darles mimos e intentar distraerlos de ese dolor.

Un rumor que todavía circula es que la fiebre y la diarrea son una causa directa de la dentición. Sin embargo, no es así, aunque sí existe cierta relación. Esta puede explicarse por el hecho de que los pequeños se llevan todo tipo de objetos a la boca para intentar aliviar su dolor y por lo tanto las infecciones son más frecuentes. Y a la vez, el cuerpo se debilita por la dentición y el sistema inmunológico es más vulnerable, dando lugar a la fiebre y la diarrea mencionadas.

Pero aun así, cada niño procesa la dentición de manera diferente: mientras que a algunos les salen los dientes sin mayor complicación, otros sufren semanas antes de que algo sea visible en la boca.

Primeros signos a tener en cuenta

Por supuesto que cada bebé es único y reacciona de forma diferente. Pero hay algunas señales típicas de la dentición que puedes tener en cuenta para ayudar a tu pequeño durante este período:

  • Babea con mayor frecuencia e intensidad.
  • Tiene una mejilla rojita y caliente pero no tiene fiebre.
  • Le gusta meterse objetos o el puño en la boca y masticarlos.
  • Tiene algunos problemas intestinales como heces delgadas, diarrea o incluso estreñimiento.
  • Las encías están enrojecidas en una zona determinada, por lo que quizás un diente ya está asomando en este punto.

Remedios casero para la dentición

  • Un buen método puede ser darles una toalla húmeda y fresquita para que puedan morderla. Además, puedes mojarla por ejemplo en una infusión de manzanilla para que le ayude a aliviar el dolor al mismo tiempo.
  • O también puedes enfriar los anillos de dentición en la nevera para que el fresquito le alivie el dolor y las rojeces.
  • Frente a la inflamación, un té de manzanilla también puede ayudar a rebajarla. En este sentido, puedes dársela bebida o puedes mezclar un poquito de manzanilla con un poquito de aceite y utilizarlos como ungüento, masajeando regularmente sus encías.

En cualquier caso, a los bebés a los que les salen los dientes les gusta masticar algo duro, de modo que si no les gusta el anillo de dentición, puedes probar juegos de aprendizaje con cepillos de dientes especiales para los primeros dientes por ejemplo. Intenta ser comprensiva e ir encontrando el mejor camino y las mejores soluciones para ayduarle. Y en caso de que se ponga especialmente mal siempre puedes recurrir a los mimos para intentar distraerlo. Un paseo o simplemente cogerlo en brazos puede hacer maravillas.

Pero, si los remedios caseros no son suficientes para aliviarlo y sigue con molestias que os están dificultando el día a día y las horas de sueño, siempre puedes acudir a su pediatra o a la farmacia para que os recomienden algún producto específico.

Homeopatía

En el caso de la homeopatía siempre hay opiniones encontradas sobre su eficacia, pero aun así en el caso concreto de la dentición hay algunas prácticas que están muy extendidas que puedes probar por si en el caso de tu bebé, surten efecto.

Entre estos remedios encontramos las sales de Schüssler:

  • En el caso del fosdato de calcio D6, este ayuda a acumular masa dental y a aliviar las molestias durante el avance de la misma.
  • Por otra parte, del fluorato de calcio D12 lo que sabemos es que ayuda a retrasar la dentición mejorando la elasticidad del tejido y facilitando la perforación del diente sobre la encía.

Con todo esto, los glóbulos homeopáticos se administran más fácilmente a los bebés menores de un año con una cucharada de agua, mientras que cuando son un poquito mayores pueden disolverse directamente en la boca. Eso sí. Consulta siempre con tu pediatra de antemano.

Leticia Fernandez
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …