Inicio / Maternidad / Bebés y niños

Maternidad

Los trastornos alimentarios infantiles: ¿son cada vez más frecuentes en nuestros hijos?

por El equipo editorial Creado en 10 de febrero de 2014
Los trastornos alimentarios infantiles: ¿son cada vez más frecuentes en nuestros hijos?© Getty

La lactancia materna, la obesidad o la bulimia fueron algunos de los temas del último encuentro de la AP.

Estas y otras temáticas han llamado la atención de más de 700 pediatras de Atención Primaria (AP) que se han reunían durante estos días con motivo del 11º Curso de Actualización en Pediatría en la capital madrileña. La constante y frecuente problemática que tienen los niños de preescolar con la alimentación fue el tema central de los expertos, ya que se estima que 1 de cada 10 puede rechazar la comida en algún momento de su infancia. Los pediatras de Atención Primaria (AP) afirman que “el trastorno alimentario más frecuente en España es el sobrepeso y la obesidad infantil".​

© Thinkstock

“Cuando un niño o adolescente intenta saltarse comidas, esconde o tira alimentos y come en secreto, puede que sean señales significativas o incluso los primeros estadios de un trastorno de alimentación”, añade la Dra. Montserrat Graell Berna, Psiquiatra Infantil.

​Uno de cada 250 adolescentes pueden padecer algún tipo de trastorno alimentario. "La anorexia es más frecuente entre los 15 y los 18 años y la bulimia suele ser darse a partir de los 16 años. En cualquier caso, hemos detectado que se está adelantando la edad en la que se empiezan a dar estos trastornos, siendo cada vez más frecuente al inicio de la adolescencia en niñas de 12 años”, subraya la doctora Concha Sánchez Pina, pediatra de Atención Primaria y coordinadora del 11º Curso de Actualización en Pediatría de AP.

​La mayoría de adolescentes muestran preocupación por su peso e imagen corporal y hasta un 50% de adolescentes puede manifestar insatisfacción corporal. Por ello, los cambios en la preocupación por la comi­da, el peso y la figura corporal son señales de los trastornos de alimentación, pero pueden tener falsos positivos. Estos síntomas solo se consideran de alarma si han cambiado en intensidad y frecuencia y si se acompañan de importantes cambios en el patrón alimentario y pérdidas de peso de más de medio kilo a la semana.

La alerta debe emitirse cuando existe una pérdida de peso no justificable aunque sea inmediatamente después de una enfermedad física o cuando hay vómitos sin aparente causa orgánica. “El incremento o aparición de interés por la actividad física desmesurada junto al cambio de patrón alimentario o esconderse en el baño tras las comidas, deben hacer sospe­char un trastorno de alimentación en el adolescente”, matiza la doctora Sánchez.

Ventajas de la lactancia materna prolongada

Otro de los temas que se han comentado en este Curso es la recomendación por parte de la OMS sobre la leche materna. Ya que asegura que es el alimento exclu­sivo desde el nacimiento hasta los seis meses de vida y que, si la madre y el niño así lo desean, es recomendable mantenerla hasta los dos años de edad o más, complementada por otros alimentos.

Según varios estudios realizados con técnicas de neuroimagen, son muchas las ventajas que presenta la lactancia materna:

  • Favorece la maduración de áreas relacionadas con la inteligencia, ya que la oxitocina juega un papel fundamental en el periodo de lactancia entre madre e hijo.
  • ​Favorece el con­tacto íntimo entre madre e hijo tras el nacimiento.
  • ​Aumenta los sentimientos de confianza y bienestar ma­ternos.
  • Facilita una mejor compren­sión del lenguaje y visión espacial.

Por otro lado, los pediatras de AP aconsejan que los bebés alimentados con leche artificial en biberón, reciban la estimulación e interacción que proporciona la lactancia para facilitar un desarrollo saludable. Los expertos señalan que hay que tratar de que sea solo la madre la que dé el biberón y si esto no es posible, intentar que sean solo dos o tres personas, siempre las mismas, las que se ocupen de su alimentación. “Los masajes, porteo, cosquillas y caricias sirven para poten­ciar en el bebé la liberación de las mismas sustancias beneficiosas que produce la lactancia materna”, aseguran.

El equipo editorial
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …