Inicio / Maternidad / Bebés y niños / ¿Por qué no debes obligar a tus hijos a dar besos?

© iStock
Maternidad

¿Por qué no debes obligar a tus hijos a dar besos?

Terry Gragera
por Terry Gragera Publicado en 27 de marzo de 2017
557 compartidos

Las estadísticas son demasiado duras: uno de cada cinco niños sufrirá abuso sexual antes de su mayoría de edad. Una de las recomendaciones para proteger a tu hijo es hacerle saber, desde pequeño, que su cuerpo le pertenece y ahí entran las manifestaciones de cariño deseadas y no deseadas, como los besos. Aunque te parezca intrascendente, tiene más importancia de la que crees.

Siete de cada diez abusos sexuales se producen en menores. Son cifras escalofriantes que no nos pueden dejar indiferentes. Sobre todo, porque la mayor parte de los abusos se producen en entornos de confianza para los padres o el niño: bien la propia familia u otros donde, en principio, parecería que están seguros. Para un niño que sufre abuso sexual las consecuencias son terribles: ansiedad, depresión, sentimientos de culpa, trastornos alimentarios, problemas de inadaptación social, fracaso escolar, abuso de sustancias, intentos de suicidio...

Su cuerpo le pertenece

Desde muy pequeño, el niño ha de tener conciencia de que su cuerpo le pertenece y de que nadie puede obligarlo a hacer con él algo que no quiera. Cada niño tiene derecho a la intimidad que reclame, por ejemplo, cuando se está cambiando de ropa, cuando se ducha... Y también puede negarse a besar a alguien (ya sea conocido o desconocido). Sin embargo, los adultos solemos "obligarlos", por cortesía, a besar a extraños aun cuando dicen que no. No obstante, hay muchas formas de saludar educadamente sin necesidad de contacto físico, y si el niño no desea tenerlo hay que respetarlo. Tampoco se debe afear su reacción cuando no quiera que un adulto le haga cosquillas, le abrace o algo similar. Es una forma para que interiorice que es él quien tiene el poder sobre su cuerpo y que nadie puede obligarlo a algo que no desea. Es una manera de prepararlo para que pueda decir "NO" si se encuentra ante un riesgo de abuso.

Una conversación muy difícil

Posiblemente es una de las conversaciones más difíciles que vas a tener con tus hijos. ¿Cómo hablarles de que hay personas que pueden abusar de ellos sin romper el mundo mágico de la infancia? Es difícil y muy duro, pero debes hacerlo y cuanto antes, porque los abusos sexuales pueden comenzar muy pronto. Uno de cada cinco menores que los sufre tiene menos de 9 años. Para ayudarte, puedes seguir algunos consejos, como la Regla de Kiko, que te enseña a poner pautas claras que podrán hacer suyas tus niños para protegerse frente al abuso sexual.

No obstante, aunque adviertas a tus hijos, debes mantenerte siempre vigilante. Si tu hijo debe quedarse a solas con un adulto, aparece de repente en algún momento; revisa su actitud cuando acabe de estar con él y ante cualquier cambio importante de actitud, indaga. Por desgracia, cuando son víctimas de abuso sexual, el 90% de los niños no suelen contárselo a nadie, por lo que tampoco reciben la ayuda que tanto necesitan. Procura mantener con tu hijo una conversación cercana siempre y no tengas tabúes. Si le das seguridad y autoestima, es más probable que pueda protegerse.

Relacionados: Frases para motivar a los niños

Frases para motivar a los niños © iStock

Y además:
"It happens", el proyecto que muestra el sufrimiento de las supervivientes a un abuso sexual
Cómo evitar que tu hijo sufra acoso en Internet

por Terry Gragera 557 compartidos

Puede interesarte