Inicio / Mujer hoy / Feminismo / Demasiados políticos machistas para tanto siglo XXI

© Gtres
Mujer hoy

Demasiados políticos machistas para tanto siglo XXI

por Laura Sutil Publicado en 22 de agosto de 2014

Por mucho que pasen los años e intentemos avanzar en una educación que crea en la igualdad entre hombres y mujeres, los pensamientos retrógrados de algunos de nuestros políticos siguen a la orden del día. Verdaderas perlas que salen de la boca de políticos de primer nivel para mostrarnos que, aún quedan muchas mentalidades que cambiar en pleno siglo XXI.

Las mujeres como provocadoras, mentirosas, poco inteligentes, destinadas a las labores domésticas o nacidas para tener hijos. Son algunas de las etiquetas que ciertos políticos de nuestro país utilizan para definirnos. Declaraciones que cosifican a la mujer y subestiman sus capacidades. Y es que, si ni siquiera nuestros políticos nos respetan, ¿qué rumbo puede tomar la sociedad que ellos gobiernan?

Hace unos días, escuchábamos en los medios de comunicación las polémicas declaraciones del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, sobre la violación múltiple que se produjo hace unos días en la Feria de la ciudad. "Hay más de mil al año en España". Así se pronunció 16 horas después de saber que cinco jóvenes de entre 17 y 23 años increparon y agredieron sexualmente a una chica de 20 años en la ciudad en la que gobierna.

Francisco de la Torre © Gtres

Por si el revuelo suscitado tras estas declaraciones no hubiese sido suficiente, el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, no ha tardado en dar su visión sobre el asunto. Ha declarado en una entrevista a Onda Cero que le da “cierto reparo” entrar en un ascensor por si “hay una chica con ganas de buscarte las vueltas, se arranca el sujetador o la falda” y al salir del mismo grita que “la han intentado agredir”. Y coronó su parlamento machista añadiendo: "A veces a las seis de la mañana una mujer joven tiene que cuidar por dónde va". Bien es cierto que el alcalde vallisoletano nos tiene acostumbradas a sus salidas de tono desde que en el año 2010 se refiriese a la entonces recién nombrada Ministra de Sanidad, Igualdad y Política Social, Leire Pajín, diciendo: "Cada vez que veo esa cara y esos morritos pienso lo mismo, pero no lo voy a decir".

En los últimos años hemos tenido que escuchar también opiniones sobre la capacidad intelectual de las mujeres. Uno de los más sonados fue el comentario que el ex Ministro Miguel Ángel Arias Cañete dedicó a su principal rival en las elecciones al Parlamento Europeo, Elena Valenciano, después del debate televisivo del pasado mes de mayo: "El debate con una mujer es complicado. Si demuestras superioridad intelectual o la acorralas, es machista." Por su parte, el alcalde de Toledo, Emiliano García- Page, se refería hace unos días a los casos de corrupción en su partido y sentenciaba: "Los dirigentes del PP no saben hacer nada sin la chacha". "Lo cierto y verdad es que no pienso que Cospedal (secretaria general) sepa pasar la aspiradora", ha comentado.

No podemos olvidarnos tampoco de otros machismos ya históricos: Manuel Fraga refiriéndose a la portavoz socialista de Educación en el Congreso, Clementina Díez: "Lo único interesante que esa señora exhibió fue su escote".O las reiterativas críticas a la forma de vestir de ex Ministras como María Teresa Fernández de la Vega, Bibiana Aído o Carme Chacón. Este machismo no entiende de signos políticos y el socialista Alfonso Guerra apuntaba en una de sus declaraciones: "Hay que convivir con la economía sumergida como con algunas mujeres. No se las puede eliminar". Entre estas "maravillas", dejamos para el final uno de los insultos más brutales a la integridad de la mujer: "Las leyes son como las mujeres, están para violarlas", pronunciado por José Manuel Castelao, ex presidente del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior.

Los autores de estas barbaridades machistas no dudaron en retractarse de sus opiniones cuando el revuelo social les presionó a ello. Una mala interpretación de sus palabras o un momento de enfado fueron las excusas esgrimidas por muchos de ellos. Nosotras nos preguntamos por qué debemos soportar estas faltas de respeto, por qué en pleno siglo XXI, las personas que deberían luchar por defender nuestros derechos hacen gala de un pensamiento tan retrógrado...

Puede interesarte...

por Laura Sutil

Puede interesarte