Inicio / Mujer hoy / Sociedad y mujer / Michaela DePrince se convierte en la primera bailarina negra protagonista de "El Cascanueces"

Mujer hoy

Michaela DePrince se convierte en la primera bailarina negra protagonista de "El Cascanueces"

por El equipo editorial Creado en 29 de diciembre de 2015
Michaela DePrince se convierte en la primera bailarina negra protagonista de El Cascanueces© Getty

Esta bailarina americana, procedente de Sierra Leona, se ha convertido en la primera bailarina de piel negra que interpreta el papel protagonista del mítico ballet de "El Cascanueces".

Sin duda, Michaela DePrince ha marcado la historia del mundo de la danza. La guapa bailarina estadounidense, aunque procedente de Sierra Leona, debutó el pasado 28 de diciembre en la Ópera Nacional de Holanda como la primera bailarina negra en protagonizar el principal papel femenino de la obra, El Cascanueces, un papel que siempre había estado reservado para bailarinas de piel blanca.

La joven de 20 años anunciaba esta gran noticia en su Instagram dónde no deja de documentar día tras día su esfuerzo y trabajo en los ensayos, y a juzgar por sus vídeos no podemos negar que está sobradamente preparada.

"Todavía no me creo que vaya a interpretar el papel protagonista de Clara en El Cascanueces. Me siento profundamente honrada de haber sido elegida para este personaje", escribía la bailarina como texto de un selfie que subía hace unos días a sus redes sociales en el que mostraba uno de los trajes que lucirá en la función.

Descubre: Michaela DePrince la primera bailarina negra en El Cascanueces
Michaela DePrince © Instagram

Al igual que ya pasó con el primer bailarín negro, Misty Copeland, el primer bailarín negro en ascender en el American Ballet Theatre de Nueva York, estos logros abren puertas dan más voz a la diversidad en un entorno considerado todavía a día de hoy bastante elitista.

A pesar de que siempre persiguió su sueño nunca se dejó vencer ante las adversidades. Michaela DePrince, tuvo una infancia dura marcada por la guerra civil que vivió su país y la pérdida de sus padres siendo una niña, pero a esto hay que añadirle la discriminación que ha tenido que sufrir durante toda su vida por su color de piel.

En Sierra Leona sufría desnutrición y violencia en el orfanato donde vivía. Pero esto no es todo, ya que hay que añadir el rechazo que siempre ha sufrido por la enfermedad que sufre en su piel a causa de la despigmentación.

Por fin, la suerte sonrió a esta niña que logró salir de su particular infierno gracias a su familia adoptiva en Estados Unidos quien siempre la animó y apoyó en su deseo de dedicarse a la danza. En un primer instante, se le denegó la participación en el ballet de El Cascanueces; la razón: el público todavía no estaba preparado para ver una bailarina negra en ballet clásico. Algo que lejos de apartarla de su objetivo supuso un reto para ella aún teniendo que escuchar comentarios como que no vale la pena invertir en las carreras de bailarines negros.

Hoy Michaela DePrince, por fin ha conseguido el papel de su vida y no hay duda de que con este logro ha puesto punto y final a todas las habladurías. Se ha convertido en todo un icono para su comunidad y un ejemplo a seguir para muchas jóvenes. ¡Enhorabuena Michaela!



Y además:
Test: ¿eres una mujer "Alfa"?
¡Sí, se puede! Chantal Barlow muestra las mejores sonrisas de 13 mujeres víctimas de violencia de género