Inicio / Maternidad / Bebés y niños / Consejos para los cuidados del bebé durante el segundo mes

Consejos para los cuidados del bebé durante el segundo mes

Publicado por Redacción enfemenino
Publicado en 24 de abril de 2015

Se trata de una época en la que comienza a haber una mayor interacción con los papás. Verás cómo el pequeño está mucho más espabilado, comienza a seguir objetos con la mirada e incluso te dedica alguna sonrisita.

Durante esta época el bebé comienza a escuchar algún que otro ruido y empieza a emitir sus primeros sonidos. Notarás que está mucho más despierto y espabilado porque precisamente durante este segundo mes es cuando comienzan a mantener la cabeza erguida por más tiempo y a moverse por sí solos, por ejemplo pueden estar boca arriba y querer girarse hacia un lado. Por este motivo, hay que permanecer más alerta que nunca y no dejarles solos ni la cama de los padres ni en el cambiador porque podrían rodar y caer al suelo.

La evolución que presenta el pequeño durante esta época es bastante notable ya que comienzan a fijar sus ojos en objetos a seguirlos con la mirada, a sonreir y emitir soniditos. Incluso, podrás ver sus primeras sonrisas y cómo te responde a las tuyas, así como cuando le hables. Se irá sintiendo cada vez más estimulado.

Asimismo, es el momento de comenzar a sostener objetos ligeros con las manos y uno de los datos más curiosos es que les encanta la hora del baño. Los bebés con este tiempo también son muy sensibles a las caricias y a los masajes y su alimentación suele rondar de los 700 ml a 800 ml de leche materna al día, que corresponde a 5 o 6 biberones. Notarás cómo el bebé ya tiene experiencia succionando por lo que la toma de cada pecho lo normal es que dure unos 10 minutos.

Calendario de vacunación, ¡siempre al día!

El calendario de vacunas se convertirá en uno de los básicos durante varios meses por lo que tienes que seguirlo con minuciosidad junto a su pediatra, éstas serán, al fin y al cabo, las que marquen sus revisiones médicas (debes tener en cuenta que algunas vacunas son obligatorias y otras recomendadas).

Durante sus primeros días de vida, el bebé recibe la primera dosis de la vacuna de Hepatitis B que consta de una segunda dosis que se administra durante el segundo mes. Asimismo, en la revisión de los dos meses es cuando se les protege también frente a la difteria, el tétanos, la tosferina, el haemophilus influenzae tipo B y la poliomielitis con una vacuna combinada en la que se engloban todas éstas); la vacuna más común es la que se conoce como pentavalente pero durante esta etapa también se les administra la primera dosis de la vacuna frente al meningococo C.

Aunque no están incluidas en el calendario de vacunación oficial actualmente, la Asociación Española de Pediatría recomienda la vacunación frente al neumococo y el rotavirus. Aunque debes de saber que a partir del 2016 todas las Comunidades Autónomas incluirán en su calendario la vacuna frente al neumococo (actualmente solo la contemplan algunas comunidades).

Por otro lado, la primera dosis de la vacuna frente al rotavirus, el principal responsable de la mayoría de las diarreas y gastroenteritis de los niños menores de 2 años, se aplica entre las semanas 6 y 12, y es una de las más fáciles de administrar ya que se realiza por vía oral.

Pequeñas preocupaciones: no te dejes vencer por el miedo

Como te adelantábamos, probablemente tu bebé tendrá cólicos del lactante. Son dolorosos, pero es algo muy normal que les ocurre a la gran mayoría de los bebés. Gritará, llorará, pateleará... pero no puedes hacer más que mantener la calma y armarte de paciencia. Estos cólicos duran poco y se recomienda que le reconfortes con caricias y suaves masajes. Es un problema que normalmente, suele desaparecer a finales del tercer mes.

Para evitar que el culito se irrite los expertos recomiendan cambiarle a menudo el pañal y limpiarle con toallitas ultrasuaves, también existen cremas especializadas que le ayudarán a mantener su piel en buen estado. Es muy común que puedan aparecer eccemas que a menudo suelen estar localizados en las mejillas, las manos, los tobillos, las muñecas y los codos, para tratar estos casos existen cremas específicas que ayudan a calmar y eliminar la sensación de picor.

En cuanto a los llantos, muchas veces no encontrarás una razón aparente y notarás que al final del día los lloros son bastante frecuentes pero al mismo tiempo se sirven como una vía de escape para el bebé y ayudarán al pequeño a aliviarse de las presiones del día. No olvides que el llanto es su único medio de comunicación.

El insomnio del bebé

Tu bebé da un gran paso que concierne a su desarrollo cognoscitivo y su raciocinio, y permanece atenta porque verás cómo sus períodos de insomnio serán cada vez más largos. El bebé durante este mes es muy receptivo y aunque todavía sólo emita pequeños gritos podemos decir que ya está aprendiendo a hablar. Es por eso que los juegos de lenguaje son un medio excelente para contribuir a su despertar y crear lazos afectivos.



Y además:
Consejos para padres primerizos: todo lo que debéis saber sobre los recién nacidos
El primer mes del bebé: ¿qué cuidados son necesarios en esta época?

Puede interesarte