Llevar una relación a distancia

Publicado en 17 de octubre de 2008

No siempre es fácil amar a distancia. Sin embargo, algunas reglas muy simples pueden permitirte aprehender mejor esta separación. Es necesario que cada uno conozca los pormenores para llevar lo mejor posible esta separación. Es decir, saber exactamente lo que deseas para tu relación.

No siempre es fácil amar a distancia. Sin embargo, algunas reglas muy simples pueden permitirte aprehender mejor esta separación. Lee nuestras explicaciones para que tu amor no sufra los kilómetros.

Ponerse de acuerdo
Es necesario que cada uno conozca los pormenores para llevar lo mejor posible esta separación. Es decir, saber exactamente lo que deseas para tu relación. El hecho de que estéis juntos desde hace 1 mes o 5 años no se lleva de la misma manera, ya que las esperas son forzosamente diferentes. Entonces, cuando estéis juntos debéis establecer las reglas y determinar en la medida de lo posible la duración de la separación, la frecuencia de vuestras visitas, vuestras necesidades. Esto evitará malas sorpresas.

Aprovecha el presente
Sobre todo, no hay que presionarse y esperar reencuentros dignos de las películas de amor más bonitas. Fantasear demasiado estos momentos tan esperados, estos fines de semana inesperados, es tomar el riesgo de sentirse decepcionado. Hay que tomarse las cosas tal como vienen porque, de todos modos, nunca pasa como lo habíamos imaginado. Además, estos momentos tan preciosos merecen vivirse con serenidad, así que para qué ponerte furiosa si tu querido no te espera con un ramo de rosas enorme en el andén de la estación.
Y como un fin de semana o unas vacaciones siempre pasan demasiado rápido, intenta dejar a un lado tus preocupaciones y estar de buen humor. Lo importante es que estáis juntos: el contexto o el entorno tienen poca importancia.

¿Cómo llevar la falta?
Aunque estés muy impaciente por verlo, no hace falta que tu vida gire únicamente alrededor de estos momentos juntos. Si no quieres que la separación se convierta en una pesadilla y que la relación sea una fuente de tristeza, es esencial que cada uno tenga sus ocupaciones. En primer lugar para que tengas cosas que contarle cuando os veáis y, luego, simplemente para vivir tu vida plena y sanamente cuando él no está. Tus pasiones, tus amigos y tu familia te permitirán que no se te haga tan largo el tiempo entre dos reencuentros, y la falta se hará más llevadera. Además, pasar tu tiempo detrás del teléfono o mirar el e-mail a todo momento no hace avanzar el tiempo, así que lleva tu dolor con paciencia y aprovecha la vida.

Nada mejor para mantener la llama que tener proyectos, objetivos comunes a corto o medio plazo. Un fin de semana en pareja, vacaciones con amigos, fiestas en familia... Estos pequeños plazos y estas realizaciones te permitirán mantener un contacto fuerte. Así, la construcción de vuestro futuro te permitirá llevar mejor la espera.

Puede interesarte