Inicio / Belleza / Maquillaje / Pinceles y brochas de maquillaje esenciales

Belleza

Pinceles y brochas de maquillaje esenciales

Patricia Álvarez
por Patricia Álvarez Publicado en 19 de octubre de 2017

¿Alguna vez te has preguntado por qué cuando te maquillas tú misma el resultado no es el mismo que cuando te maquilla un profesional, aun cuando usas los mismos productos? La respuesta es muy sencilla. Tan importante como usar buenos productos es saber aplicarlos con la brocha de maquillaje adecuada, por lo que hoy te vamos a dar unas nociones básicas para que aprendas a distinguir los diferentes tipos de brochas y pinceles, así como cuál elegir en función del resultado que busques.

Lo primero en lo que debes fijarte es en el tipo de pelo de cada una de tus brochas de maquillaje: las hay de pelo natural y sintético. Las primeras son las más indicadas para utilizar los productos en polvo, y las segundas para los productos en crema, aunque por supuesto, en esto del maquillaje no hay reglas estrictas.

Otro elemento importante a tener en cuenta es el corte del pelo, que puede ser plano, redondeado, en punta o biselado, y que en función de la zona a maquillar y del acabado que se busque en la piel habrá que elegir una u otra.

¡Se acabó eso de utilizar una única brocha para el rostro y otra para los ojos! Descubre con nosotras el kit esencial que no debe faltar en tu neceser y consigue que todos tus maquillajes tengan un acabado profesional.

¿Qué pincel de maquillaje usar para los ojos?

Pincel para corrector: elige uno que sea bastante preciso, y te permita acceder bien a la zona de la ojera y llegar incluso al lagrimal, la parte más inaccesible del párpado. Elige uno que esté compuesto de pelo sintético y flexible, para que puedas controlar la cantidad de corrector, y de esta forma poder modular la cobertura deseada en cada caso, añadiendo capa tras capa sin que parezca artificial. Si optas por uno de corte plano te asegurarás una aplicación uniforme del corrector en zonas más amplias.

Pincel para sombras: en función de tu destreza con el maquillaje y lo elaborados que quieras que sean tus looks, podrás apañarte con un único pincel para las sombras o no. Nuestra recomendación es que empieces por los básicos, y elijas uno ni demasiado ancho ni demasiado estrecho, para que sea más versátil, y que tenga los pelos sueltecitos. Así, podrás usarlo tanto para aplicar sombra por todo el párpado, como para aplicar solo en determinadas zonas.

Pincel para difuminar: aunque en un principio pueda parecer que se trata de un pincel del que podemos prescindir, en el momento en el que éste entre en tu rutina de maquillaje y pruebes sus resultados, ya no podrás pasar sin él. Están especialmente indicados para difuminar las sombras de ojos y suavizar los bordes, de manera que el color quede perfectamente integrado en el párpado.

Pincel biselado para eyeliner: si para ti hacer bien el eyeliner es más complicado que aprender chino mandarín, estarás más que encantada de introducir este pincel en tu vida. Su corte biselado permite hacer el trazo mucho más fácilmente y que en ambos ojos te quede (casi) igual. Es ideal para eyeliners en crema y en gel, e incluso para aplicar sombra negra a modo de delineador.

¿Qué brochas usar para el rostro?

Brocha para base de maquillaje: elige una que sea de corte plano pero con el pelo no demasiado rígido, para que cubra bien las imperfecciones pero a la vez difumine perfectamente, por lo que nos ayuda a evitar el indeseable efecto máscara. Si optas por una de fibras sintéticas podrás usarla tanto para productos en polvo como para los de textura fluida. ¿Nuestra recomendación? Usa una que sea muy tupida y suave, ya que sí te permitirá que la aplicación del maquillaje se haga de una manera sencilla y cómoda, dejando en la piel un acabado muy natural, empolvado, extendiendo muy bien el producto.

Brocha para polvos: este tipo de brochas las puedes elegir de pelo natural o de pelo sintético (en función de tus gustos y/o compromiso con los derechos de los animales) ya que se trata de una brocha pensada para aplicar polvos sueltos o compactos. Para poder sacarle el máximo partido es aconsejable utilizarla dando ligeros toques en el rostro, sin frotar ni apretar. Si eliges una de forma redondeada y ligeramente acabada en punta estarás optando por una brocha "todoterreno", ya que la podrás utilizar también para aplicar polvos bronceadores, colorete e incluso iluminador si solo utilizas el extremo puntiagudo.

Brocha de colorete: tanto si te decides por una brocha biselada como por una más puntiaguda, has de tener en cuenta que lo mejor es que tenga el pelo muy suelto para que aplique el colorete de forma uniforme y difuminada, para evitar el efecto "Heidi".

Brocha para contorno: si quieres darle profundidad y volumen a tu rostro a través de la popular técnica del contouring tendrás que utilizar una brocha de corte plano, estrecha y bastante durita, para poder marcar bien las zonas que queremos sombrear.

¿Qué pincel usar para los labios?

Para los labios elige un pincel extrafino, preciso y suave, pues te servirá para definir, perfilar y extender el color en los labios. Su textura ha de ser suave pero firme, para que nos permita aplicar el color de manera precisa, y modular la intensidad del labial en el grado que queramos. Este tipo de pincel es muy útil para cualquier formato de pintalabios (en barra, en lápiz o en gloss), pero especialmente para aquellos de colores intensos y llamativos, ya que es más fácil equivocarnos al aplicarlo directamente de la barra en estos casos.

Descubre: Labios granates

Labios granates: bienvenida al lado oscuro del maquillaje © Pinterest

¿Cómo limpiar tu pincel de maquillaje?

Limpia tu pincel regularmente para evitar que se convierta ¡en un campo de cultivo de gérmenes! Lávalo con agua templada y jabón suave, líquido para lavar la vajilla, o algún champú delicado. También puedes comprar un spray desmaquillante especial para la limpieza de pinceles y brochas, pero solo te recomendamos usarlo para limpiezas superficiales. Cuando quieras limpiar tus brochas en profundidad has de hacerlo con alguna de las alternativas que te hemos dado anteriormente.

¡Importante! Una vez limpios no los dejes secar en vertical, en el bote donde los guardas habitualmente. Si haces esto el agua de las fibras de pelo puede entrar en el mango de madera y en la vitola (la parte metálica), provocando que se estropeen. En su lugar, déjalos secar horizontalmente sobre una toalla o un trapo de cocina.



Y además:
¿Cómo limpiar las brochas de maquillaje?
Expert make up: los trucos de maquillaje que toda mujer debe saber

por Patricia Álvarez

Puede interesarte