Inicio / Pareja / Sexualidad / ¡Que nada te pare! 7 detalles a tener en cuenta antes de practicar sexo

Pareja

¡Que nada te pare! 7 detalles a tener en cuenta antes de practicar sexo

por Redacción enfemenino Publicado en 15 de diciembre de 2016
88 compartidos

Si quieres que tu velada vaya viento en popa y nada te impida disfrutar de una noche de pasión, ¡toma nota de estos consejos!

Has preparado una cita para dos, tienes la cena romántica sobre la mesa, las velitas ya encendidas, has perfumado la casa con su esencia favorita, has ordenado la habitación y todo indica que esa fantástica noche terminará en un torrente de pasión entre las sábanas. Pero, de repente, algo sale mal...

No has preparado la comida adecuada, la esencia es demasiado intensa y os provoca dolor de cabeza o se os va de las manos esa primera copa de vino para animar la velada... Sabes de lo que te hablamos, ¿verdad? Cuando todo parece demasiado idílico para ser cierto, aparecen esos detalles que no planificaste (por insignificantes que parezcan) y frustran la que iba a ser la noche más erótica de tu vida. Tranquila, para que el caos no se apodere de tus momentos de pasión tenemos algunos pequeños detalles que te ayudarán a poner el broche de oro a una cita perfecta. ¡Toma nota y no pierdas detalle!

1. ¡No te pases con las copas!

Seguro que tanto si has preparado una cena romántica en casa, como si habéis salido a cenar fuera, el vino es el complemento ideal para tu velada. Puede que después os apetezca tomar un gin tonic en ese local chill out que conoces y que tiene un ambiente tan romántico o que, si estáis en casa, quieras demostrar tus dotes como barman preparando un cóctel muy especial para tu pareja.

Muchas veces, pensamos en que el alcohol nos ayudará a que nuestra cita sea más fluida porque, como sabes, nos incita a desinhibirnos y resalta nuestros instintos primarios. Para el primer acercamiento puede que esto sea cierto, pero cuando lleguéis a la cama... ¡El sexo se puede volver un auténtico desastre! En el caso de las mujeres, el alcohol puede hacer que te sientas mareada o algo confusa, pero aquí la peor parte se la llevan ellos. Hay ocasiones en las que la combinación de bebidas espirituosas (en exceso) y el sexo dan como resultado la impotencia sexual.

2. ¡Cuidado con lo que comes!

En esa noche perfecta que habías preparado, decides que vas a conquistar por el estómago a tu pareja y que le vas a enseñar lo que mejor sabes hacer, esas recetas que tus amigos siempre te piden cuando van a tu casa: tus patatas alioli, el chorizo a la sidra que te sale estupendo o ese salpicón de marisco con tu vinagreta especial. ¡Olvídate de todos ellos! Cualquier receta que contenga ajo, embutidos como el chorizo y hortalizas crudas como la cebolla y el pimiento queda terminantemente prohibida si pretendes cumplir tus sueños eróticos.

No se trata solo de que tus besos no vayan a ser los más dulces del mundo, sino también de que todos ellos son alimentos que necesitan de más tiempo para poder digerirse y que, por lo tanto, os harán sentir muy pesados e incómodos durante toda la noche. Sin embargo, como sabrás, hay alimentos afrodisíacos que no solo te evitarán todos estos males, sino que también potenciarán vuestros instintos sexuales. ¿Quieres saber cuáles son?

Chocolate © iStock

3. Elige bien la ropa interior

Cuando la cosa comienza a ponerse más tensa (sexualmente hablando) hay algo que no puede fallar en ninguno de los casos: tu ropa interior. Por regla general, cuando tenemos una cita o cenamos en casa con nuestra pareja, muchas veces sabemos bien qué sucederá después. Y ya sabes lo que dicen: mujer precavida...

Pues bien, seguro que has estado durante horas probándote mil modelitos delante del espejo. ¿Vestido o unos vaqueros y una blusa? Tienes mil posibilidades pero, además, no debes descuidar tu ropa interior. Lo importante no es que te compres un salto de cama espectacular o un conjunto con el que no te sientas cómoda. Antes de intentar agradar a tu pareja, eres tú la que debe sentirse espectacular con la ropa interior que lleves puesta. Eso sí, no solo nosotras tenemos que elegir con gusto nuestra ropa interior. ¡Ojo a los chicos! Por regla general, ellos se descuidan más en estos temas y es un pequeño detalle que nos gusta que tengáis en cuenta.

4. Prohibido hablar de...

Posiblemente ya sepas que hay temas de los que es mejor no hablar antes de ir a la cama con tu pareja, puesto que pueden desembocar en una discusión o, en el peor de los casos, en una situación demasiado tensa que tire por tierra toda vuestra líbido. Será más importante que cuides este detalle si estás empezando con una pareja y no sabes bien cómo reaccionará ante las conversaciones que le puedas proponer. De todas formas, evita en la medida de lo posible hablar de ello antes de tener sexo porque puede ser que tu cita piense que no has superado tu relación anterior o que compararás cualquiera de sus movimientos con los de tu ex novio. Tampoco intentes indagar sobre sus relaciones anteriores de una forma demasiado incisiva, ya que puede sentir que invades su espacio.

Es importante que intentes llevar una conversación fluida y, por qué no, picante, que os sirva para conoceros mejor y que vaya sentando los antecedentes para terminar en la cama. Y tampoco tengas miedo a decir abiertamente qué te gusta en la cama o preguntarle de forma sutil qué le gusta a él... ¡Aumentar la confianza mutua hará que disfrutéis más!

5. Crea una atmósfera especial

¡Que levante la mano a quien no le gusten los detalles! Es el momento de hablar de cómo ambientar nuestra casa o nuestra habitación antes de mantener relaciones sexuales. Antes de que tu cita o tu pareja llegue, prepara el espacio en el que estaréis para que os sintáis totalmente cómodos y la atmósfera romántica invada todo. Eso sí, ¡cuidado no vayas a pasarte de cursi! En este caso, menos es más.

Te proponemos que acudas a alguna tienda de decoración y compres unas velitas blancas. Puedes colocarlas sobre la mesilla de noche y utilizar esa luz tenue como única iluminación mientras mantenéis relaciones. Otro de los pequeños detalles con los que puedes jugar es, por ejemplo, comprar alguna esencia suave, quizás de sándalo, para perfumar el lugar. Por último, busca canciones de esas que incitan al amor. Y si no, recuerda que puedes probar con algunas de estas que te proponemos...

6. Protégete y cuida tus zonas íntimas

Es el momento de ponernos más serias, y es que no puedes olvidar protegerte antes de mantener relaciones sexuales. Si tu cita es con tu pareja estable, tan solo bastará con que te asegures de estar protegida ante posibles embarazos, en el caso de que no queráis o no sea el momento de tener hijos. Pero si no conoces en profundidad a la persona con la que compartes cama, será mejor que dispongas de preservativos antes de que no haya vuelta atrás.

Además de comprar los condones que más se adapten a vuestros gustos, puedes acercarte a una tienda especializada y comprar lubricante, prolongador del orgasmo, o algún tipo de aceite para masaje o juguete sexual, en función de vuestros gustos sexuales. Estos pequeños detalles pueden hacer que el sexo sea mucho más divertido y placentero. Por otro lado, estaría bien que te cuidases con algún gel especial para la zona íntima que mantenga tu ph vaginal estable. La fórmula de estos productos suele contener aloe vera y arándanos, dos productos beneficiosos para nuestra higiene íntima. Ahora sí, tras estos consejos ya estás 100% preparada para un tórrido momento de pasión. ¡A disfrutar!

7. Busca la originalidad

Últimamente las películas eróticas o los libros con un alto contenido sexual están más de moda que nunca. Te invitamos a que eches un vistazo a alguno de los títulos que más te llamen la atención y tomes ideas para tus relaciones. ¡Podría ser muy divertido!

Muchas parejas llegan a tener una rutina monótona por seguir siempre los mismos horarios, acudir a los mismos sitios, hablar sobre los mismos temas o tener unos hábitos sexuales que se repiten día tras día. No caer en esta monotonía está en tus manos. Prueba esos nuevos lugares de la casa con los que los dos habéis fantaseado en alguna ocasión: quizás sea la ducha o la cocina alguna de las estancias en las que vivir una escena de sexo tórrido. Será divertido que los dos probéis algo nuevo juntos ¡Atrévete!

Y además:
​¡Ponte a mil! Las 20 mejores películas eróticas del cine
Las 30 mejores novelas eróticas: ¡el placer en cada línea!

por Redacción enfemenino 88 compartidos

Puede interesarte