Inicio / Pareja / Sexualidad / 10 cosas que Samantha Jones nos enseñó sobre el sexo

© Sexo en Nueva York
Pareja

10 cosas que Samantha Jones nos enseñó sobre el sexo

Patricia Álvarez
por Patricia Álvarez Publicado en 10 de marzo de 2016
4 504 compartidos

Si solo pudiésemos aprender todo lo que necesitamos saber sobre el sexo de una sola persona, esa tendría que ser sin duda alguna Samantha Jones. Luchadora, divertida, y sobre todo, sexualmente desinhibida, su personaje era uno de los más queridos de Sexo en Nueva York, ya que era capaz de romper en una sola escena con multitud de tabúes y prejuicios. Además, nos enseñó todo sobre sexo, satisfacción y autoestima. Aquí te mostramos todo lo que una chica debe aprender de Samantha Jones...

Samantha Jones siempre será uno de nuestros personajes de ficción favoritos. No solo por haberse convertido en todo un icono, rompiendo con los estereotipos femeninos que encontrábamos en las series de televisión, sino porque además, en cada episodio, nos regalaba impagables lecciones de independencia, seguridad y control a la hora de enfrentarse a todo tipo de citas. Te dejamos con algunas de las mejores lecciones de sexo que aprendimos gracias a Samantha Jones. Y es que para ella el kamasutra no tenía ni un secreto. NI UNO.

1. No esperes que un hombre te haga feliz

No nos olvidamos de la gran frase de Samantha: "Cariño, mi vagina no espera por ningún hombre". Muchas veces perdemos la cabeza por un chico que no nos presta la atención que merecemos, y mientras nosotras pensamos continuamente en él, sus pensamientos (y probablemente sus manos también) ya estén en otra chica. ¿Por qué vamos desperdiciar nuestra juventud esperando que un hombre cambie cuando hay por ahí miles que están dispuestos a hacernos sentir especiales? ¡Next!

"¿Por qué? ¿Por qué tenía que tenerla tan pequeña? Me gustaba de verdad".

2. ¿No hay un pene disponible? No te preocupes, ¡mastúrbate!

Además de esta gran frase, Samantha nos regaló otras grandes perlas como "Tengo una cita con un vibrador". Samantha es una mujer a la que no le da miedo proporcionarse a sí misma el placer que necesita, así que no seas tímida y aprende a disfrutar de tu propio cuerpo. Después de todo, el buen sexo comienza con saber lo que te gusta y lo que no.

"Estoy masturbándome. Te dije que estaría haciendo esto todo el día"

Probablemente para ella no había misterios en ninguno de estos juguetes sexuales...

3. El sexo oral puede hacerte sentir poderosa

La opinión de Samantha sobre el sexo oral no puede ser más clara: "La sensación de poder que te da es muy excitante. Puede que seas tú la que estés arrodillada, pero le tienes cogido por las pelotas". Si te da miedo sentirte algo sumisa cuando estás haciéndole una felación a tu chico recuerda las palabras de Sam. Chicas, ¡sois más poderosas de lo que pensáis!

"Quítate suavemente los pantalones y enséñamela"

4. No te limites en el dormitorio

Tal y como ella misma dijo: "Yo soy probosexual. Lo pruebo todo al menos una vez". No es que te estemos incitando a volverte completamente loca, pero de vez en cuando no viene mal soltarse la melena y dejarse llevar. Recuerda, siempre que te invada la rutina sexual no tengas miedo a abrir tu mente (y tu cama) a nuevas experiencias. ¡Samantha se sentiría muy orgullosa!

¿De quién te crees que nos inspiramos para hacer este álbum de las mejores posturas del kamasutra para practicar por toda la casa?

5. Acuéstate con quien te apetezca

En el episodio "Cover Girl", Samantha sentenció: "No voy a dejar que la sociedad me juzgue. Me vestiré como me dé la gana y se la chuparé a quien yo quiera mientras pueda seguir arrodillándome y respirar". ¡Amén, hermana! La sociedad casi siempre juzga de manera diferente a hombres y mujeres por sus hábitos sexuales. No permitas que personas que no tienen ni voz ni voto en tus decisiones personales te influyan.

"Si me preocupara lo que cada zorra de Nueva York dijera sobre mí, nunca saldría de casa"

6. El sexo con un ex es una idea nefasta

¿Recuerdas cuando Sam dijo: "El sexo con un ex puede ser deprimente. Si es bueno, te deprimirás porque es algo que ya no tienes en tu vida, y si es malo simplemente te habrás acostado con un ex"? Nosotras no lo podríamos haber dicho mejor. Por supuesto que tener sexo con el hombre que te rompió el corazón puede remover un montón de sentimientos pero debes tener en cuenta que es tu ex por una razón. Ahórrate el mal trago, hay demasiados hombres en el mundo como para repetir con uno que sabes que no funciona.

"Oh, ¡por favor! Siempre hay una competición con los ex. Se llama 'quién morirá siendo infeliz'"

7. El sexo seguro es el mejor sexo. Usa condón SIEMPRE

La vida sexual de Samantha era de todo menos estable, pero ella siempre ha sido una fiel defensora del sexo seguro. Y no solo para evitar embarazos indeseados, sino para prevenir todo tipo de enfermedades de transmisión sexual. ¡Póntelo, pónselo!

Y tú, ¿mantienes relaciones sexuales seguras? Haz este test para comprobarlo...

8. No te enamores de tu "amigo con derecho a roce"

Samantha lo dijo sin pelos en la lengua "No puedes salir con tu amigo con derecho a roce... ¿Vas a elegir a la única persona de tu vida que está ahí solo para el sexo, sin sentimientos, y convertirlo en un ser humano? ¿Por qué?". Las relaciones y las citas ya son lo suficientemente complicadas como para que fastidies algo bueno que tienes en tu vida. Si tu amigo y tú tenéis un acuerdo para mantener vuestra relación en un plano estrictamente sexual, ¿por qué complicarse? ¡Preocúpate solo de disfrutar!

"Tengo un hombre joven y sexy al que le encanta hacerme el amor y estoy estupenda"

9. No le tengas miedo al porno

Para todas aquellas que tuvieran sus recelos con respecto a internet, Samantha les dio una razón ineludible: "Tienes que entrar en la red, cariño. Aunque solo sea por el porno". Existen muchas clases de porno, y si encuentras el que más vaya contigo puede ser una herramienta muy potente a la hora de subir la temperatura de tu dormitorio. Sola o acompañada, ¡tú decides!

"Hola, necesito algo que haga que un hombre se corra nada más verme"

10. Ten claro que tú siempre eres la prioridad

Ya sea porque le dejas que se preocupe más por su orgasmo que por el tuyo, o porque no le da la importancia necesaria a los preliminares, es importante que nunca olvides lo que realmente te gusta hacer a ti en el dormitorio. Ten en cuenta que no serás capaz de querer de verdad a nadie hasta que no te quieras a ti misma. Siempre saca tiempo para tus necesidades en lo que al sexo se refiere. Él no es el único que tiene que quedar satisfecho.

"Te quiero, pero me quiero más a mí"

Y tú, ¿qué has aprendido de Samantha Jones sobre sexo? Danos tu opinión en @enfemenino

Y además:
¿Qué nos ha enseñado Carrie sobre el amor?
¿A qué chica de Sexo en Nueva York te pareces?

por Patricia Álvarez 4 504 compartidos

Puede interesarte