Inicio / Cocina / Cocina internacional / El bento: comida japonesa

Cocina

El bento: comida japonesa

por Elena Bonet Publicado en 22 de diciembre de 2009

Oímos hablar de él cada vez más, pero ¿qué es exactamente el bento? ¿Una especialidad culinaria japonesa? ¿Un modo de comer? ¿Nuestra comida de mediodía? Nos ponemos al día y te damos algunos consejos para dominar el misterioso arte del bento.

El desayuno japonés
El «bentó» es la caja en la que los trabajadores japoneses llevan el desayuno: es decir, nuestra fiambrera de media mañana. Pero tratándose de la cultura japonesa, el bento es algo mucho más complejo, sofisticado y equilibrado que nuestras sobras de la cena de la noche anterior. Se trata de un tàper mucho más chic.
El bento, compuesto por pequeñas cantidades de comida, se presenta siempre en una bonita caja con diferentes compartimentos llenos de diferentes sabores pero perfectamente combinados. ¿El principio de base? Poder apreciar cada plato y no quedarse con hambre.
Por tradición es la mujer quien prepara el bento para el marido y los niños, pero como incluso en Japón se pierden las tradiciones (¡mejor así para lograr la igualdad entre sexos!), hoy en día ya se pueden consumir en cualquier gran estación.

¿Cuál es la caja más adecuada?

Una de las características del bento, junto con la diversidad de los platos, es su cuidada presentación. A este nivel no existen los recipientes de plástico transparente o el papel de aluminio arrugado. El bento sólo se puede llevar en una caja con compartimentos con uno o más pisos. Puede estar hecho de plástico resistente al calor o de madera lacada (muy chic) y con decoraciones. Los encontrarás con el dibujo de tus personajes de manga favoritos, con motivos más comunes o con mucho colorido... perfectos para los más pequeños (¡y también para los mayores!).
En España la tendencia son los tàper de todas las formas: redondos o rectangulares, de pisos, de plástico o metal, etc.
¡Importante! Hay modelos que son muy bonitos, pero que no son nada prácticos. Si tienes que pasearte por el metro o el autobús con un recipiente de este tipo, evita que pese tres quilos.

¿Qué llevar en el bento?
En este punto retomamos el principio japonés: pequeñas cantidades de diferentes platos. Es el modo de quedarse satisfecho y disfrutar comiendo al mediodía. Opta por pequeños formatos, como si de un pic-nic se tratara.
Si eres más purista lleva sólo recetas japonesas: bolas de arroz, brochetas pequeñas de carne o pescado, verduras salteadas, sushi, maki, tortilla, etc.
Pero también puedes optar por un bento algo más occidental. Aquí tienes algunos platos:

Carne y pescado

Surimi, bolas de carne, dados de tortilla, huevo duro, trozos de filete de pescado, nuggets de pollo, etc.

Verduras

Ensalada verde, germen de trigo, guisantes, zanahoria rallada, judías (verdes, rojas, planas, etc.), tomate, brócoli, pepino, etc. Piensa en las pitas, son muy prácticas.

Legumbres

Bolas de arroz, picatostes, rebanadas de pan, pasta pequeña (evita los espagueti o la lasaña), patatas (hervidas o chafadas), tortas de cereales, etc.

Postre

Frutos pequeños (frutos rojos) o grandes pero cortados, compota, un trozo de pastel, bizcocho o pan de especias, un crep cortado en pequeños trozos, etc.

¿Lácteos?

¡Queso, por supuesto! Es tan simple de cortar y comer... Queso blanco con frutos (frescos o en coulis), por ejemplo.

Y cuida la decoración interior del bento: utiliza pequeños trozos de papel para cocinar (el de los pasteles) para compartimentar los diferentes alimentos. Y combina los colores: el placer culinario también entra por los ojos.

Si quieres saber más, consulta nuestro dossier especial sobre bento.

por Elena Bonet

Puede interesarte