Inicio / Moda / Tendencias / ¿Cómo realizar una transferencia sobre un tejido?

Moda

¿Cómo realizar una transferencia sobre un tejido?

por mvega Publicado en 26 de marzo de 2008

Sencilla y rápida, una transferencia a un tejido permite personalizar las prendas y accesorios. El papel transferencia imprime motivos, imágenes o dibujos, que tú elijas. Una impresora, ideas buenas y todo está listo. Sigue nuestros consejos para asegurar el éxito de las transferencias.

Trucos de profesionales
- Para obtener un mejor resultado, evita dejar demasiado blanco alrededor del motivo que vayas a transferir. Corta las partes blancas del interior del motivo.
- Para evitar las bolsas de aire, coloca los papeles en el frigorífico. Igualmente, durante la transferencia, comienza desde el centro hacia los bordes.
- Nunca utilices la función de vapor de la plancha, ya que la transferencia no se adherirá.
- Ensaya sobre un tejido de la misma composición para colocar en papel adecuadamente antes de causar un desastre definitivo en tu prenda.
- Para conservar la prenda después de la transferencia, puedes lavarla en la lavadora, dada la vuelta y plancharla por la parte de dentro con una hoja protectora proporcionada por el fabricante junto con el papel transferencia.

¿Transferencia permanente o temporal?
- Transferencia temporal
Una transferencia temporal es ideal si quieres volver a utilizar la prenda, el bolso o la gorra que quieres decorar. Puedes realizar este tipo de transferencias con tejidos ligeros que se pegan a la prenda y después se despegan sin dejar rastro. La transferencia se pega gracias a un efecto electrostático. Imprímela y después quita la película protectora y pega la transferencia.
- Transferencia permanente
Atención al tipo de papel que elijas. Depende de tu impresora; ¿es una impresora láser o de tinta?

Los papeles transferencia para láser no se funden en un horno láser sino que se colocan con una plancha normal. Algunos de estos papeles sólo funcionan con fotocopiadoras láser, ya que el horno de la fotocopiadora no alcanza temperaturas tan altas.

Los papeles transferencia para tinta son los más extendidos. La base es transparente y son ideales para camisetas blancas. Imprime la imagen al revés, después aplícala con la plancha. Después se deben lavar en la lavadora a 30 ó 40°C máximo, y no se deben meter en la secadora. Las transferencias nuevas tienen un indicador de temperatura que cambia de color con la temperatura adecuada. Para tejidos oscuros se necesita un papel transferencia especial con una base blanca para poder ver todos los dibujos. Se pueden aplicar sobre cualquier tejido, incluso cuero.

Materiales buenos
Para las transferencias de base transparente clásica, el tejido debe ser claro y estar compuesto de al menos 50% algodón para utilizar la plancha caliente.

Material necesario

  • Un ordenador
  • Una impresora de tinta o láser
  • Varias hojas de papel transferencia (se pueden encontrar el papelerías o en tiendas de arte o especializadas en informática)
  • Unas tijeras
  • Un cúter
  • Una plancha
  • Retales de tela para ensayar
  • Impresión del motivo
    - Elige un motivo, dibujo o foto para transferir.
    - Con el ordenador, en el menú “transformación de imágenes” del software de la impresora, utiliza la función “reverso” para que el resultado sea fiel al motivo original, sobre todo si tiene texto.
    - Regula los parámetros de impresión en la ventana “vista previa de impresión”.
    - Imprímelo una vez sobre una hoja de papel normal antes de cortarlo y colocarlo sobre la prenda para observar el resultado.
    - Coloca el papel transferencia en la impresora y sigue las instrucciones de uso del fabricante.
    - Corta el motivo dejando 3mm de borde.

    Transferencia
    - Plancha la prenda para evitar pliegues bajo la transferencia.
    - Coloca la hoja impresa sobre la prenda con el motivo contra el tejido.
    - Aplica la plancha sobre el papel en el centro del motivo durante 10 segundos, y después en los contornos durante 4 ó 5 segundos.
    - Vuelve a empezar la operación otra vez, mueve la plancha levantándola, sin deslizarla.
    - Deja que se enfríe durante algunos minutos.
    - Despega el papel con mucha delicadeza y de manera regular.
    ¡Listo!

    por mvega

    Puede interesarte