Inicio / Maternidad / Bebés y niños

Maternidad

Meriendas saludables y... ¡con mucha imaginación!

por Terry Gragera Creado en 15 de febrero de 2017
Meriendas saludables y... ¡con mucha imaginación!© iStock

Si quieres preparar una merienda saludable, pero no quieres caer en lo aburrido, hay muchas opciones llenas de imaginación. Puedes ser muy original con los ingredientes de siempre: queso, jamón york, pan de molde, fruta... Pero dispuestos de manera divertida para que tus hijos disfruten de lo lindo.

Reconozcámoslo: si quieres tener un éxito total en la merienda de tu hijo, nada como un bollo comercial, un snack con montones de calorías vacías o unas galletas a rebosar de chocolate. Tu niño te adorará para siempre. Pero si estás dispuesta a buscar alternativas más saludables, no tienes que renunciar a otras propuestas que también pueden resultarle igual de atractivas. ¿Te animas a probar? Seguro que cuando vea su rinoceronte de embutido, su crepe con forma de jirafa o su princesa con queso no se podrá resistir.

Crepe de jirafa © iStock

Y si no tienes tiempo...

Si no tienes tiempo de preparar unos sandwiches tan elaborados; no te agobies. Quizá puedas establecer un día a la semana "el día del sándwich especial". Tu hijo lo esperará ilusionado y así no te ves en la obligación de prepararlo cada día. Aunque, ¿sabes una cosa? Cuando le cojas el truco, tardarás mucho menos de lo que te crees. Las posibilidades son infinitas: tantas como tu imaginación. Aun así, para esos días en que necesitas hacer algo rápido: nuestro consejo es que optes por el bocadillo de toda la vida. Desde el punto de vista nutricional, el bocadillo es una merienda completa y saludable al máximo. Si necesitas inspiración, estos son los bocadillos clásicos más apetecibles para los niños

La importancia de la merienda

Ahora que ya sabes cómo hacerlo (¡tranquila: es mucho más fácil de lo que parece!, y el resultado le va a encantar a tu hijo), es hora de que conozcas por qué es tan importante cuidar la merienda. Los niños necesitan cinco comidas al día y la merienda representa el 15% del total de calorías que deben ingerir a lo largo de la jornada. Tras las clases, la mayoría de los niños tienen actividades extraescolares, y la merienda es la necesaria "recarga de energía" que necesitan para continuar. Hasta la hora de la cena, la merienda debería ser la única comida. Por ello, es importante que contenga hidratos de carbono y proteínas. Para acompañar, lo mejor y más saludable, sin duda, es el agua. Si analizamos las 12 bebidas infantiles más frecuentes, la mejor hidratación llega sin duda del agua.

Una de las ventajas de ser madre es que verás cómo tu imaginación se dispara. Aquí tienes otras alternativas muy ricas y saludables de meriendas para tus hijos.

Descubre: Meriendas para niños: 30 ideas saludables para los peques
Meriendas para niños © iStock

Y además
10 ideas súper divertidas de juegos para cocinar con niños
¡Saludable y divertida! ¿Cómo debe ser la cena perfecta para los niños?