Inicio / Ocio / Cultura / Manual para los Oscars: comportamientos a evitar sobre el escenario

© Getty
Ocio

Manual para los Oscars: comportamientos a evitar sobre el escenario

por Beatriz Lopez Publicado en 1 de marzo de 2014
A-
A+

La ceremonia de los Oscars, que tendrá lugar este domingo por la noche, dará cita a los mejores actores y actrices de Hollywood, quienes ya están impacientes por saber si se llevarán alguna estatuilla. Como consejo, les recomendamos que no se anden por las ramas con su discurso, ¡y mejor que no pierdan su premio de vista! ¡Te descubrimos algunos momentos incómodos que han quedado para siempre en nuestras retinas!

El Teatro Dolby de Los Ángeles desplegará este domingo la alfombra roja más importante del mundo de las artes escénicas. Los Oscars están a la vuelta de la esquina y, como cada año, los laureados tendrán que subir al escenario para recitar su discurso de agradecimiento. ¡Nosotras cruzamos los dedos para que todo salga perfecto! Y si decimos esto, es porque los Premios de la Academia ya han vivido momentos que han incomodado mucho a la audiencia, ¡hasta llegar al miedo o la vergüenza! ¡No te pierdas nuestra recopilación!

Jennifer Lawrence © Getty

1937: Le roban el Oscar a Alice Brady

​En 1937, Alice Brady ganó el Oscar a la mejor actriz de reparto por su papel en Chicago. Como la actriz no podía acudir a la ceremonia, un desconocido subió al escenario para recoger el Oscar en su lugar. ¿El problema? ¡Era un impostor! Unas horas después, este hombre ya había desaparecido con la estatuilla. Finalmente, la Academia acordó entregarle otro Oscar a la actriz. ¡Menos mal!

1943: El discurso interminable de Greer Garson (el más largo de la historia)

En 1943, Greer Garson conseguía el Oscar a la mejor actriz por La Señora Miniver. La actriz subió al escenario para ofrecer un "pequeño" discurso de agradecimiento. Lo que nadie se imaginaba, ¡es que el discurso iba a durar más de una hora!

1978: Vanessa Redgrave y su discurso demasiado político

Durante la quincuagésima ceremonia de los Oscars, Vanessa Redgrave recibió la estatuilla a la mejor actriz secundaria por su papel en Julia. A la hora de dar su discurso, el drama tomó protagonismo. Muy comprometida con la causa, la intérprete decidió dedicar su discurso a la lucha contra el nacismo y al conflicto entre Palestina e Israel. Sus palabras, demasiado personales, dividieron al público entre los aplausos y las ganas de salir del recinto lo antes posible.

Loading...

1997: James Cameron "es el rey del mundo"

En 1998, Titanic fue la clara vencedora en los Oscars. Cuando James Cameron recibió el premio al mejor director, terminó su discurso exclamando: "Soy el rey del mundo". Bueno, hasta aquí todo bien, si no fuera porque el comentario no gustó mucho entre el público. Justo después, Cameron pidió a la audiencia unos minutos de silencio en homenaje a las víctimas del Titanic. ¡Muy incómodo para el público!

Loading...

1998: Gwyneth Paltrow ne puede secarse las lágrimas

Gwyneth Paltrow recibió un año después el premio a la mejor actriz por Shakespeare in Love. Más emocionada y feliz que nunca, la mujer de Chris Martin no podía retener las lágrimas. ¿El resultado? La actriz no paró de berrear durante todo el discurso, a lo que público reaccionó de manera muy dispar. ¡Gwyneth se tendría que haber controlado un poco!

Loading...

2001: Björk pone huevos en la alfombra roja

En 2001, la cantante Björk fue invitada a la ceremonia de los Oscars. En la alfombra roja, la artista lució un vestido con un gran parecido a un cisne y Björk, que parecía muy metida en el papel, no se lo pensó dos veces a la hora de ponerse en cuclillas y simular poner un huevo. Sí, nosotras tampoco dábamos crédito.

Loading...

2001: Julia Roberts y su discurso soporífero

La emoción invadió a Julia Roberts durante la ceremonia de 2001, año en el que recibió el Oscar a la mejor actriz por su papel en la película Erin Brokovich. Cuando subió al escenario, Roberts deseaba ser el verdadero centro de atención y "deleitó" al público con un discurso excesivamente largo. Una vez más, muy desagradable para el público.

Loading...

2003: Michael Moore la toma con George W. Bush durante los Oscars

Cuando Michael Moore salió al escenario para recoger su Oscar al mejor documental por Bowling for Columbine, decidió dedicar su discurso al presidente estadounidense que gobernaba entonces. El cineasta no se lo pensó dos veces a la hora de arremeter contra George W. Bush, para deleite de muchos y horror de otros.

Loading...

2009: Beyoncé enseña un pecho en el escenario de los Oscars

Mientras bailaba sobre el escenario con Hugh Jackman, Beyoncé enseñó un pecho por descuido. Esto no molestó mucho a los asistentes, pero las imágenes no tardaron en dar la vuelta al mundo. ¡Pobre Beyoncé!

Loading...

2011: Natalie Portman se echa rosas

En 2011, Natalie Portman recibió el Oscar a la mejor actriz por su papel en Cisne Negro. Durante su discurso, la gran actriz decidió elogiarse un poco a sí misma: "Me gustaría agradecerle a mis padres que me trajeran al mundo". ¡Eso es amor propio!

2013: Jennifer Lawrence se cae de bruces

El año pasado, Jennifer Lawrence recibía el Oscar a la mejor actriz por su papel en El lado bueno de las cosas. Totalmente desbordada por la emoción del momento, la actriz se tropezó en las escaleras al subir al escenario. Por una vez, la compasión fue el sentimiento general en el teatro.

Loading...

Compartir en Facebook

Puede interesarte...

por Beatriz Lopez

Puede interesarte