Inicio / Maternidad / Embarazo / Asistencia médica para la procreación

Maternidad

Asistencia médica para la procreación

por Redacción enfemenino Publicado en 4 de octubre de 2009

La procreación médicamente asistida (PMA) permite a muchas parejas disfrutar de la felicidad de la paternidad. Las técnicas que utiliza la PMA son de dos tipos: la inseminación artificial y la fecundación in vitro. ¿Qué hay que hacer para tener acceso a una de estas técnicas tan avanzadas?

El diagnóstico
Nada puede hacerse sin un diagnóstico profundo sobre las causas que dificultan que una mujer se quede embarazada. Tu médico (el ginecólogo) es el encargado de llevarlo a cabo con el resultado de las pruebas a las que deberás someterte: pruebas clínicas, ecografías, biológicas (análisis de sangre), histerográficas, de evaluación del moco cervical (test de Huhner), etc. El hombre deberá someterse a un seminograma. Una vez conocido el diagnóstico, el médico puede orientar a la pareja hacia un centro de procreación médicamente asistida.

Condiciones para acudir a un centro de reproducción asistida
En el primer encuentro con el equipo médico se os pedirá lo siguiente:
-justificar las indicaciones médicas. El diagnóstico preliminar de fecundidad en el que se especifiquen las causas que dificultan que la mujer se quede embarazada.
-Justificar una vida en común de al menos dos años.
-Estar en edad de tener hijos (se recomienda que las mujeres tengan más de 35 años).
-Los padres deben estar vivos en el momento de la FIV. Esta precisión puede parecer evidente a primera vista, pero es el modo de erradicar todo intento de inseminación o de FIV con el esperma del hombre si éste fallece durante el proceso (enfermedad, accidente, etc.).

Una entrevista previa
En la primera entrevista con el médico deberéis explicar y profundizar sobre las razones por las que os planteáis un tratamiento de este tipo. Por su parte, el equipo médico os deberá informar al detalle sobre:
-Las técnicas empleadas.
-Las posibilidades de que el proceso se realice con éxito o finalice en fracaso (en el caso de la fecundación in vitro, las ocasiones de éxito son del 22-23 % por ciclo).
-El consentimiento escrito tanto de la madre como del padre, que no firmaréis hasta pasado un mes de reflexión. Este período podréis aprovecharlo para que profesionales y otras parejas os informen acerca del tema.
-Cómo rellenar una solicitud de acuerdo previa para la Seguridad Social. La pareja podrá someterse a 4 fecundaciones in vitro y a 6 inseminaciones artificiales hasta que la mujer cumpla los cuarenta y dos años.
-La adopción como alternativa a ambos tratamientos.

Para más información, visita las siguientes webs:
www.reproduccionasistida.org
http://nuevo.sefertilidad.com (Sociedad Española de Fertilidad)

Tu médico os indicará el centro más cercano a vuestro domicilio. La proximidad es un factor de éxito importante pues te evitará tener que hacer largos desplazamientos, cansancio y estrés innecesarios.
También podrás encontrar dicha información en los servicios de ginecología y obstetricia de los hospitales.

Si quieres ir más allá, puedes leer:
El embarazo mas deseado: guía práctica de reproducción asistida, Requena Miranda, Antonio y Juan Antonio Velasco García, IVI, 2008.

No te pierdas:
Medicamentos y embarazo

por Redacción enfemenino

Puede interesarte