Inicio / Maternidad / Bebés y niños / Baby Led Weaning: cómo enseñar a tu bebé a comer solo

Maternidad

Baby Led Weaning: cómo enseñar a tu bebé a comer solo

Cristina Gonzalez
por Cristina Gonzalez Publicado en 2 de octubre de 2017
274 compartidos

El método BLW (Baby Led Weaning) enseña a los bebés a comer de manera independiente a partir de los seis meses. ¿Sabes cómo aplicarlo?

¿Puede un bebé de nueve meses comer cocido? ¿Y uno de siete disfrutar de un plato de pasta? Aunque te parezca mentira, sí, puede, y sin ningún tipo de problema. Esta es una de las ventajas que nos ofrece un sistema que se ha puesto cada vez más de moda en el mundo de la alimentación infantil: el método BLW o Baby Led Weaning. Una manera de comenzar a introducir alimentos sólidos en la dieta de los bebés mientras los compaginan aún con la lactancia. Sin presiones, sin obligarles a comer, sin distracciones: dejando que ellos maquen el ritmo.

Y es que, aunque en un principio te choque, los bebés pueden masticar los alimentos por sí solos, incluso sin tener dientes, simplemente con las encías. Solo tenemos que saber qué alimentos escoger y cómo ofrecérselos. El Baby Led Weaning no solo es una forma de aprender a comer de manera independiente, desprenderse poco a poco de la lactancia y adquirir destreza, también sirve a los niños para compartir momentos en familia. Hemos hablado con Lucio Piermarini, pediatra y autor del libro De la Teta al Plato, para que nos de algunos consejos iniciarnos en el BLW.

© iStock

Método BLW: ¿cuándo empezar?

Antes de comenzar a practicar este método, no está de más que lo consultes con tu pediatra para asegurarte de que tu bebé no presenta ningún problema de salud. "La edad ideal para comenzar con el Baby Led Weaning es diferente para cada niño, ya que depende del momento en que las funciones y capacidades de su cuerpo se lo permitan hacer con éxito y sin riesgos", explica el doctor Piermarini. Lo ideal sería comenzar con el BLW a partir de los seis o siete meses. "No somos nosotros los que tenemos que empezar, sino que será el bebé quien nos haga comprender que ya está listo y nos exigirá la primera degustación, aunque él no sepa que lo que pide es comida".

Alimentos para comenzar con el BLW

El Baby Led Weaning no se basa en cocinar y ofrecer a tu bebé alimentos diferentes a los tuyos. El objetivo es que el peque coma lo mismo que cocinéis para toda la familia. De ahí una de las responsabilidades que conlleva este sistema, pues nos obliga en cierta manera a mantener una dieta sana, que no ni mas ni menos que la que viene representada en la pirámide alimenticia.

"Los lactantes a partir de los seis meses digieren perfectamente casi cualquier alimento sano y correctamente cocinado. No son los padres los que deben comer como el niño sino que el niño puede comer como los padres si estos han adecuado su dieta a las recomendaciones de los expertos de nutrición", nos explican.

Aunque ​no hay evidencias científicas de que un alimento sea mejor que otro, sí podemos tener en cuenta algunos antes de ofrecérselos que les resultarán más sencillos: fruta, verdura, pasta, carne, queso, cereales, garbanzos, patas cocidas, cremas, pan...

¿Cómo cortar alimentos en el BLW?

Debemos procurar dárselos en piezas más o menos grandes para que ellos puedan manejarlos solos y con sus propias manos. Cortar la comida en tiras o en trozos del tamaño de su puño sería lo ideal, así evitamos también que se puedan atragantar. Aún así, recuerda que el objetivo de esto, como hemos dicho, es que el bebé coma lo mismo que toda la familia. Volvemos a la pregunta del principio: ¿Puede un bebé comer cocido? La respuesta es sí, siempre que esté hecho de manera saludable: reducir el consumo de sal es importante en este aspecto.

Descubre: Recetas bajas en sal

Recetas con un bajo contenido en sal © iStock

BLW y las alergias alimentarias

Es una de las grandes preguntas que se hacen muchas madres. Alimentos como la leche, el pescado, los huevos o los frutos secos están considerados potencialmente alergénicos. Por tanto, ¿es recomendable dárselos al bebé o no? "La evidencia científica ha comprobado que la exclusión de estos alimentos de la dieta de los lactantes no reduce el riesgo de alergia. Al contrario, las investigaciones más recientes demuestran que dar de todo y pronto es la mejor estrategia para inducir la llamada tolerancia inmunológica", explica Piermarini.

Por lo tanto, es importante volver a ofrecer el alimento en otras ocasiones y observar atentamente las reacciones para saber si son alérgicos o no​. Los bebés no suelen tener reacciones exageradas, pero sí erupciones, especialmente alrededor de la boca o la tripa. O bien vómitos o diarreas. Si observas algo de esto será mejor que acudas al pediatra.

¿Y si el bebé se niega a tomar alimentos sólidos?

El doctor Piermarini responde de manera muy clara a esta pregunta: "Los niños no pueden negarse ni les cuesta comer comida sólida. El lactante que pide nunca rechaza". Y es que no podemos olvidar que la alimentación complementaria es un proceso absolutamente natural. Si el bebé rechaza los alimentos puede que la culpa la tengamos nosotros por no conducir la alimentación correctamente. "Al niño le encanta la leche materna y no ve ninguna razón para sustituirla con algo que él ni siquiera sabe lo que es", afirma el pediatra, quien nos cuenta también que los bebés a partir del año de edad tienden a comer menos: "Los niños fisiológicamente crecen más lentamente y empiezan a comer mucho menos, así que eso aumenta la ansiedad de los padres".

Lo que no podemos hacer es obligarle a comer, ponernos nerviosos o intentar que lo haga mediante distracciones. No olvidemos que el Baby Led Weaning consiste en la alimentación a demanda: el propio bebé marcará el ritmo. No debemos preocuparnos por si come pocos alimentos sólidos, ya que lo estará complementando con la lactancia. "Lo importante es que los padres confíen en los hijos".

Beneficios del Baby Led Weaning

Nos queda claro que este método es eficaz para que los bebés adquieran independencia y autonomía. ¿Pero qué otras ventajas ofrece? "La primera ventaja es que ahora es el niño quien decide si quiere comer y cuánto", afirma el pediatra. "Ya no hay oferta de comida sino aceptación de la demanda del niño. De esta manera la relación con la comida no será nunca un problema, los padres estarán serenos y el niño apreciará todos los alimentos que le ofrezcan. El bebé querrá comer, puesto que es lo que hacen sus padres y a ellos lo que más les gusta es imitar a los mayores".

¿Tu hijo ya ha comenzado el cole? ¡Atenta a estas ideas!


Y además:
¡Saludable y divertida! ¿Cómo debe ser la cena perfecta para los niños?
Descubre cómo consiguió esta mamá que su hijo comiera verduras

por Cristina Gonzalez 274 compartidos

Puede interesarte