Inicio / Ocio / Entretenimiento / Si conoces estas cosas, ¡tú también fuiste 'choni'!

Ocio

Si conoces estas cosas, ¡tú también fuiste 'choni'!

por Isabel Gallardo Creado en 9 de abril de 2019
Si conoces estas cosas, ¡tú también fuiste 'choni'!

Todo cambia para que nada cambie (o al menos eso decían en un anuncio de cuyo producto no logro acordarme) y parece que es verdad porque lo que hace unos años nos habría parecido lo más hortera del mundo, hoy es toda una tendencia si lo lleva Rosalía, C. Tangana, Kim Kardashian o Justin Bieber.

¡Salgan de sus cuevas, chonis del mundo, sois libres! Todas aquellas que tirasteis a la basura vuestras botarras de pelete, vuestros aros tamaño hula hoop, vuestras horquillas de estrellas y vuestro chandal dorado, ¡no sabéis el crimen que habéis cometido! Y es que resulta que el chonismo ha evolucionado y aunque su esencia se mantiene intacta, sus embajadores mundiales han hecho que al fin, podamos verlo desde otro punto de vista, ¡el del modernismo! 

Gracias a los extravagantes videoclips de la intérprete de Malamente, las cadenorras de oro que luce el Madrileño (C. Tangana) en todos sus eventos, las uñas kilométricas que porta el clan Kardashian -vale, nunca podrán mandar un whatsApp con urgencia y sin faltas de ortografía pero, ¿y lo monas que van?- o las icónicas coletillas de Ylenia (y no, no nos referimos a su melena, si no a su peculiar forma de vacilar al personal con su ya famoso tiki-tiki), parece que la moda conocida popularmente como choni, cani, pokera... -perfectamente podría hacer Leonardo Dantés otro de sus temazos al más puro estilo Tiene nombres mil- ha vuelto para no abandonarnos nunca más. 

¿Dónde están ahora todas las que criticaban el animal print? Pues corriendo a Bershka a comprarse el último top lencero leopardeso. ¿Y las que se quejaban de la deslumbrante bisutería dorada? Exacto, han rescatado sus pendientones del armario de sus madres. ¿Y qué me decís de aquel chandal que jurasteis no volver a poneros ni en vuestras peores pesadillas? Efectiviwonder, ahí lo tenéis limpito y planchadito para presumir de Adidas y Nike en el próximo concierto de Rosalía. 

Porque amigas, el mundo es muy grande y en él caben todas las modas. Por eso te traemos este maravilloso artículo plagado de topicazos del pasado, un bonito recordatorio a nuestra adolescencia que lejos de hacer que queramos sacarnos los ojos y tirarlos por el wc, conseguirá sacaros más de una sonrisa. 

Las gorras apuntando a la antena parabólica del edificio más cercano, los morritos al espejo con el lavabo delante y el albornoz de Hello Kitty detrás, esos escotes más apretados que las tuercas de un submarino, las cejas perfiladas con pilot negro, los 4 kilos de oro en joyas (causantes de grandes lesiones de cuello), las botas peludas para el frío invierno y las manoletinas 'fresquitas' (también para el invierno, que a todas se nos han congelado los deditos de los pies en los botellones de martini con limón y malibú con piña), ¡qué maravillosos años locos pasamos! Por no hablar de nuestros chorbos, esos machotes que se atrevían a bailar con gafas en la discoteca, le robaban la plancha a su hermana pequeña para acicalar sus voluminosas greñas y salían a la calle con una chevignon más gordita que un oso panda aunque estuviésemos en pleno agosto... ¡El chonismo no puede morir! ¿Y para más pruebas? No os queda más remedio que seguir avanzando en la siguiente galería... ¡El buen rato está asegurado! (Eso sí, hay cosas que no deben volver y el Shu MoReniKa ResHuloNa y el Rubitoh con ArtEh diSpuesToh a CaMelaRteh, eso no se os ocurra traerlo de vuelta que demasiado tiempo nos costó erradicarlo a los seres humanos normales). 

Puede interesarte...

10 cosas que demuestran que naciste en los 90

Cosas típicas de los 2000 que echamos de menos... o no

Chuches de nuestra infancia: ¿las recuerdas?