Inicio / Belleza / Cabello / 15 problemas que solo las chicas con flequillo entienden

© Jean Louis David
Belleza

15 problemas que solo las chicas con flequillo entienden

Ana Santos
por Ana Santos Publicado en 9 de febrero de 2015
677 compartidos

¿Cuántas veces has dicho eso de "el flequillo no es para mí"? Al contrario de lo que algunas pensáis, el flequillo es apto para cualquier tipo de cabello, se puede cortar de diversas maneras y adaptarse a todas las texturas y formas del rostro. Eso sí, antes de decidirte a cortarte el flequillo, deberías de conocer los problemas que este te puede plantear ¿Preparada?

El flequillo es una de las tendencias que no pasa de moda por mucho que pase el tiempo. Si buscas un corte de pelo que te aporte un toque juvenil, esta es la opción perfecta, tanto para chicas más jóvenes, como para mujeres más maduras. Lo bueno del flequillo es que da mucho juego, lo único que tienes que encontrar es aquel corte que encaje con tu forma del rostro y con tu tipo de cabello. Si quieres cambiar de look, esta es tu opción, aunque antes quizás debas saber los problemas que puede acarrear el flequillo. ¡Quédate y te los contamos!

Relacionados: Consigue un flequillo de cine

© Sipa

1. Entras en pánico cuando ves que te ha crecido demasiado

El flequillo requiere un cuidado especial, deberás estar pendiente para cortarlo cuando pierda su forma. Las que ya lucis flequillo, ya sabéis que ¡crece demasiado rápido! Cuando empezáis a entrecerrar los ojos, porque os molesta el cabello, ha llegado el momento de pasar por la peluquería.

2. No haces más que comprobar que está en su sitio cada 5 minutos

Cualquier oportunidad es buena para ver si nuestro flequillo se ha despeinado. Mirarnos en el reflejo de la ventana, en el cristal de la puerta, en la pantalla del microondas o la del ordenador, lo hacemos incoscientemente, pero tenemos que comprobarlo.

3. No apto para el sudor

Las estaciones cálidas son las que más problemas nos dan a la hora de llevar flequillo. Los incómodos granitos en la frente, debido al sudor, son algunos de los inconvenientes más comunes. En el momento en el que empezamos a sudar, por poco que sea, veremos el efecto frizz en nuestro cabello.

4. El flequillo es un accesorio personal

Al igual que cualquier otro complemento de nuestro look, el flequillo no puede ser menos. El hecho de llevarlo o no cambiará por completo nuestro estilo, aportándole un extra de carácter. Por eso debemos de prestarle tanta antención, para que esté perfecto ante cualquier situación.

5. Muy útil para camuflarnos

Ante una situación de crisis, no tienes de qué preocuparte, el flequillo te permite camuflarte y esconder algún gesto que se nos escape. Si eres tímida, el flequillo te echará un cable.

6. Una vez que hayas cortado...

Cortarte tú misma el flequillo quizás no sea una buena idea si no tienes nociones de peluquería. Tienes que ser cosciente del caos que puedes provocar si cortas de más de la cuenta tu cabello, ya que reconducirlo después será prácticamente imposible, por lo que ¡fíate de tu peluquero!

7. Puede llegar a convertirse en tu peor enemigo

Una vez que luces un flequillo no quiere decir que te tengas que convertir en una maniática que dedique muchas horas a peinarlo, pero sí que debes de saber que requiere de un cuidado especial, ya que siempre tiene que lucir limpio y peinado.

8. Un peluquero puede llegar a conocerte mejor que tu propia madre

Encontrar un peluquero que te entienda ¡es un tesoro! Una vez que das con él, no pruebas nada más, por lo que cada vez que vas a la peluquería a sanear tu cabello o a dar forma a tu flequillo, ya sabe lo que quieres y te deja perfecta. Si hemos hecho algún cambio en nuestro cabello lo notará, se podría decir que nos conoce mejor que nuestra madre.

9. El pelo graso es tu peor enemigo

En realidad no hay mucho que podamos hacer cuando tenemos el pelo graso. Encontrarnos en una etapa de nervios, de exámenes, o el propio calor hace que nuestro pelo esté más graso de lo normal. En el caso de que llevemos flequillo, la cosa se complica, ya que no es bueno estar lavando nuestro cabello todos los días y no es de recibo lucir un flequillo sucio. Para evitarlo, el champú seco se convertirá en tu mejor aliado ¡menos mal!

10. La depilación de tus cejas deja de ser prioritaria

Antes de llevar flequillo, las cejas eran un elemento esencial de tu look, pero lo cierto es que desde el momento en el que decides cortarte el flequillo, las cejas se convierten en algo secundario, no tienes que preocuparte en exceso de si las llevas perfectamente depiladas, ya que el cabello las va a cubrir.

11. A menudo piensas en deshacerte del flequillo

Cuando llevas una temporada luciendo flequillo, más de una vez se te pasa por la cabeza deshacerte de él, pero pronto te das cuenta de que lo vas a echar en falta. Lo cierto es que es un elemento que ya ha pasado a formar parte de tu identidad y de tu estilismo, y puede ocurrirte que te sientas desnuda si te deshicieras de él.

12. El secador y la plancha se convertirán en tus mejores aliados

Ya no concibes tu vida sin tener a mano tu secador o tu plancha del pelo. Son los únicos que te permitirán tener el flequillo siempre perfecto y a punto, por lo que no puedes olvidarlos en ninguno de tus viajes, ¡llévatelos contigo allá donde vayas!

13. El flequillo está irremediablemente de moda

Mires donde mires verás a chicas con flequillo. Durante este año seguirá siendo tendencia y eso quiere decir que encontrarás a muchas aliadas entre la multitud con las que te verás reflejada y podrás compartir trucos y consejos sobre vuestros respectivos flequillos.

​© ​Rebloggy.com

Llega un momento en el que te cansas de tener que recurrir a lavarte el flequillo con la cabeza inclinada sobre el lavabo. Desde que descubriste el champú seco, te sientes mejor. Es el aliado perfecto para sacarte de un apuro sin tener que recurrir a lavar y secar todo tu cabello, con el tiempo que eso conlleva.

15. Cuando el flequillo luce perfecto, ¡te sientes la más bella!

Pese a todos los problemas que surgen en el día a día con el flequillo, todo se nos olvida cuando está recién lavado, seco y peinado. Cuando luce perfecto, solo necesitamos aplicarnos nuestro eyeliner, colocarnos nuestros tacones de aguja, y ¡listo! Ya estás lista para salir a cualquier sitio.

Y además:
Atrévete con un bonito flequillo
Limpieza en seco: presume de melena sin mojarte

por Ana Santos 677 compartidos

Puede interesarte