Inicio / Belleza / Tratamientos / Todo lo que debes saber sobre la liposucción

Belleza

Todo lo que debes saber sobre la liposucción

por Redacción enfemenino Publicado en 28 de diciembre de 2016
57 compartidos

La liposucción es una de las opciones más populares para deshacerse de la grasa acumulada. Te explicamos en qué consiste o cómo es su postoperatorio para que resuelvas todas tus dudas.

La liposucción, lipoaspiración o lipoescultura es un método quirúrgico con un fin estético que consiste en eliminar los acúmulos de grasa localizada en determinadas partes del cuerpo: vientre, cartucheras, nalgas, rodillas o brazos. La cantidad de grasa retirada se mide en volumen, no en peso, es decir, el cirujano intenta corregir la forma. En general, se aspiran 2 litros de grasa, pero se puede llegar hasta 5. Si el volumen de grasa es demasiado importante, es conveniente realizar dos intervenciones espaciadas en el tiempo.

© iStock

Antes de la intervención

20 ó 30 minutos antes de entrar en la sala de cirugía, acudirás a la consulta para ultimar detalles y recibir la anestesia. En este momento tu médico te hablará de los cuidados a seguir durante el postoperatorio. Te prescribirá un tratamiento homeopático para evitar los moratones (árnica), y te recomendará el tipo de aja que deberás comprar para evitar los edemas (hinchazón).

Contraindicaciones

La liposucción se desaconseja en adolescentes, personas obesas, fumadoras y mujeres que toman la píldora, ya que existe un riesgo considerable de flebitis o de embolia pulmonar.

La operación

El cirujano practica microincisiones (de 2 a 5 mm), introduce la cánula en la piel y aspira la grasa, tanto superficial como profunda. La intervención se realiza bajo anestesia local o general, en función de las zonas a tratar. Dura una hora para una cartuchera, dos horas para los muslos y el vientre, y 30 minutos para la parte interior de las rodillas.
Al acabar la operación, el cirujano coloca una faja para disminuir los edemas postoperatorios.

La hospitalización dura un día en el caso de una liposucción ligera: es decir, se entra por la mañana y se sale por la tarde. En el caso de los tratamientos de volumen importante, es necesaria una noche de ingreso hospitalario.

Tras la intervención

  • Debes llevar la faja día y noche durante 3 días para limitar el edema y la equimosis. Después, sólo por la noche durante 3 o 4 semanas.
  • Notarás fuertes agujetas durante una semana, como si hubieras estado haciendo una sesión intensa de abdominales.
  • Una lipoaspiración bien hecha no estropea la piel. La falta de retracción cutánea, cuando la hay, es debida a la mala elasticidad cutánea, que no es una contraindicación para la intervención.

Los riesgos

Como toda operación, este tipo de intervención tiene sus riesgos: complicaciones venosas de tipo flebitis, complicaciones relacionadas con la anestesia, alergias, estado de choque o infecciones.

Los consejos

  • 15 días antes de la intervención, masajéate. Elige una sesión de palper-rouler y un drenaje linfático en un kinesiterapeuta.
  • Retoma una actividad deportiva suave, como los estiramientos. Evita deportes demasiado duros como el tenis.
  • Evita la exposición al sol y a los rayos UVA durante al menos un mes, el tiempo de desaparición de la equimosis.

El resultado

  • El efecto es espectacular al cabo de un mes, perfecto al cabo de un año.
  • Una liposucción realizada correctamente es, teóricamente, radical y definitiva. La grasa desparece y no vuelve. Para evitar una eventual recidiva (muy extraña), mantén una buena higiene de vida junto con una actividad deportiva regular y un programa dietético.

Para más información consulta la página web de la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética.


Y además:
La importancia del postoperatorio tras una liposucción
Cómo recuperar la figura después de las vacaciones sin pasar por gimnasios ni quirófanos

por Redacción enfemenino 57 compartidos

Puede interesarte