Inicio / Pareja / Relaciones / ¿Qué aprendemos cuando termina una relación?

Pareja

¿Qué aprendemos cuando termina una relación?

por Laura Sutil Creado en 30 de mayo de 2014
¿Qué aprendemos cuando termina una relación?© Like crazy

Cuando terminamos una relación con una persona que ha sido importante en nuestra vida, a menudo resulta muy difícil recomponerse y ver un lado positivo. A pesar del dolor, es importante que después de una ruptura pensemos en aquello que aprendimos durante la relación porque, de esta forma, salimos ganando ¡Aunque te parezca imposible! Aquí tienes nueve cosas que todas hemos aprendido después de una ruptura. Seguro que te suena familiar...

Con el corazón roto, todo resulta muy difícil de asimilar. Un día estás totalmente enamorada de tu pareja y, al día siguiente, os comportáis como verdaderos desconocidos. Después de esos primeros días en los que parece que el mundo se te va a caer encima, solemos pensar que la vida continúa, que seremos felices y que, llegado el momento, aparecerá otro amor de nuestra vida. Cuando esa nueva pareja se cruce en nuestro camino, por suerte, ya habremos aprendido de nuestras relaciones anteriores y de las innumerables historias de amor de las que hemos sido testigo:

Descubre: ¿Qué aprendemos cuando se termina una relación?
© El diario de Noa

Es normal que en un primer momento no puedas pensar en otra cosa que no sea en lo maravilloso que era él y en qué vamos a hacer ahora que ya no está. Tanto si es este tu caso como si ves el final de tu relación como una liberación, hay nueve cosas que seguro que has aprendido en este tiempo, ya verás.

1. Sabes lo que es estar verdaderamente enamorada

-¿Me amas?
- Amor es una palabra demasiado débil para describir lo que realmente siento


Puedes pensar que todo el mundo ha estado enamorado alguna vez pero... ¡ERROR! Por desgracia, no siempre es fácil encontrar a alguien que esté preparado para amar a otra persona pase lo que pase. Estar con alguien que no solo tiene en cuenta tus sentimientos, sino que constantemente te muestra que te quiere y se preocupa por ti, no es algo que ocurra siempre. Así que si ha sido un amor 100% correspondido, ¡puedes sentirte muy afortunada!

Si, por el contrario, tu experiencia en el amor no ha sido tan maravillosa, solo tienes que repetirte a ti misma que nunca te conformarás con alguien que no esté a la altura de tus sentimientos.

2. Aprendes a sentirte afortunada todo el tiempo

- Francamente querida, no me importa


Es tan difícil encontrar una pareja perfecta que, cuando la tienes, piensas que le demuestras lo feliz que eres a su lado todo el tiempo pero, normalmente, no ocurre así. La verdad es que nos resulta muy sencillo acostumbrarnos a una persona que nos quiera, nos cuide, nos proteja... Si es lo que siempre hemos buscado, ¿por que no decir lo afortunadas que nos sentimos?

Debemos admitir que, después de una ruptura, como le ocurría a Escarlata O'Hara en Lo que el viento se llevó, a menudo nos sentimos culpables por no haber apreciado suficiente lo que teníamos. Así que para que el sentimiento de culpa no haga acto de presencia, no lo olvides y aprende la lección: valora que te trate como una princesa y díselo.

3. El respeto no debería ser algo que exigir

-Parece que sabes exactamente cómo hacerme sentir una completa idiota cada vez que te veo.


Que tu pareja respete cómo eres, lo que haces o lo que te gusta no debe ser algo que exigirle a tu chico sino algo que debe hacer sin pensar. No deberías compartir un instante de tu vida con una persona a la que tienes que rogar que te respete. Por supuesto, tú también debes mostrar respeto hacia tu pareja, hacia su forma de ser, de vestir o de ver el mundo aunque no la compartas. El respeto garantizará que los dos os sintáis cómodos dentro de la relación, así que recuerda: si alguien está realmente enamorado de ti te respetará sin que sea necesario que tú se lo pidas.

4. Sabes que no hay nada como el apoyo de tu pareja

No puedo ver nada en ti que no me guste.


Muchas veces no valoramos lo importante que puede ser el apoyo de nuestra pareja. Alguien que está ahí para animarnos, para luchar contra nuestros miedos o contra esas dudas que a veces tenemos sobre nosotras mismas. Además, tu pareja ideal tendrá el poder de hacerte sentir como una super heroína capaz de luchar contra cualquier obstáculo. Así que ya sabes,si tu próximo chico no te hace sentir así, simplemente piensa que las cuentas no salen y que esa persona no encaja en tu vida.

5. Nunca volverás a pensar que todos los hombres son iguales

- Bueno, nadie es perfecto...


Es posible que antes de leer lo siguiente, debas tomar aire y respirar con calma... ¿Estás preparada?

Los hombres que hay ahí fuera no van a mentirte y engañarte. Cuando una está dolida después de una ruptura resulta difícil pensar que nadie te va a hacer daño pero lo cierto es que hay hombres que te harán sentir como si estuvieses en una nube de amor. Tienes que abrir los ojos y darte cuenta cuando uno de ellos llega a tu vida, así que estate atenta porque el amor de tu vida podría estar en cualquier parte.

6. Los hombres sienten igual que nosotras

-Así soy yo: un hombre raro y sensible.


Te lo aseguramos. Ellos son capaces de sentir dolor, de sentir tristeza y también de llorar, igual que tú. Si tratas a tu chico como si fuese un robot incapaz de mostrar sus emociones, ¿cómo esperas que la relación salga adelante? Debes ser comprensiva con él, igual que él contigo. No debes olvidar que ambos tenéis sentimientos y, a veces, él también está triste o tiene malos días. Al fin y al cabo, una pareja está ahí para los buenos y los malos momentos, recuérdalo.

7. Si de verdad hay amor, la relación seguirá su evolución natural


Ser la "novia de..." no debería ser misión imposible. Si es duro que te presente ante su familia y amigos como su novia oficial, imagina cómo será el día que vayas a convertirte en su esposa... Y esto nos recuerda a la historia de Carrie y Mr. Big en Sexo en Nueva York, ¿a ti no? Por eso, no será necesario marcar unos tiempos o sentir presión. Como ya sabes, si estáis hechos el uno para el otro, la relación irá evolucionando sin que resulte un problema para ninguno de los dos.

8. Aprendes a compartir vuestras aficiones


Toda buena cita romántica debe tener la dosis necesaria de diversión. Es importante que os riáis juntos y compartáis aficiones. Imagina ser capaz de ir a cualquier lugar en cualquier momento con tu novio y pasártelo genial siempre. ¿Cómo? Él es tu media naranja: es el tipo de chico capaz de adaptarse a cada situación, saber estar en cualquier parte y dar lo mejor de él siempre.

9. Te das cuenta de que muchas veces la realidad supera a la ficción


Habéis conseguido que, cada vez que os ven juntos, vuestros amigos os digan que sois el uno para el otro pero cuando estáis a solas, las cosas no funcionan tan bien. No quiere decir que no os queráis o que alguno de los dos esté haciendo las cosas mal. Hay veces en las que equivocamos los sentimientos que tenemos por la otra persona. Hay una conexión entre los miembros de la pareja que tiene que existir y que no podemos forzar pero tranquila, cuando conectes con la persona adecuada... ¡Saltarán chispas!


Puede interesarte...