Inicio / Mujer hoy / Trabajo / Madres emprendedoras en el mundo 2.0: ¿hacia dónde vamos?

Mujer hoy

Madres emprendedoras en el mundo 2.0: ¿hacia dónde vamos?

por Cristina Gonzalez Creado en 6 de marzo de 2015
© iStock

Los tiempos están cambiando y con ellos, la concepción tradicional de la maternidad. Ahora las mamás también son bloggers y emprendedoras, pero sobre todo son mujeres. Mujeres que se tienen que enfrentar a ciertas trabas que les pone la sociedad por el simple de hecho de tener hijos.

¿Cómo ha evolucionado la maternidad en los últimos años? Los tiempos en los que las mujeres dejaban su trabajo para dedicarse en exclusiva al cuidado de sus hijos han cambiado, sin embargo, no podemos decir que las mamás lo tengan fácil hoy en día para compaginar la vida familiar y la profesional. En la última edición de la Madrid Woman's Week (MWW) se llevaron cabo diferentes ponencias que nos hicieron reflexionar sobre la situación de las madres trabajadoras en la actualidad. En estas jornadas participaron diferentes bloggers especializadas en el mundo de la maternidad y compartieron sus experiencias: así es cómo se sale adelante en una sociedad que no hace más que poner piedras en el camino a aquellas mujeres que quieren avanzar en su carrera profesional y al mismo tiempo disfrutar de la maternidad.

© Getty

Ser mamá en el mundo 2.0

La blogosfera se ha convertido en uno de los escenarios imprescindibles para las nuevas mamás. El manejo de las redes sociales, la creatividad online y la posibilidad de llegar a todo el mundo en tan solo un click son algunos de los factores principales del mundo digital. Las cuatro mujeres que compartieron mesa redonda en la tercera jornada de MWW fueron Mar Ramos, Macarena Ruiz, Patricia Tablado y Patricia Román, todas ellas con una característica en común: son madres blogueras. Ellas mismas admiten que uno de los principales motivos que les llevó a abrir su blog fue la necesidad de obtener información sobre el embarazo de una manera más directa que proporcione la sensación de familiaridad que supone el saber que hay alguien detrás de una pantalla. Pero ésta no es la única característica que comparten estas cuatro madres: todas ellas han visto en la maternidad una inspiración laboral y se han convertido en madres emprendedoras, aunque en la mayoría de los casos lo hayan hecho por obligación.

Emprender como alternativa al desempleo

"Cuando estaba embarazada de cuatro meses se lo comuniqué a mis clientes. Uno de ellos, que era una multinacional, me dio las gracias y me dijo que me quedase en casa cuidando de mi hija, que ya hablaríamos", contó Patricia Tablado, quien a pesar de ser una gran profesional del sector social media y del periodismo, perdió clientes por el hecho de quedarse embarazada. Algo similar les pasó a las otras mamás que participaron también en la jornada. Usúe Madinaveitia trabajaba en el mismo sector que Patricia y después de comunicar el embarazo en su empresa fue despedida. Decidió entonces que ya era hora de hacer algo por sí misma y así fue como surgió el ebook #mamiconcilia, que se ha convertido en todo un movimiento social. Patricia Román, tras perder su puesto de reportera se enfrascó en un negocio familiar dedicado a la venta de productos para bebés. La mayoría de estas mujeres se vieron obligadas a cambiar de profesión después de ser despedidas: escritoras, asesoras, empresarias... Se han convertido (prácticamente a la fuerza) en madres emprendedoras, algo de lo que no se arrepienten porque les permite combinar la maternidad con el trabajo, el objetivo que buscaban desde el principio. Pero no podemos olvidarnos de algo: son mujeres que han perdido su trabajo por querer convertirse en madres.

Conciliación: una lucha en la que únicamente batallan las mujeres

¿Por qué no les interesa a las empresas realizar una política de conciliación? Esta es la pregunta que no deja de rondarnos la cabeza. ¿Por qué tenemos que vivir con el miedo de perder nuestro trabajo si nos quedamos embarazadas? ¿No podemos combinar los dos aspectos? Aunque quizá, lo más indignante de todo sea que la conciliación se ha convertido en una lucha en la que únicamente batallan las mujeres: la conciliación laboral y familiar tiene que ser una reivindicación de toda la sociedad para que se escuche. Por supuesto, también existen empresas que lo están haciendo bien en este ámbito: Repsol, Vodafone, Mercadona, L'Oréal, Agbar e IBM fueron calificadas el pasado año como las empresas españolas que más respetan la flexibilidad horaria y las bajas maternales. "Los medios de comunicación apenas se hacen eco de estas buenas prácticas. Si lo hiciesen, sería más fácil que otras empresas tomasen ejemplo", afirmó Usúe.

¿Hacia dónde vamos?

Además de la barrera de la conciliación, tal y como también se comentó en uno de los debates de MWW, otro punto importante a eliminar es el de las etiquetas: superwoman, madre alfa... "No somos un colectivo social", afirmó Catalina Echeverry, colaboradora de Conciliación Real Ya. "Somos personas que toman la decisión de convertirse en madres. Hay que olvidarse de lo que opinen los demás y quedarse solo con los comentarios que nos vayan a aportar algo positivo". El tema de la maternidad compartida fue otro punto importante a tratar en el que se llegó a una clara conclusión: los hombres tienen el mismo derecho a desarrollar su paternidad, no es algo que solo corresponda a las mujeres. "Sin embargo, lo que sí deberíamos hacer es ser conscientes del mundo en el que vivimos, informarnos de las cosas y hacer valer nuestros derechos", prosiguió Catalina. Unos derechos que, no debemos olvidar, nos corresponden a todas.


Y además:
"La mujer, clave en la regeneración política": el intenso debate que arrancó la MWW 2015
Conciliación laboral y familiar: las reglas de oro de la mamá activa

por Cristina Gonzalez