Inicio / Belleza / Maquillaje / Maquíllate como Kim Kardashian

© Getty
Belleza

Maquíllate como Kim Kardashian

Patricia Álvarez
por Patricia Álvarez Publicado en 24 de febrero de 2014
696 compartidos

Tanto si eres fan de Kim kardashian como si no, hay una cosa que no se le puede negar: tiene unas facciones perfectas y un rostro proporcionado y bien definido. Pero, ¿y si no fuera oro todo lo que reluce? Por supuesto, belleza no le falta, pero su secreto para lucir un rostro perfecto radica en un buen maquillaje. Saber dónde aplicar los puntos de luz y dónde las sombras es determinante para conseguir un resultado de ensueño y nosotras te vamos a enseñar a reproducirlo en casa.

La técnica del contorneado

Originalmente esta técnica se usaba solo en el mundo del espectáculo, para jugar con la iluminación típica de escenarios de teatro y platós de televisión. Sin embargo, ahora ha dado el salto a la consumidora final, gracias a la proliferación de blogs y videoblogs conducidos por maquilladoras profesionales, y a estrellas como Kim Kardashian, que a través de sus redes sociales comparten con sus seguidores sus secretos de belleza. La técnica del contorneado consiste en jugar con los diferentes tonos de maquillaje para corregir, estructurar, crear volúmenes y definir el rostro modificando sus contornos. Un color oscuro para crear sombras, un color claro para formar puntos de luz, ¡y listo!

Contornear, el secreto de maquillaje de Kim Kardashian © Twitter Kim Kardashian

El secreto para un rostro perfectamente definido

​Kim Kardashian, que comparte voluntariamente sus secretos de belleza en Twitter, ha sido una de las pioneras en iniciar esta revolución en los tocadores de medio mundo. Un truco ideal para aquellas que tienen el rostro demasiado redondo, la nariz demasiado ancha, la frente muy grande o muy pequeña, y demás defectillos que coregir. Según el efecto deseado, podemos elegir entre utilizar:
- Un dúo de bases de maquillaje fluidas (y mate).
- Un dúo de bases de maquillaje en polvo.
Podemos optar por la segunda opción para el día, ya que ofrece unos resultados más naturales y por la primera opción para la noche, ya que además, al tener que difuminar y trabajar el producto necesitaremos más tiempo, y todas sabemos que no vamos muy sobradas de él por las mañanas.

Los ingredientes

- Una prebase
- Una base de maquillaje fluida que se adapte a tu tono de piel
- Unos polvos compactos más oscuros que tu tono de piel (unos polvos bronceadores, por ejemplo)
- Unos polvos compactos más claros que tu tono de piel para crear contraste
- Unos polvos translúcidos

Las herramientas

- Una broncha para colorete (bisealada)
- Un pincel plano
- Una brocha de polvos
- Una esponjita
- Una borla

Nuestro shopping:

Porefessional, de Benefit © Benefit

Etapa 1: La base

Después de tu rutina habitual (limpieza, hidratación, tratamiento...), aplica una prebase por todo el rostro para crear una barrera entre el maquillaje y la piel, y así mejorar la fijación y duración del maquillaje. Si además esa prebase difumina la apariencia de los poros y unifica el tono mejor que mejor. A continuación, aplica la base de maquillaje que mejor se adapte a tu tono de piel.

Etapa 2: Las sombras

En la parte alta de la frente, ayúdate de una brocha de colorete biselada para trazar una línea horazontal (su grosor dependerá del ancho de tu frente). Cuanto más gruesa hagas la línea, menor parecerá tu frente. Para acentuar los pómulos, crea una línea diagonal descendente que vaya desde las orejas hasta la boca. Aplica una pequeña cantidad en la zona baja del rostro, en el mentón y debajo de la barbilla.
Para afinar la nariz, coge un pincel plano y aplica el polvo oscuro en los laterales de la nariz, desde el nacimiento de la ceja hasta las aletas.
Si tu rostro ya es bastante fino y pequeño, céntrate solo en acentuar los pómulos, ya que corres el riesgo de hacer que tu cara parezca demasiado pequeña.

Etapa 3: Las luces

Aplica el polvo compacto más claro junto a las líneas oscuras que has trazado antes: encima del pómulo, en el centro de la nariz, encima del mentón, bajo la línea de la frente y bajo los ojos. Utiliza para todo el pincel plano

En este momento parecerás un cuadro surrealista, pero no tengas miedo, el resultado final merece la pena.

Etapa 4: Difuminar

Esta es la etapa clave, así que coge la esponja y el pincel y comienza a difuminar.
Con la esponja, comienza a mezclar suavemente el color oscuro con el claro, dando ligeros toquecitos.
Repite la operación en la zona de la barbilla, pero siempre de arriba hacia abajo, ya que no queremos crear una sombra que haga la ilusión óptica de una barba.
Utiliza el pincel para difuminar en la zona de la nariz.

Etapa 5: La fijación

Utiliza los polvos translúcidos para fijar el maquillaje y prevenir la aparición de brillos. Para no mover los colores utiliza una borla para aplicarlos. Retira el exceso de polvo (si lo hubiera) conuna brocha.

¿Y el resto?

Si quieres copiar el look completo de Kim Kardashian opta por un lápiz blanco en la lína de agua inferior, para agrandar la mirada, un buen delineado, un poco de máscara y unos labios nude.

¿Qué te ha parecido este tutorial de maquillaje? Danos tu opinión a través de @enfemenino

Puede interesarte...

por Patricia Álvarez 696 compartidos

Puede interesarte