Inicio / Pareja / Sexualidad / Sexo en una silla

Pareja

Sexo en una silla

por Bechra Dominguez Creado en 6 de enero de 2017

¿Quieres innovarte y tener sexo en una silla? Esta postura sexual te permite tener sexo en una silla y gozar una nueva forma de hacer el amor con tu pareja.

Si quieres innovar bajo las sábanas, haciendo el amor de otra manera, atrevete probando sexo en una silla. Es bastante simple poner en práctica el lado accesorio de esta postura ya que solo necesitas una silla, ¡como lo sugiere su nombre! Si todo lo que tienes es un taburete, un sofá u otra superficie plana que permita tener los pies en el suelo: también funciona.

Video por Carla Dominguez

Las ventajas de tener sexo en una silla

Esta posición es ideal si quieres marcar el ritmo. Una vez que tu compañero se sienta en la silla (o cualquier otro mueble elegido antes), te pones encima. Luego tienes que moverte levantándote y luego sentándote para ajustar la penetración según tus gustos. Si él es un poco más pasivo, el hombre, sin embargo, no está privado de posibilidades para estimularte.

Con esta postura un poco más tranquila, puede acariciarte el clítoris o tocarte delicadamente los senos. También puede besarte o lo que quieras porque tiene las manos libres. Tener sexo en una silla también te permite masturbar, autoestimular una zona erógena para llegar al orgasmo o acariciarle los testículos con delicadeza.

Es cierto que esta práctica sexual no es muy romántica ya que la mujer le da la espalda al hombre. Ambos no pueden mirarse y seguir visualmente el aumento del placer en los ojos del otro. Pero la privación de uno de los cinco sentidos también puede ser muy excitante. Imaginamos cosas … Tener sexo en una silla favorece el tacto gracias al intercambio de caricias entre los dos amantes. Es muy erótico, ¿verdad?

Otra ventaja: es bastante fácil practicar sexo en una silla en cualquier espacio de la casa. Además, puede hacerlo, por ejemplo, en una habitación donde haya un gran espejo (baño, dormitorio), lo que permite observar mejor el rostro del otro y adivinar el nivel de placer que se lee en su mirada.

Las posiciones que te permiten tener sexo en una silla

Si prefieres mirar a los ojos cuando haces el amor, puedes probar la postura de la amazona que también permite tener sexo en una silla. El hombre se encuentra cómodamente sentado sobre una silla. La mujer se monta a horcajadas sobre él. Mientras que ella hace movimientos de vaivén, él le mordisquea los senos y guía los movimientos con sus manos. Esta posición es original y estimulante. En resumen, es exactamente la posición de la silla, excepto que la mujer está sentada en una silla, cara a cara.

¿Otra manera de tener sexo en una silla? Prueba la postura del desafío… La mujer pone los pies sobre la silla, con el torso doblado y los codos apoyados en las rodillas. El hombre la mantiene como si estuviera sentada, sujetándola por la cintura. El hombre es el que lleva el movimiento de adelante a atrás. Aceptar el desafío garantiza toda un experiencia de placeres.

Estas posiciones no son las únicas posibles para hacer el amor. Nuestra Máquina de amor, inspirada en el mítico Kamasutra, ofrece 100 posturas para probar. Quieres experimentar una postura sexual romántica, acrobática, en la cama o en otras habitaciones de la casa,... con la Máquina de amor, ¡todo es posible!

Pero tranquila: cada una de las posiciones sexuales está ilustrada y acompañada de consejos prácticos para ayudarte. Todo lo que tienes que hacer es ir al séptimo cielo y asegurarte que tu compañero suba contigo.

¿Por qué no te dejes tentar por el bondage? ¡Mujer encima! Aquí, la mujer tiene a su pareja firmemente bajo control Orgasmo garantizado. En esta posición sexual, el clítoris se estimula muy fuerte. ¡Sal de la cama y empieza una gira de descubrimientos salvajes! Una postura perfecta para la mujer embarazada

Estoy muy juguetona hoy. ¡Sorpréndeme!
Deja la suerte elegir por ti
Kamasutra ilustrado
Encuentra la postura ideal


Puede interesarte : El ventilador, Los pies en la tierra, El picoteo