Inicio / Belleza / Tratamientos

Belleza

Electroestimulación, tu nuevo aliado de belleza

por Patricia Álvarez Creado en 15 de diciembre de 2014
Electroestimulación, tu nuevo aliado de belleza© Getty

La electroestimulación es una técnica indolora que reportará muchos beneficios a tu silueta y bienestar, que nos permite tratar problemas de obesidad, celulitis, reafirmación, remodelación corporal, desarreglos circulatorios, adiposidad localizada y otros problemas de estética. Carolina Martín, de Clínicas Ceta, nos cuenta todos sus beneficios.

¿Qué es la electroestimulación?

Es lo que a veces se denomina gimnasia pasiva, ya que consiste en el envío de impulsos a nuestros músculos, a través de unos electrodos colocados estratégicamente para contraer la musculatura de la misma manera que lo hacemos al practicar ejercicio. Asombrosamente el conocido Bruce Lee fue uno de los pioneros en utilizar esta técnica que actualmente está mucho más avanzada.

Paula Echevarría © Instagram

¿Cuáles son sus beneficios?

Gracias a este tratamiento conseguirás disminuir tu grasa corporal, movilizar los depósitos grasos y estimular la circulación linfática que conlleva a una disminución de la retención de líquidos, lo que sumado a su efecto reafirmante nos permitirá lucir una silueta más esbelta y tonificada.

Además, si has tenido una lesión que te ha tenido un tiempo alejada del ejercicio y quieres recobrar tu musculatura, podrás recuperar la masa muscular perdida durante tu tiempo de inactividad, gracias a su flexibilidad de localizar el tratamiento en una zona concreta del cuerpo, bien sean piernas, glúteos, abdominales, pectorales, bíceps y tríceps, lo que te permitirá una vuelta al ejercicio activo en mejores condiciones.

¿Cuánto dura cada sesión?

Te quitará unos escasos 45 minutos de tu apretada agenda y con tan solo 2 días por semana, conseguirás obtener buenos resultados. Teniendo la ventaja de que además de ejercitar tu cuerpo te servirá para darte un momento de descanso para poder relajarte. Es un entrenamiento rápido y eficaz, que además no tiene riesgo de lesiones o de dudar si hemos trabajado bien o no ciertos músculos, porque siempre estará controlado por especialistas.

¿Es combinable con algún otro tratamiento?

Se podría alternar con otras técnicas como son la mesoterapia, presoterapia, dermosucción o cavitación, siempre dependiendo de cada caso y el objetivo a alcanzar. Por ello, es importante hacer una valoración antes de realizar cualquier tratamiento para saber cuál de ellos es el más adecuado para tus necesidades.

Y además:
Celebrities y deportistas: 15 cuentas de Instagram que te motivarán para ponerte en forma
El método Tabata: 4 minutos al día para ponerte en forma

Patricia Álvarez
Patricia Álvarez es la redactora jefe de enfemenino. Aunque su andadura académica comenzó algo alejada del periodismo (estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la Universidad de Alicante), pronto descubrió que su …