Inicio / Maternidad / Bebés y niños

Maternidad

Ruido blanco: ¿qué es y cómo afecta al bebé?

por Carla Dominguez Creado en 10 de septiembre de 2019
Ruido blanco: ¿qué es y cómo afecta al bebé?© GettyImages

El ruido del secador, de la campana extractora, de la lavadora e incluso del ventilador pueden calmar a tu bebé. Este tipo de sonidos están considerados como ruidos blancos; ruidos constantes, sin alteraciones y muy monótonos. Pero, ¿realmente funcionan? ¿son malos para el bebé?

Los niños lloran, y es algo natural sobre todo cuando son muy pequeños. El llanto es una forma natural de mostrar a los adultos que necesitan algo. Al no poder hablar, el llanto es lo más utilizado para poder comunicar que necesitan por ejemplo comer. Si aunque sacies sus necesidades básicas tu bebé sigue llorando y no puedes calmarlo, existe una técnica que utilizan muchos padres: el ruido blanco. Este ruido blanco les gusta mucho a los bebés porque se asemeja mucho al que ellos sienten cuando durante el embarazo, cuando están dentro de la madre. El útero y las contracciones suelen tener el sonido de muchos sonidos blancos, con forma constante y muy monótona. Pero, ¿qué es realmente el ruido blanco? ¿Calma de verdad a los bebés?

Video por Diamar Dominguez

Los bebés cuando son muy pequeños suelen llorar con mucha más frecuencia. Los llantos desconsolados pueden llegar a ser a veces para los padres un quebradero de cabeza. Una forma de calmarlos cada vez más extendida es el ruido blanco. El ruido blanco es cuando le ponemos a los bebés ruidos constantes como los que producen los ventiladores, extractores de campana, lavadoras, aspiradoras...Este tipo de ruidos sencillos y sin alteraciones en el sonido los hacen una nana de lo más efectiva para los peques. Otro truco es dejar a los bebés junto a una radio que no sintonice con ningún canal o dejarlos cerca del sonido del televisor. Este tipo de ruidos constantes les deja tranquilos y hace que el llanto pare. Por eso, seguro que te suena que algún padre ha conseguid dormir al bebé en el coche. El sonido de los coches también son muy tranquilos y constantes lo que hace que los bebés se duerman más fácilmente en el trayecto.

¿Qué hacer cuando ni el ruido blanco para el llanto?

Cuando un bebé está llorando debes saber que lo hacen porque necesitan algo en concreto. Revisa el pañal, ten en cuenta si es la hora de la comida, o que pueda estar molesto por los gases. Es su manera de comunicarse con los adultos y decirles que no están bien. Es cierto que cada bebé es un mundo y que los padres son los que mejor conocen a sus hijos. Muchas veces lloran simplemente porque están cansados o porque necesitan mimos. Mécelo un rato en brazos y dale cariño. El calor de los padres les hace sentir en calma y suelen dejar de llorar.

Lo primero es tener paciencia, pero es cierto que hay pequeños objetos que te ayudarán a calmarlo y que descanse:

  • Estrellas en la cuna: los juguetes que proyectan luces con estrellas en la habitación les ayuda a dormir. El movimiento de las estrellas les ayuda a calmarse mucho antes. Est tipo de juguetes suelen venir con músicas relajantes para los peques.
  • Toallas o mantas suaves: siempre usa textiles que no les incomoden y que sean muy suaves. Las mantas calentitas si hace frío y que tengan una cuna bien acondicionada hacen que se sientan más cómodos.
  • Mantenlo en la temperatura adecuada: los bebés necesitan estar con la temperatura adecuada. Cuando el bebé no siente bien llora, y muchas veces es por problemas de temperatura.
  • Juguetes: haz que se sienta seguro y con algunos juguetes a su alrededor. Cuando duermen solos y notan alguna presencia cerca como la de un peluche están más cómodos.

¿Afecta negativamente este tipo de sonido al bebé?

No existe ningún tipo de estudio que diga que es perjudicial para el bebé utilizar sonidos como los del ruido blanco para calmarlos. Al final se trata de ruidos cotidianos que también estarán en su día a día. Aunque es cierto que se recomienda no abusar de estos sonidos o utilizarlos cuando no sea necesario. Sobre todo porque cuando el bebé está expuesto mucho tiempo a ruido blanco, deja de tener estímulos auditivos. Esto puede afectar a su capacidad auditiva, a la hora de escuchar y aprender a oír todos los sonidos. Al estar inmerso en el ruido blanco, el bebé no escucha nada más, por eso se recomienda que no lo dejemos con este tipo de ruidos demasiadas horas al día. Existen máquinas que simulan el ruido blanco específicas para bebés, pero no te las recomendamos. Lo ideal es que cuando el bebé llore intentes calmarlo de forma natural, ya que será lo más saludable para ellos.

Además:
Música relajante para bebés: la clave para calmar a los más pequeños
Las canciones para dormir que más relajarán a tus hijos
Cólico del lactante: cómo actuar si sospechas que tu bebé los sufre