Inicio / Moda / Accesorios

Moda

25 cosas innecesarias que llevas en el bolso

por Redacción enfemenino Creado en 21 de diciembre de 2015
25 cosas innecesarias que llevas en el bolso© Getty

¿De verdad necesitas todo eso que flota en tu bolso? ¿Todo? Quizá padeces el síndrome de Mary Poppins, es decir, llevas tu casa entera colgando del brazo. Desde cincuenta tonos diferentes de barras de labios, hasta un suministro de recibos de por vida, pasando por bolígrafos o envoltorios vacíos. Estos son los 25 "esenciales" totalmente innecesarios.

Descubre: Los bolsos más lujosos del otoño

Bolso: accesorio de cuero, de tela o plástico, que se lleva en la mano o colgando del hombro mediante asas o correas, comúnmente usado por las mujeres para transportar sus objetos personales.

Y ahora lo que realmente significa para nosotras: un pozo sin fondo, creado para meter dentro todo aquello que podamos necesitar, en cualquier momento o situación.

Da igual si llevas un maravilloso Céline o un shopping bag de Topshop, por dentro, todos sirven para lo mismo. Estas son las 25 cosas "esenciales" más innecesarias de todos los tiempos:

1. Barras de labios

Es imposible comprometerse con un solo labial, cada ocasión se merece uno diferente, y además, ¡tienes tantos para elegir! Vale, llevar contigo tus favoritos es un derecho básico.

2. Al menos dos agendas

Porque una sola nunca es suficiente para manejar tu apretada vida, llena de citas y tareas. Además escribir en una página en blanco siempre es más apetecible. Necesitas una para el trabajo y otra para tu vida diaria... y quizá otra para los cumpleaños. Un consejo: ¿Por qué no usas tu teléfono? Es muy útil, hasta puedes añadir recordatorios con alarma.

3. Muestras

Una chica siempre tiene sitio para muestras. De perfume, de champú, las que regalan con las revistas... En realidad las tienes a tamaño completo en tu casa, pero claro, necesitas las muestras para llevarlas contigo a cualquier parte.

Intenta elegir una, si mezclas muchos olores terminarás oliendo a un mix que mareará.

4. Condimentos

Prefieres no comer antes que tener que hacerlo sin ellos. Aceite, vinagre, sal, pimienta, semillas de chía... Sin duda vas bien preparada.

5. Tarjetas de visita

Cuando alguien se presenta y te da su tarjeta de visita, solo hay un lugar donde ponerla cuando la papelera está demasiado lejos. En ese agujero negro que se forma cuando se rompe el forro del bolso y que suele contener restos de laca de uñas, una máscara de pestañas seca o las cosas más insospechadas.

No guardes tarjetas innecesarias, y si decides hacerlo que sea en un estuche para este tipo de cosas.

6. La llave misteriosa

Siempre hay una llave flotando en tu bolso, no tienes ni idea de lo que abre, pero siempre ha estado ahí. Además está metida en una bolsita de plástico que nunca ha sido abierta. Así que has decidido dejarla así. ¡Qué misterio!

7. Cinta adhesiva

Has vivido esta situación mil veces en tus pesadillas. Vas andando por la calle, con tu bolso perfectamente colocado sobre el brazo, a lo Victoria Beckham, eso sí, cambiándolo de lado cada poco tiempo para soportar el dolor que te produce su peso, cuando... ¡El asa se rompe! Pero tranquila, todo va a ir bien, porque llevas cinta adhesiva dentro del bolso.

8. Algo roto

Tu bolso es algo así como un cementerio de cosas rotas. Un paraguas, unos auriculares publicitarios que nunca volverán a funcionar, por no hablar de la cremallera rota del propio bolso. Todas llevamos algo roto.

9. Tampones

Están por todas partes. Hablamos de esos tampones que han perdido el envoltorio y circulan por el bolso como un ratón. Obviamente no los vas a usar nunca... ¡Tíralos!

10. Un colorete roto

Intentas convencerte de que ese colorete que se cayó al suelo y se rompió aún puede usarse, así que lo metes en el bolso. Muy bien, ahora tienes polvo rosa por todo el fondo, cubriendo las páginas de tu agenda nueva. ¡Qué desastre!

11. Etiquetas de ropa y recibos

Es simple. Guardas las etiquetas -y los tickets-, para poder ponerlas de nuevo en tu ropa y devolverla. ¿Te la has puesto? Obviamente sí, pero no sabes cuándo necesitaras esos 50 euros que te gastaste.

Amiga, eso NO está bien, además jamás lo haces, así que tira en este momento todas las etiquetas que llevas ahí metidas. No te engañes.

12. El bolso dentro del bolso

Una verdadera acapara-bolsos no tiene suficiente con uno. Necesita llevar más cosas dentro. Un clutch dentro de tu bolso por si sales de fiesta, o simplemente una bolsa de aseo para el maquillaje -que probablemente será de flores- dentro de tu Michael Kors. ¿Por qué? ¡Porque te ayuda a encontrar las cosas antes!

13. Un bolígrafo destintado

Por precaución, llevas cinco bolígrafos en tu bolso. Pero dios sabe que siempre desaparecen dentro, así que siempre tienes que meter otro más. Son esenciales. Pero siempre hay uno que se agujerea y empieza a derramar tinta por el bolso, por tus dedos...

14. Envoltorios vacíos

Todas sabemos que los bolsos son el mejor lugar para esconder secretos. Secretos calóricos para ser más exactas. Porque, si te comes una chocolatina y nadie lo ve, es como si nunca hubiera pasado, ¿no?

15. Un vale

A todas nos pasa. Tendemos a acumular vales o cupones de cosas que nunca necesitaremos y normalmente seguimos llevando en el bolso los que están caducados. Muy útil...

16.Tickets viejos

Sueles pensar que los guardas para comprobar lo que te has gastado ese mes, controlar tus cuentas y de este modo, intentar ahorrar. ¡Mentira! Jamás los mirarás, de hecho los tiraras cuando comienzan a ser muy molestos.

17. Calderilla

Nunca usas las monedas de 1 o 2 céntimos, pero ahí están. ¿Por qué? Si siempre pagas con tarjeta, ¿para qué los guardas?

18. Pestañas postizas

Si tus pestañas postizas se caen en mitad de la noche y no tienes pegamento, ni máscara, afróntalo, tienes que quitártelas. ¿Y dónde las pones? Claro, en el bolso. Quién sabe, quizá puedas reciclarlas a la mañana siguiente... O quizá parezca que hay una araña en tu clutch.

19. Utensilios de la casa

Una cuchara, una llave Allen, un tornillo... Están en tu bolso por alguna razón... pero no puedes recordar cuál era.

20. Fruta pasada

Una manzana, un plátano... lo cogiste para el almuerzo, pero no te lo comiste. Y ahora ya no hay quién se la coma. ¡Seguro que llevas paseándola más de una semana!

21. Pañuelos

Si tienes suficientes pañuelos como para ofrecerle uno a un extraño, es que llevas demasiados. Nadie necesita tantos.

22. Una lima de uñas inservible

Si ya no lima, está partida por la mitad y se está despegando la parte rosa, no va a funcionar. Pero no quieres darte cuenta...

23. Desodorante

Si eres un ser humano, te lo pondrás por la mañana y con eso debería ser suficiente para mantenerte fresca todo el día. Incluso si vas al gimnasio a la hora de comer, puedes dejar el desodorante en un cajón de la oficina. No hace falta que lo lleves contigo a todas partes.

24. Laca

La misma regla que con el desodorante. No necesitas llevarla en el bolso. Admítelo.

25. Medicinas

Tu bolso es como una farmacia portátil. La píldora, pastillas para el resfriado, vitaminas, paracetamol para el dolor de cabeza, aspirina... Nunca se sabe cuándo puedes encontrarte mal. Pero, realmente todo eso que llevas es demasiado, tanto que vas a necesitar otra pastilla para el dolor de espalda.

Y además...
¿Qué lleva una mujer alfa en el bolso?

Llegan los pompones, el complemento más divertido para tus bolsos
Los mejores regalos para ellas

Redacción enfemenino
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …